ALIMENTACIÓN

Carbohidratos, perjudicales o saludables

Las dietas en las que menos del 40% de las calorías son carbohidratos pueden ser perniciosas

El abuso de hidratos de carbono puede ser dañino, sobre todo, sino se compensa con ejercicio

Carbohidratos, perjudicales o saludables
Se lee en minutos

D. Pina

Durante años han sido los más castigados por dietas milagrosas que prometían una pérdida de peso inmediata. Los carbohidratos siguen siendo condenados y censurados pese a ser una de las principales fuentes de energía para el cuerpo y el concepto ‘low carbs’ ha pasado a ser una tendencia que se asocia a un estilo de vida saludable. Sin embargo, el ideario que se ha creado alrededor de este nutriente no hace justicia a la cantidad de beneficios que aporta a la salud.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el agua, las grasas, las proteínas y los carbohidratos forman parte de los macronutrientes que necesita el cuerpo humano para funcionar correctamente y los distingue de los micronutrientes, que incluyen los minerales y las vitaminas y que también juegan un papel esencial en el organismo.

Aunque, comúnmente, se suele clasificar a los alimentos en función del macronutriente que más abunda en ellos, cada uno de estos elementos está formados por varios nutrientes, vitaminas y minerales. Es decir, no todo va de carbohidratos, proteínas y grasas. Por ejemplo, el arroz suele encasillarse dentro del apartado de los carbohidratos. Sin embargo, este alimento, que suele ser elemental en muchas regiones del planeta, está compuesto por un 70-80% de almidón -un hidrato de carbono- pero también contiene un 7% de proteínas, vitaminas como la B1, B2, B3 y minerales como el fósforo y el potasio. Desafortunadamente, se simplifican los alimentos y se pierden de vista otros componentes que también cumplen con una función vital.

El arroz, la pasta, la patata, el pan y los cereales forman parte del imaginario que envuelve la palabra carbohidratos, pero hay más alimentos que también contienen algún tipo de carbohidrato, como los plátanos, las manzanas, las berenjenas, las coles, el brócoli y muchas otras frutas, verduras y hortalizas. De hecho, mientras algunas dietas alaban la eliminación casi total de los carbohidratos, un estudio publicado en el 2018 en la revista The Lancet Public Health titulado Ingesta de carbohidratos en la dieta y mortalidad, concluyo que una dieta en la que menos del 40% y más del 70% de las calorías provienen de los carbohidratos está asociada a un mayor riesgo de muerte prematura.

Refinados vs. complejos

Te puede interesar

Refinados vs. complejos

En efecto, el abuso de carbohidratos puede ser perjudicial, sobre todo, si no se compensa con actividad física. Pero, lo verdaderamente dañino es basar el consumo de estos carbohidratos en alimentos ultraprocesados y refinados, como la pasta y el arroz blanco. Estos productos, cuya presencia abunda en la industria alimentaria y en las estanterías de los supermercados, deberían sustituirse por alimentos que contengan carbohidratos ‘complejos’, como arroz, pan y pasta integrales, legumbres y hortalizas.