Diez principios para lograr un sistema sanitario viable y sostenible

El sector sanitario privado pide al Gobierno un plan urgente frente al rebrote de la pandemia

La Fundación IDIS presenta un Manifiesto con el objetivo de dar solución a los problemas que aquejan desde hace tiempo al sistema de salud

De izquierda a derecha Juan Abarca, Marta Villanueva y Ángel de Benito, presidente, directora y secretario general de la Fundación IDIS.

De izquierda a derecha Juan Abarca, Marta Villanueva y Ángel de Benito, presidente, directora y secretario general de la Fundación IDIS.

2
Se lee en minutos
María Torres

La Fundación Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS) acaba de presentar el 'Manifiesto por una mejor Sanidad', en el cual se hace un llamamiento a las Administraciones para paliar los actuales déficits y lograr un sistema viable a futuro.

Fomentar la colaboración público-privada, más financiación para la sanidad pública (poniendo especial acento en la Atención Primaria), así como crear una Agencia de Información, Evaluación y Calidad para aumentar la transparencia y el pago por resultados son algunos de los puntos del documento, al que se solicitará adhesión del público y se lanzará en una campaña en Change.org.

Deficiencias detectadas

Nuestro sistema sanitario ya mostraba claros síntomas de fragilidad antes de la crisis del SARS-CoV-2 (Covid-19) como dificultades de coordinación, aumento de listas de espera y de exceso de mortalidad por todas las causas, inequidad entre comunidades autónomas, problemas de cohesión y financiación o carencias en la cooperación estratégica con el sector privado, entre otras.

La pretensión del Manifiesto es generar adhesiones de la sociedad en su conjunto, porque de lo que se trata es de hacer un llamamiento a las Administraciones para que pongan en marcha estrategias concretas y urgentes, que den respuesta a los déficits actuales de tal forma que se alumbre un sistema sanitario viable, competitivo y pujante de cara a futuro.

Actuaciones propuestas

La Fundación IDIS insta a tener una asistencia sanitaria de calidad y entiende que es necesario apostar por la continuidad asistencial centrada en los pacientes y con la participación de los profesionales, donde se prioricen los problemas urgentes (listas de espera, adaptación a crónicos complejos), y se tenga en mente la creación de una Agencia de Salud Pública y un plan frente al rebrote de la pandemia. El documento insiste en la necesidad de contar con la participación de los pacientes y sus representantes a todos los niveles y medir su experiencia. También menciona la posibilidad de implantar herramientas digitales y de facilitar el acceso a los datos de la historia clínica electrónica, que son propiedad del paciente.

Con los profesionales sanitarios, como mejor activo del sistema, se enfatiza la importancia de cuidar sus condiciones laborales para lograr los mejores resultados sanitarios y de salud dentro de un sistema suficiente y sostenible. Otro aspecto es la equidad, que debe subyacer en el acceso a la innovación en materias de pruebas diagnósticas, tratamientos y terapias, independientemente del lugar de residencia. Asimismo, la importancia de que la financiación pública garantice la cobertura de la cartera de servicios en todas las comunidades autónomas. También es clave la eficiencia, por lo que el manifiesto señala que es preciso que las organizaciones tengan capacidad de gestión estratégica, económica y de personal.

Noticias relacionadas

La Fundación IDIS considera que el sistema sanitario tiene que estar abierto a planes y reformas basados en la investigación y la innovación responsable y cree en la digitalización de sus procesos. En este sentido, es fundamental realizar una transformación digital y que se actualice el parque tecnológico.

Se propone crear una Agencia de Información, Evaluación y Calidad con la colaboración de todos los agentes implicados para medir y comparar resultados sanitarios. Por último, y tal como recoge el documento, se considera esencial una financiación adecuada del sistema público que atienda a las necesidades de Atención Primaria y Especializada y de la asistencia socio-sanitaria, reforzando el fondo de cohesión interterritorial.