22 feb 2020

Ir a contenido

Patrocina:

Los hermanos Torres y la receta de los años

Los cocineros destacan la importancia de cuidar a las personas mayores, fuente de experiencia y sabiduría

ALMA LA RED SOCIAL SOCIAL

Sergio y Javier Torres apuestan por la alimentación saludable.

Sergio y Javier Torres apuestan por la alimentación saludable.

Alma es una nueva manera de hablar de lo social. Con actitud y optimismo. Desde la diversidad. Y a partir de las historias de La Caixa. Quiere ser también un punto de encuentro de las infinitas realidades sociales de nuestro mundo.

Mantenerte activo, ejercitar tu mente, cultivar tu círculo social y alimentar tu bienestar. Esta es la receta básica que los Hermanos Torres y el Programa de Personas Mayores de La Caixa recomiendan para vivir muchos años con una buena calidad de vida. Los cocineros Javier y Sergio Torres nos hablan de qué es para ellos una alimentación saludable y del legado de su abuela en su premiada cocina. 

Texto de los Hermanos Torres:

Nuestra infancia está llena de aromas, olores y de los recuerdos de compartir mesa con toda la familia. Fue nuestra abuela Catalina la que nos contagió la pasión por la cocina y sus valores. Ella cuidaba de nosotros cuando nuestros padres trabajaban, y nos mandaba tareas como pelar guisantes, ayudarla a hacer las torrijas o ir a por espárragos. Y, casi sin querer, viendo a esa mujer que se lo pasaba tan bien en la cocina, nos fuimos aficionando nosotros también y, a los ocho años, decidimos que seríamos cocineros. Nos sentamos con nuestros padres y se lo dijimos.

Incluso hoy en día la memoria y los recuerdos de nuestra infancia nos ayudan a definir nuestra cocina y nuestra identidad: los canelones de la abuela, unas vieiras gratinadas buenísimas, sus caldos… En todos los campos de la vida, la transmisión de conocimientos de una generación a otra es vital. Fíjate en nuestro caso: sin nuestra abuela Catalina quizá no seríamos cocineros.

"Nuestra abuela Catalina nos contagió su pasión por la cocina y sus valores"

Hermanos Torres

A nosotros siempre nos han educado en el respeto hacia las personas mayores. Ellos nos han brindado la oportunidad de estar en este mundo y, a través de lo que nos enseñan, de ser mejores o de hacerlo mejor que su generación. Y es crucial que, como sociedad, aprovechemos ese legado que nos dejan. Desde el mundo de la gastronomía, por ejemplo, nos interesa que los productores tengan mucha experiencia. De hecho, nuestros proveedores de setas, caza, trufa, etc., son personas mayores, con experiencia y sabiduría, que se sienten super realizados haciendo lo que les gusta.

Hoy en día ser mayor ya no es como antes. Nuestro padre tiene 77 años y no lo pillas caminando. Se cuida y está hecho un chaval. Para tener una buena calidad de vida a esa edad es fundamental cuidar la alimentación, hacer ejercicio y también ayuda cocinar, en la medida de las posibilidades e intereses de cada uno. Por eso, que el Programa de Personas Mayores de La Caixa tenga la iniciativa de hacer, entre otras muchas cosas, unos talleres de alimentación saludable para personas mayores nos parece una idea fantástica. Se van a cuidar más, van a estar más activos, van a aprender.

El consejo que daríamos a las personas mayores para tener una buena dieta es comer sano y variado. La llamada dieta mediterránea es ideal. Es importante consumir productos frescos. Hay que comer de todo, pero con equilibrio, con cabeza; sobre todo, legumbres, ensaladas, verduras, cereales y frutas enteras. Recomendamos también beber mucha agua, hacer más comidas de menos cantidad, y comer y cenar pronto. Lo que hay que evitar es la bollería industrial y todas las bebidas azucaradas. En definitiva, todo lo que venga industrializado.

Algo que también aporta mucho y es fácil de hacer es un buen caldo, bien desengrasado y hecho con tiempo. Nosotros cogemos un pollo entero o una gallina, un par de huesos de jamón, un trozo de costilla o de magro, y luego puerro, zanahoria, apio, cebolla, laurel, etc. Mucha verdura. Escaldamos la gallina y los huesos para quitar las impurezas, luego añadimos la verdura y lo hervimos todo durante 4 o 5 horas, quitando la grasa a medida que va subiendo. Finalmente, cuelas el caldo y eso es oro, ¡te da la vida! Y es super sano porque tiene un montón de vitaminas y de propiedades.

Sigue leyendo este artículo en Miradas con Alma