Parque con medio siglo

Protesta en Barcelona contra la construcción de un instituto en un jardín de Vallcarca

Vecinos del barrio se manifiestan ante el inminente inicio de las obras en la zona verde, que piden preservar

Vecinos de Vallcarca protestan por multas a bicis en el Park Güell y la supresión de los jardines Comas Llaberia

Un vecino sostiene un cartel opuesto a las obras de un instituto dentro del jardín Doctor Comas i Llaberia, en el barrio de Vallcarca, en Barcelona.

Un vecino sostiene un cartel opuesto a las obras de un instituto dentro del jardín Doctor Comas i Llaberia, en el barrio de Vallcarca, en Barcelona. / ZOWY VOETEN

Jordi Ribalaygue

Jordi Ribalaygue

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Un grupo de vecinos del barrio de Vallcarca, en Barcelona, se ha manifestado temprano, hacia las 08.00 horas de este martes, ante la previsión de que empezaran las obras para construir un instituto en el jardín Doctor Comas i Llaberia, que los concentrados han pedido preservar. El proyecto del centro educativo arrastra polémica ya desde el mandato pasado en el distrito de Gràcia. Los manifestantes defienden que el equipamiento se puede alojar en los edificios de la escuela Gravi, a unos 200 metros del jardín, y dejar la zona verde intacta.

“Es un parque consolidado, hace casi 50 años que existe”, postula Francesc Ruestes, presidente de la Federació Barris de Gràcia. Las máquinas que los opositores al plan temían que irrumpieran esta mañana no se han presentado.

Vecinos movilizados en el barrio de Vallcarca, en Barcelona, contra las obras de un instituto en el jardín del Doctor Comas i Llaberia.

Vecinos movilizados en el barrio de Vallcarca, en Barcelona, contra las obras de un instituto en el jardín del Doctor Comas i Llaberia. / ZOWY VOETEN

En cualquier caso, los críticos sostienen que el proyecto es un sinsentido. “No hay ningún motivo para construir y gastarse unos 10 millones de euros, cuando la escuela Gravi está tan cerca, ofrece sus edificios y no tiene suficientes alumnos para llenar las instalaciones”, aduce Ruestes.