Barcelona Global

Pierre-Arthur Chatard: “Barcelona es una ciudad internacional con una comunidad diversa y vibrante”

Giulia Palma: “Espero que Barcelona trabaje en retener el talento joven”

Pierre-Arthur Chatard

Pierre-Arthur Chatard / .

B. G.

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Pierre-Arthur Chatard, 38 años, casado con Sarah y padre de dos hijos, Rose y Louis, de 5 y 7 años. Nacido en Saint-Etienne (Francia), Pierre-Arthur ha vivido en París, Estados Unidos, Australia y Catar, antes de mudarse a Barcelona hace tres años. Es director general de Chatard Conseil, una consultora especializada en empresas en rápido desarrollo que acompaña a los fondos de inversión. Pierre-Arthur imparte cursos en la fundación del banco Goldman Sachs y en el programa de aceleración WeGrow de IESE. Además, es inversor en 'startups' y pymes, y miembro de consejos de administración de varias empresas.

¿Por qué escogiste Barcelona?

Escogí Barcelona por dos razones principales. Primero, queríamos vivir una aventura en familia, además de aprender nuevos idiomas y exponer a nuestros hijos a una ciudad internacional con una identidad fuerte. Por otra parte, mi mujer Sarah tiene raíces catalanas, ya que su abuelo era originario de Barcelona. Siempre hemos amado esta ciudad por ser tranquila para las familias y por la calidad de las relaciones entre las personas. También, Barcelona nos ofrece un entorno acogedor para crecer como familia y a nivel profesional.

¿Qué aspectos de la ciudad destacarías como positivos?

La ciudad tiene una excelente calidad de vida, con un clima mediterráneo agradable y numerosas actividades. También ofrece una riqueza cultural, una historia fascinante y una arquitectura impresionante. Por ejemplo, nos gusta mucho la plaza de Sant Felip Neri, aunque su historia sea muy trágica. Por otro lado, Barcelona es una ciudad internacional con una comunidad diversa y vibrante. Tiene buenos servicios educativos y sanitarios y es muy amigable para las familias. Nos sorprende y nos gusta mucho el modo de cuidar a los niños y a los ancianos.

¿Qué aspectos de la ciudad hay que mejorar? ¿Cómo?

Aunque Barcelona es una ciudad maravillosa, hay áreas que podrían mejorar. Por ejemplo, la limpieza de algunas zonas podría beneficiarse de programas más eficientes y frecuentes. También, es crucial limitar el turismo masivo, ya que algunos turistas no respetan la ciudad y sus residentes, haciendo en Barcelona lo que no pueden hacer en sus propios países. Implementar regulaciones más estrictas y promover un turismo responsable puede ayudar. Se podría tomar ejemplo de ciudades como Singapur para asegurarse que la gente respeta el medioambiente. 

¿Qué esperas de la Barcelona de los próximos años?

Espero una ciudad que continúe mejorando su calidad de vida y sostenibilidad. Me gustaría ver avances en la limpieza y gestión de residuos, así como también un control efectivo del turismo para proteger la calidad de vida de los residentes y preservar el entorno urbano. También espero que se implementen políticas para atraer empresas innovadoras. Por último me gustaría que Barcelona siga siendo una ciudad vibrante, con su identidad fuerte y un espíritu acogedor.

¿Cuál sientes que es tu ciudad? ¿Qué es lo que más echas de menos?

Tenemos recuerdos únicos en Barcelona. Por ejemplo, bautizamos a nuestro hijo en la iglesia de Sant Miquel, donde también fue bautizado el abuelo de Sarah. Además, nuestros hijos asisten a una escuela en catalán y hablan perfectamente el catalán y el español. La verdad es que nos gusta todo lo relativo a la cultura catalana: Sant Jordi, la fiesta de la Mercè, los castells, las sardanas… ¡Incluso el caganer! Este año, nuestro hijo de cinco años ha pasado más tiempo en Barcelona que en Francia.

Personalmente, después de aprender español en la Escuela Oficial de Idiomas de Barcelona (no hablaba una palabra cuando llegamos hace tres años), acompaño a excelentes empresas locales y he tenido maravillosos encuentros profesionales. Puede parecer raro, pero ahora me siento tanto español como francés.

En relación con la última pregunta, no nos hace falta mucho, ya que recibimos muchas visitas de amigos y familiares. Los barceloneses nos han acogido tan bien que nos sentimos muy a gusto. Ahora tenemos más amigos españoles que franceses, aunque la comunidad francesa sea grande. La escuela ha tenido un papel muy importante en nuestro proceso de integración.