¿Qué pasa si estoy tomando pastillas para el colesterol y me contagio de Covid-19?

¿Qué pasa si estoy tomando pastillas para el colesterol y me contagio de Covid-19?
Se lee en minutos

En el inicio de la cuarta ola de la pandemia por coronavirus y con una campaña de vacunación que parece que va alzando el vuelo, se continúan realizando numerosos estudios para determinar los factores que provocan un peor pronóstico entre los pacientes ingresados por Covid-19.

Una de las especialidades más implicadas en este asunto es la medicina interna, cuyos profesionales están especialmente dedicados a la atención de la pandemia.

Así, un estudio de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) ha comparado las características clínicas, complicaciones y pronóstico de la enfermedad por COVID-19 entre pacientes que, antes de la infección, estaban siendo tratados con estatinas, un grupo de fármacos usados fundamentalmente para combatir los efectos del colesterol en sangre.

La conclusión es que mantener el tratamiento contra la hipercolesterolemia durante la hospitalización por Covid-19 reduce la necesidad de ventilación mecánica invasiva y la probabilidad de desarrollar síndrome de distrés respiratorio agudo, de sepsis y de fallo renal agudo.

De un total de 11.523 pacientes incluidos en el Registro SEMI-COVID y analizados para el estudio, un total de 2.921 habían recibido tratamiento previo con fármacos contra el colesterol en el momento de su admisión en el hospital, mientras que los 6.669 pacientes restantes no tenían tratamiento con estatinas previo.

De entre los que habían recibido terapia previa con estatinas, 1.130 mantuvieron dicha terapia con este tipo de fármacos durante la hospitalización por Covid-19. El resto, 1.791, no.

Al analizar ambos grupos se observó que en los pacientes que continuaron con el tratamiento con estatinas durante la hospitalización por COVID-19 se produjo una menor mortalidad por todas las causas, menor incidencia de lesión renal aguda y menor incidencia del Síndrome de Distrés Respiratorio Agudo.

Los porcentajes entre los dos grupos estudiados fueron los siguientes: Sólo un 5,35% de los pacientes que continuaron tomando las estatinas requirieron ventilación mecánica, frente al 8,57% de los que dejaron de tomarlas.

Además, hubo una menor incidencia de sepsis, 4,82% frente a 9,85%, en comparación con los pacientes que no continuaron recibiendo estatinas en el hospital.

Estos resultados están en línea de otros estudios que sugieren un posible papel beneficioso de los fármacos contra el colesterol en pacientes con coronavirus, según detallan los investigadores.

“La evidencia sugiere que las estatinas ejercen actividad antiviral y podrían bloquear la infectividad de los virus encapsulados”, indican. Además, sugieren que “las estatinas, como antiinflamatorios, juegan un papel crítico en la inhibición de la infección por coronavirus debido a sus efectos sobre el endotelio vascular”.

Pero los internistas advierten que no siempre es posible mantener el tratamiento para el hipercolesterolemia cuando un paciente ingresa a causa del coronavirus. Y una de las razones fundamentales son las posibles interacciones entre los fármacos contra el colesterol y los medicamentos utilizados para tratar la infección por SARS-CoV-2.

Noticias relacionadas

Los especialistas en medicina interna explican que, aunque estamos hablando de fármacos generalmente seguros, cuando la enfermedad que causa la Covid-19 se trata con medicamentos antirretrovirales o algunos antibióticos, se recomienda que los médicos al cargo presten especial atención a las posibles interacciones con estos fármacos.

Con todo, los investigadores reiteran que se necesitan más estudios prospectivos y ensayos clínicos para evaluar los efectos del tratamiento con estatinas en pacientes con COVID-19 y establecer los mecanismos a través de los cuales las estatinas ejercen estos posibles efectos beneficiosos.