Depresión y problemas bucodentales: ¿hay relación?

Depresión y problemas bucodentales: ¿hay relación?
2
Se lee en minutos

Según los datos ofrecidos en el Libro Blanco de la Depresión y Suicidio 2020, la depresión es la enfermedad mental más prevalente en nuestro país.

La última encuesta de salud llevada a cabo en nuestro país en el año 2017 unos 3 millones de españoles habían sido diagnosticados de depresión, un 6,68% de la población.

Te puede interesar: Ocho consejos para mantener tu salud bucal en verano

A estos datos habría que sumarles un importante porcentaje de población, alrededor del 58%, que, pese a tener síntomas de depresión no han acudido a un profesional médico a pedir ayuda y, por lo tanto, no están diagnosticados.

Teniendo en cuenta que estos largos meses de pandemia por la Covid-19 han hecho mella en la salud mental de muchos, los especialistas tienen claro que la depresión ha aumentado de forma considerable.

Lo que muchos probablemente desconozcan es que, además de las consecuencias ya sabidas de este tipo de trastorno (tristeza, ansiedad, problemas de sueño…), la depresión tiene una relación directa con los problemas bucodentales.

Como explican desde el Consejo General de Dentistas, el paciente con depresión está sometido a una serie de factores de riesgo que aumentan la probabilidad de desarrollar enfermedades bucodentales. Así:

  • El 61% de los pacientes con depresión sufre dolor dental y el 50% considera que no tiene una buena salud oral.

  • Tener depresión aumenta los niveles sanguíneos de cortisol e incrementa el riesgo de enfermedad periodontal.

  • La depresión puede originar desórdenes en la articulación temporomandibular, con dolor y limitación de movimientos.

  • Igualmente, tiene un componente inflamatorio que puede agravarse en presencia de otros como la enfermedad periodontal.

  • También hay que tener en cuenta los efectos secundarios de los antidepresivos que en algunos casos pueden aumentar el riesgo de caries y de patología periodontal.

  • Por último, muchos de los pacientes con depresión tienen un alto riesgo de hábitos nocivos (tabaco, alcohol, drogas, etc.) todos ellos perjudiciales para la salud oral.

Debido a su propio estado, hay veces que el paciente descuida su higiene general y su cuidado bucodental en particular.

«En algunos casos, el paciente recurre a una dieta inadecuada, abandona sus revisiones odontológicas y entra en un ciclo de descuido oral. Además, la mayoría de los medicamentos antidepresivos originan una disminución en la producción de la saliva, situación que empeora el control de una adecuada salud bucal», afirma el doctor Óscar Castro Reino, presidente del Consejo General de Dentistas.

Por todo ello, el especialistas de la Organización Colegial insiste en la importancia de que los pacientes con depresión acudan al dentista, «ya que este tipo de enfermedad puede incrementar los problemas bucodentales y la necesidad de realizar distintos tratamientos», asegura.

Te puede interesar: Extraer las muelas del juicio puede mejorar la función del gusto a largo plazo

Noticias relacionadas

Igualmente, es importante realizar un correcto cepillado, al menos dos veces al día con pasta fluorada, para evitar el acúmulo de la placa bacteriana y la aparición de caries y patología periodontal.

Además, se recomienda evitar los productos precocinados o envasados, así como la ingesta abundante de bebidas carbonatadas, ya que provocan caries y sobrepeso en este tipo de pacientes que suelen ser sedentarios.