Enfermedades de transmisión sexual: Síntomas más comunes, tratamiento y prevención

Enfermedades de transmisión sexual: Síntomas más comunes, tratamiento y prevención
4
Se lee en minutos

Las infecciones de transmisión sexual (ITS) están aumentando en nuestro país y en otros países europeos de forma alarmante desde el año 2002. Los datos recogidos por el Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III reflejan su alta prevalencia, incidencia y morbilidad, lo que las convierten en un auténtico problema de salud pública.

Estas infecciones se contagian a través de las relaciones sexuales no protegidas. Y su transmisión puede darse por mantener cualquier tipo de sexo, ya sea oral, anal o vaginal.

Te puede interesar: Virus del papiloma humano ¿es sólo una cuestión de mujeres?

Desde la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) advierten, además, que estas patologías afectan especialmente a colectivos vulnerables y a los más jóvenes.

Y pueden tener consecuencias importantes de salud a medio plazo si no se detectan y se tratan adecuadamente.

Enfermedades sin síntomas, pero con graves consecuencias

Los dermatólogos insisten en un problema añadido que tienen algunas de estas patologías sexuales, y es que, como en el caso de la clamidia, no presentan síntomas ni lesiones visibles, por lo que hay que ser proactivo en su identificación y diagnóstico.

Además, algunas ITS incrementan el riesgo de contagio de la infección por VIH al compartir mecanismos de transmisión.

«Hay una clara disminución del uso del preservativo por causas multifactoriales: la falta de educación sexual, el número de parejas sexuales, la falta de percepción del riesgo que ocasiona el consumo de drogas y alcohol, etc. Sin embargo, es clave recuperar su uso y concienciar a los más jóvenes sobre las diferentes ITS y su forma de transmisión», afirma la doctora Alicia Comunión, coordinadora del Grupo para la investigación de las ETS y Sida de la Academia Española de Dermatología (AEDV).

La experta insiste además en que «la sociedad sepa que estas infecciones pueden pasar desapercibidas es fundamental».

¿Qué debemos saber de las ITS?

Cada día en el mundo, un millón de personas contraen una enfermedad de transmisión sexual.  Ante esta realidad los especialistas en infecciones de trasmisión sexual explican algunos conceptos básicos para su prevención.

  • Lo primero es que la piel es el órgano que más rápidamente manifiesta el contagio de las ITS, y lo hace a través de síntomas genitales y también de síntomas extragenitales.

  • Te puedes contagiar por sexo vaginal, anal y oral.

  • El total de casos notificados en 2019 fue de 12.359 por infección gonocócica, 5.822 por sífilis, 17.718 por Chlamydia trachomatis y 453 relacionados con linfogranuloma venéreo.

  • En el caso de la clamidia, su incidencia presenta un incremento constante en los últimos cuatro años con una tasa de 44,18 por 100.000 habitantes. De ellos, el 84% de los casos corresponden a mujeres menores de 35 años.

  • No hay que olvidar que la clamidia puede provocar infertilidad, embarazos ectópicos, la enfermedad pélvica inflamatoria en las mujeres. En el caso de los hombres, puede llevarlos a padecer una infección testicular dolorosa.

  • Otro de las infecciones es el virus del papiloma humano (VPH), la ITS más frecuente. Existen más de 40 tipos que pueden afectar a la zona genital, anal o bucal, tanto en hombres como en mujeres.

Es importante saber que la infección por algunos tipos de VPH puede asociarse a la aparición de cáncer genital.

  • La sífilis ha crecido un 18,4% desde el 2016 y la falta de sintomatología puede dificultar su diagnóstico y derivar en problemas graves a largo plazo, como trastornos cardíacos, cerebrales y osteoarticulares.

  • La infección por el VIH sigue siendo un gran problema de salud global. Actualmente hay una estabilización en los nuevos casos. Sin embargo, sí es preocupante el número de diagnósticos tardíos, lo que hace indispensable incrementar los cribados del VIH.

  • Muchos casos de VIH aparecen en personas que presentan otras infecciones de transmisión sexual.

Consejos para la prevención

Los dermatólogos de la AEDV subrayan que las ITS que no se diagnostican ni se tratan pueden dejar secuelas en las personas que las sufren. Afortunadamente, hay formas de eliminar este riesgo a través de dos fórmulas: un tratamiento eficaz y una correcta prevención.

Noticias relacionadas

Por ello los especialistas aconsejan:

  • Si crees que tienes síntomas de una ITS consulta con tu médico. El dermatólogo es el especialista que trata las infecciones de transmisión sexual de forma conjunta con otras especialidades.

  • Si no tienes síntomas, pero has mantenido relaciones sexuales sin protección acude a tu médico especialista para realizar pruebas y descartar infecciones.

  • Usar el preservativo sigue siendo la manera más eficaz de evitar una infección de transmisión sexual.

  • Para prevenir la infección por VPH, se aconseja la vacunación a niñas y niños de entre 12 y 13 años que todavía no han mantenido relaciones sexuales. No obstante, los varones y las mujeres de más edad también pueden beneficiarse de la vacunación.

  • La hepatitis B también se puede prevenir gracias a una vacuna. Consulta a tu médico.

  • Plantéate que, si os protegéis para evitar un embarazo no deseado, ¿por qué no hacerlo de igual manera para evitar una ITS?

  • Evita mantener relaciones sexuales bajo los efectos del alcohol y/o drogas, ya que se pierde la noción del riesgo.