La diabetes nos hace más vulnerables a padecer Parkinson

La diabetes nos hace más vulnerables a padecer Parkinson
4
Se lee en minutos

Numerosos estudios, tanto epidemiológicos como experimentales, han mostrado recientemente la existencia de una asociación entre las enfermedades metabólicas, como la diabetes, y las neurodegenerativas.

Ahora, expertos del Centro de Investigación Biomédica en Red de Diabetes y Enfermedades Metabólicas Asociadas (CIBERDEM) han descubierto, en base a estudios con animales, como la diabetes altera la neurotransmisión de la dopamina y aumenta la vulnerabilidad al daño neurodegenerativo que conduce al deterioro motor, detallando así un posible mecanismo de acción que explicaría como la preexistencia de diabetes aumenta el riesgo de desarrollar enfermedad de Parkinson.

Te puede interesar: Trasplantes fecales: ¿servirán para curar el Párkinson, Alzheimer…?

Estos resultados se han presentado en el XXXII Congreso de la Sociedad Española de Diabetes (SED).

Diabetes y Parkinson

En concreto, el doctor Mario Vallejo Fernández de la Reguera, director del Instituto de Investigaciones Biomédicas Alberto Sols, muestra la vulnerabilidad de las neuronas dopaminérgicas nigroestriatales por hiperglucemia, sugiriendo una posible conexión entre diabetes y enfermedad de Parkinson.

Los trabajos desarrollados por su grupo de investigación del CIBERDEM han tratado de determinar si la diabetes produce alteraciones a nivel cerebral en los mecanismos de neurotransmisión de las neuronas nigroestriatales que contienen dopamina, que son aquellas cuya degeneración es responsable de la enfermedad de Parkinson.

Utilizando modelos de diabetes tipo 1 y tipo 2 en ratón, han descubierto que «la diabetes produce alteraciones relacionadas con un aumento del estrés oxidativo en el cerebro, que se acompañan de una disminución de los niveles de dopamina», afirma el doctor Mario Vallejo.

Además, según añade este investigador, «los ratones diabéticos muestran una alteración en los niveles de proteínas cerebrales implicadas en la regulación de la neurotransmisión por dopamina, cuya liberación en respuesta a un estímulo es consecuentemente anómala en estos animales».

Igualmente, han comprobado que la diabetes aumenta la vulnerabilidad de las neuronas dopaminérgicas a agentes que inducen neurodegeneración, «contribuyendo a la aparición de deterioro motor», apunta el experto de CIBERDEM.

Vitamina D y desarrollo de diabetes

Durante el congreso sobre la diabetes también se han dado a conocer nuevos hallazgos sobre la relación entre la deficiencia de vitamina D y el riesgo de desarrollar diabetes.

Y es que, aunque es conocido que la deficiencia de vitamina D está asociada a una mayor incidencia de diabetes, los efectos beneficiosos de los tratamientos con suplementos de vitamina D en la prevención a desarrollar diabetes siguen resultando controvertidos. Como explica la doctora Alba Casellas, investigadora del CIBERDEM, «las acciones de la vitamina D están mediadas por su propio receptor (el receptor de la vitamina D -VDR-), en el que también se han descrito polimorfismos asociados a diabetes. Sin embargo, la participación de VDR en el desarrollo de diabetes, concretamente en las células β pancreáticas (encargadas de producir insulina), era hasta el momento desconocida.

Pero un estudio ha logrado determinar el papel de este receptor de la vitamina D en las células β durante el proceso diabético.

«Los resultados de nuestro ensayo muestran que la expresión de VDR está claramente disminuida en ratones diabéticos (tanto en aquellos con diabetes tipo 1 como en los que tenían diabetes tipo 2)», asegura la doctora Casellas.

Además, se ha comprobado como la sobreexpresión del receptor de la vitamina D-VDR en células β ofrece una protección frente a la diabetes tipo 1 y tipo 2; en concreto, los ratones transgénicos con una VDR alta tienen un riesgo inferior de desarrollar diabetes mellitus tipo 1 tipo 2.

De esta manera, como concluye la autora principal de esta investigación, «el mantenimiento de la expresión de VDR podría ser esencial para contrarrestar el daño de las células β en el proceso diabético”.

Por ello, según aconseja, «para tratar de contrarrestar el proceso diabético es indispensable un mejor conocimiento de los mecanismos subyacentes a la regulación negativa del VDR durante la diabetes y proceder a la restauración de los niveles de VDR».

Nuevas evidencias del estudio di@bet.es

Por último, en el XXXII Congreso de la Sociedad Española de Diabetes (SED) se han presentado los últimos datos sobre di@bet.es, el estudio sobre la incidencia de esta enfermedad metabólica en España.

La primera fase del estudio, realizada entre 2008 y 2010, determinó la prevalencia de diabetes en una muestra representativa de la población española adulta, que cubría la totalidad del territorio español, estableciéndose una prevalencia del 13,8 % (más de 4.5 millones).

Te puede interesar:

Posteriormente, en el año 2015, CIBERDEM puso en marcha la segunda fase del estudio di@bet.es, con el objetivo de determinar la incidencia de diabetes tipo 2 en España, así como los principales factores de riesgo asociados al desarrollo de la diabetes tipo 2.

Un total de 2.408 personas participaron en esta fase de seguimiento. Tras los ajustes por edad, sexo y forma de detección de la diabetes, se estimó una incidencia de diabetes en España de 11,6 casos/1.000 personas-año.

Esto significa que cada año aparecen alrededor de 386.000 nuevos casos de diabetes en la población adulta. Y es que el número de casos de diabetes conocidos son 3.7 casos/1.000 persona-año, mientras que la incidencia de diabetes no conocida, no diagnosticada, es de 7.9 casos/1.000 personas-año.

Noticias relacionadas

Los principales factores de riesgo que se han identificado asociados al desarrollo de diabetes son:

  • La presencia de prediabetes.

  • La edad avanzada.

  • Ser hombre.

  • La obesidad.

  • El incremento de peso.

  • Antecedentes familiares.