Sólo 1 de cada 9 españoles se declaran dispuestos a ponerse la vacuna en cuanto esté lista

Un atisbo de esperanza ha irrumpido a nivel mundial en un 2020 muy complicado: hay una vacuna contra el coronavirus que, en principio, funciona.

Sólo 1 de cada 9 españoles se declaran dispuestos a ponerse la vacuna en cuanto esté lista
Se lee en minutos

El Periódico

Un atisbo de esperanza ha irrumpido a nivel mundial en un 2020 muy complicado: hay una vacuna contra el coronavirus que, en principio, funciona. Se trata probablemente de la noticia más esperada desde hace 8 meses por todo el planeta, que se ve sacudido por las embestidas del virus que vino de China y que tanto ha modificado nuestra vida y costumbres.

Pero a pesar de ser la mejor noticia que podríamos recibir, algunos estudios de opinión revelan que no todo el mundo está dispuesto a ponerse la primera vacuna que se desarrolle contra el SARS-COV2. En concreto, sólo el 13% de los españoles se vacunarían «inmediatamente» una vez que estuviera disponible la vacuna contra el coronavirus, según revela una encuesta realizada por la compañía de análisis de opinión IPSOS.

Según el sondeo, realizado a principios de octubre a unas 18.526 personas de 16 a 74 años, en todo el mundo, el porcentaje de personas que estarían dispuestas a vacunarse de forma inmediata es algo mayor, un 22%.

El 38% de los españoles se vacunaría tres meses después de la llegada de la vacuna. Sin embargo, la mayoría de los españoles preferiría esperar más tiempo para vacunarse, 6 de cada 10 lo haría en un plazo de 1 año.

¿Las razones de esta reticencia? La velocidad a la que los investigadores tratan de sacar adelante un método de protección frente a la Covid-19. Al 48% de los españoles no les convence la rapidez con la que las farmacéuticas están realizando los ensayos clínicos.

Este porcentaje nos convierte en el primer país del mundo, junto con Brasil, que está más preocupado por este asunto.

El segundo motivo más común para no vacunarse, muy relacionado con el anterior, serían los posibles efectos secundarios que pudieran darse, razón que sitúa de nuevo a España (36%) entre los tres primeros países a nivel mundial más preocupados, únicamente por detrás de Japón (62%) y China (46%). Así, nuestro país se situaría como uno de los países menos receptivos a la hora de vacunarse.

Este estudio de opinión también revela que somos poco optimistas sobre la posibilidad de que la vacuna esté lista dentro de un año o año y medio. De hecho, más de la mitad de los españoles, 53%, no creen que haya vacuna en esas fechas, frente al 39% de escépticos que hay a nivel mundial.

Te puede interesar

Además, el 30% piensa que la vacuna podría estar disponible para mediados del 2021, y solo un 9% está convencido de que aún hay opciones para que esté en el mercado a finales de 2020.

Estas reticencias ante una posible vacuna contra el coronavirus contrastan con un dato más, y es el apoyo casi unánime de los españoles frente a las vacunas. Tan sólo un 3% de la población española afirma estar en contra de las vacunas en general, el índice más bajo de todos los países encuestados por IPSOS.