Ir a contenido

Cuándo y cómo hablar de sexo con los hijos

Naturalizar los aspectos relacionados con la sexualidad contribuye a eliminar tabús innecesarios

D. R. / Barcelona

Conversación entre un padre y un hijo.

Conversación entre un padre y un hijo.

La presencia y gran aceptación de juguetes eróticos, 'sex shops' y contenido sexual en la red es una tendencia real que incide a la hora de tratar el sexo y la sexualidad como algo natural. No solo en adultos, también en niños y adolescentes. Y cómo en todo, nos tenemos que adaptar. Así que vamos a dejar que el cuento de la cigüeña pase a la historia y a aprender cómo hablar de sexo con los hijos en el siglo XXI.

1. Empieza hablar de sexualidad, no de sexo

Empezar esta conversación será mucho más fácil si la enfocamos desde la sexualidad entendida como un concepto más amplio que va más allá de las prácticas sexuales. Para tenerlo claro, entendemos sexo como características físicas y fisiológicas (centrado en los genitales), mientras que sexualidad es el comportamiento en las relaciones sociales (identidad, orientación, deseos, emociones…).

Así que podemos iniciar la charla hablando sobre la orientación sexual, el enamoramiento, hablar sobre los diferentes tipos de relaciones… Hacerlo sin etiquetas ayudará a que tu hijo o hija exprese su opinión y se sienta cómodo/a para compartir contigo sus inquietudes.

2. Pronuncia las palabras ‘pene’ ‘vulva’ y ‘vagina’ en casa

Si desde pequeños tus hijos oyen en casa estas tres palabras (que no tienen nada de malo, aunque a veces parecen palabras prohibidas) crecerán sabiendo tratar el sexo y la sexualidad como algo natural y no como algo con lo que sentir vergüenza.

3. Escucha lo que te pide tu hijo

No te sorprendas ante preguntas como '¿Soy marimacho por jugar al fútbol?' o '¿Soy un mariquita por querer jugar a muñecas?'. Subestimar estas señales y tratar este tema como un tema de niños puede ser perjudicial para su autoestima y, por lo tanto, para su autoconfianza. Que tus respuestas sean lo más tranquilas y naturales para que él o ella no sientan presión o que están haciendo algo mal.

4. Tomar en serio sus sentimientos

Aunque te parezca que con 12 años solo puede sentir un amor pasajero o sin importancia, la sexóloga de la marca de juguetes eróticos Platanomelón.com confirma que una persona de 12 años puede llegar a sentir lo mismo que una de 40 años al enamorarse. Así que no pienses que es un tema menor. Escucha, sé comprensivo y respeta sus emociones y
sentimientos.

5. Que sienta que puede confiar en ti

La confianza no es algo que se consigue en unos días o semanas. Es algo que se demuestra durante mucho más tiempo. Si sigues estos pasos, a lo largo del tiempo tu hijo/a se sentirá con la confianza suficiente para hablar contigo sobre lo que sea. Y gracias a su confianza, podrás dar tu opinión y aunque tal vez no te haga caso a la primera o a la segunda (o nunca), conocerá tu opinión y al igual que tú haces, la respetará.

Como últimos consejos para hablar con tus hijos de sexo y de sexualidad, aprovecha cualquier momento para sacar alguno de los muchos temas que implican sexualidad, conoce cuánto sabe tu hijo/a sobre el tema y entre ambos intentad completar la información a llamando las cosas por su nombre y así evitando confusiones.

Atender este tema de manera abierta y consciente ayudará a que tus hijos no se encuentren con situaciones de ‘shock’ y vivan y disfruten al máximo de algo tan importante como la sexualidad.

0 Comentarios
cargando