Día Mundial de la salud mental: La huella del coronavirus

Día Mundial de la salud mental: La huella del coronavirus
3
Se lee en minutos

La depresión es la enfermedad más frecuente en todo el mundo y, según la Organización Mundial de la Salud, afecta a 264  millones de personas de todo el mundo. El organismo de la ONU señala que, en 2030, este trastorno del estado anímico será la primera causa de discapacidad en jóvenes y adultos.

“Esto tiene que ver con aspectos culturales de las sociedades modernas, donde se ha minusvalorado la familia, el grupo, la relación de ayuda mutua…Y se ha potenciado con el uso de las nuevas tecnologías, con la que te aíslas y eres tú contigo mismo”, dice el presidente de la Asociación Española de Enfermería de Salud Mental (AEESME), Francisco Megías-Lizancos.

Te puede interesar: Suicidio: la pandemia silenciosa

Aunque en la actualidad la depresión tiene tratamientos eficaces, más de la mitad de los afectados, de acuerdo a los datos de la OMS, no los recibe. Entre las causas: falta de recursos, personal sanitario capacitado y el estigma.

El estigma social de las enfermedades mentales, que sigo hoy latente, es el principal lastre en el diagnóstico, tardío o, incluso, con una evaluación errónea. “Muchas veces nos cuesta aclarar la emoción que estamos sintiendo. Por eso, uno de los trabajos de las enfermeras es la promoción de la salud mental y la prevención”, cuenta a Buscandorespuestas Rubén Chacón-Cabanillas, enfermero especialista en salud mental y miembro de AEESME.

“Es importante que en los centros educativos los niños y adolescentes, antes de saber poner nombre a las enfermedades mentales, trabajen la autoestima, el control de los impulsos… Desde una actitud de escucha y acompañamiento”, asegura. “Ofrecer alternativas y soluciones intentando disminuir las reacciones medicalizadas y, sobre todo, buscar otros recursos donde la enfermera tiene esa capacidad de acompañamiento”.

El suicidio: principal causa de muerte en jóvenes

En el peor de los casos, la depresión puede a llevar al suicidio. Y, es que, según ha alertado el Colegio Oficial de la Psicología de Madrid, han aumentado un 250% las tentativas de suicidio y autolesión a causa de la pandemia.

“Creo que la prevención no sería posible si no atendemos y escuchamos a aquellas personas que han sido impactadas por el drama del suicidio. Es por esto por el que los profesionales no tenemos que tener miedo a pedir su ayuda. Tenemos que escucharles y tenerles en cuenta porque es una manera de entender la realidad del suicidio”, advierte Pedro Rodríguez Sánchez, Junta de Gobierno del Colegio Oficial de la Psicología de Madrid, durante la iniciativa ‘Hablemos de… Suicidio’.

Los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) recoge que en el año 2019 3.671 personas se suicidaron en España, convirtiéndose en la principal causa de muerte entre jóvenes de 15 a 29 años.

Día Mundial de la Salud Mental

Este domingo, 10 de octubre, se celebra el Día Mundial de la Salud Mental que este año, y aún con la pandemia del coronavirus, tiene el lema ‘Atención de salud mental para todos: hagámosla realidad’.

“Reivindicamos que en todas las Comunidades Autónomas se cree la categoría profesional de enfermeras especialistas en salud mental”, señala el profesor Francisco Megías-Lizancos, presidente de AEESME. “Y que todos los puestos de enfermerías en todas las unidades de salud mental sean cubiertos por enfermeras especialistas”, prosigue.

Esta categoría solo está creada en varias Comunidades Autónomas como Murcia, Galicia o Extremadura. Megías-Lizancos insiste en que la categorización profesional será fundamental para garantizar la mejor atención. “Se requiere calidad en los cuidados de salud mental y será mejor si los responsables son especializados en esa cuestión”, dice. Aunque “hay enfermeras generalistas con mucho tiempo de trabajo que lo hacen muy bien y con suficiente conocimiento”.

Noticias relacionadas

Pero, el profesor insiste: “Si no son especialistas no hay calidad de cuidados”.

En el Día Mundial de la Salud Mental se pone hincapié en algunos grupos como los trabajadores de salud, ya que un estudio de Estados Unidos alerta del riesgo de suicidio entre las enfermeras, lo más jóvenes, las personas que viven solas y personas con afecciones mentales.