Desde 2017

La T-Verda de la zona de bajas emisiones ya ha sacado de la circulación a más de 17.000 vehículos contaminantes

La plataforma Empresas por la Movilidad Sostenible premia la tarjeta metropolitana que ofrece tres años gratis de transporte público a cambio de desguazar un coche o una moto sin etiqueta de la DGT

Las cámaras de la zona de bajas emisiones no están adaptadas para cazar a los 'fittipaldis' sin etiqueta

El AMB licita 12 nuevas cámaras para las zonas de bajas emisiones en Barcelona y se acerca a su plan final de 300 puntos de control

Un coche con etiqueta B, a punto de entrar en la ZBE de Barcelona

Un coche con etiqueta B, a punto de entrar en la ZBE de Barcelona / Ferran Nadeu

Carlos Márquez Daniel

Carlos Márquez Daniel

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

La zona de bajas emisiones (ZBE) dejó fuera del ámbito urbano a los coches más contaminantes, los que carecen de etiqueta ambiental de la DGT. Para tratar de compensar esta restricción, el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) creó, más allá de las exenciones, la tarjeta T-Verda, que ofrece tres años de transporte público gratis a todos aquellos que hayan dado de baja y desguazado un vehículo sin distintivo de Tráfico. En estos años -se puso en marcha en octubre de 2017- y medio de vigencia de la ZBE, han desaparecido del mapa 15.400 coches y cerca de 2.000 motos. Todos esos conductores y pilotos disponen de 36 meses libres de pago en el bus, el metro, el tranvía... Por todo ello, la plataforma Empresas por la Movilidad Sostenible ha reconocido recientemente esta iniciativa con el Premio Internacional de Movilidad en la categoría de municipio grande.

Uno de los carteles de la Ronda de Dalt que anuncian la entrada en la ZBE de Barcelona

Uno de los carteles de la Ronda de Dalt que anuncian la entrada en la ZBE de Barcelona / Elisenda Pons

No debió ser una reunión fácil en el AMB. Punto del orden del día (imaginemos): ¿cómo compensamos a todos los que no van a poder entrar en coche en Barcelona? El cálculo inicial era de 85.000 coches y 30.000 motos, un 15% del parque circulante, aunque se estimó que la medida afectaría a unos 50.000 vehículos.

¿Hay alternativa?

En un suponer, alguien puso sobre la mesa si todos esos ciudadanos de alguno de los 36 municipios que conforman el ente metropolitano disponían de suficiente oferta de transporte público para poder realizar los desplazamientos que ya no podrían hacer en su coche o moto. No hay una sola respuesta, pues cada ciudad y pueblo tiene sus potencialidades y, sobre todo, sus carencias. De ahí que se añadiera, entre otras cosas, el sesgo de la renta para los que necesitaran el auto para trabajar.

Panorámica de la ciudad de Barcelona en un día con altos niveles de contaminación atmosférica.

Panorámica de la ciudad de Barcelona en un día con altos niveles de contaminación atmosférica. / Zowy Voeten

La T-Verda obliga al receptor a no adquirir otro vehículo (a su nombre..., hecha la ley, hecha la trampa) durante los tres años de vigencia de la tarjeta. Tampoco se puede haber comprado 12 meses antes. La renovación es anual, así que siempre se puede anular en el caso de que el beneficiado decida comprar un coche o una moto.

Los candidatos

El coche o moto a desguazar debe pertenecer a una de estas categorías: turismos diésel (M1) hasta EUR 3 (matriculados antes de 2006, sin etiqueta de la DGT), turismos gasolina (M1) o gas hasta EUR 2 (matriculados antes de 2000, sin etiqueta de la DGT) o moto tipo pre-EUR o EUR 1 (ciclomotores matriculados antes del 17/06/2002 y motocicletas matriculadas antes del 1/07/2004).

Es probable que la creación de nuevas zonas de bajas emisiones en el AMB, a raíz de la ley estatal que obliga a instalar paraguas ambientales en municipios de más de 50.000 habitantes (o 20.000, en el caso de que superen los límite de contaminación), genere un efecto llamada de la T-Verda, que puede usarse en las seis primeras coronas metropolitanas, que alcanzan hasya Vic, el Vendrell, Igualada o Maçanet de la Selva.