Edificios del antiguo complejo de la fábrica Mercedes, en Barcelona, donde se construirá un ecodistrito.

Edificios del antiguo complejo de la fábrica Mercedes, en Barcelona, donde se construirá un ecodistrito. / JOAN CORTADELLAS

2
Se lee en minutos
Jordi Ribalaygue
Jordi Ribalaygue

Periodista

Especialista en Barcelona y área metropolitana

Escribe desde Barcelona

ver +

El futuro complejo de viviendas y oficinas de La Mercedes en Barcelona, anunciado como el primer 'ecodistrito' de España, ensayará con material reciclado procedente de escombros de demoliciones para ser erigido. No se prevé que la edificación empiece antes de 2025 ni acabe antes en 2029, si bien ya cuenta con aval del Ayuntamiento y está a la espera de obtener la aprobación definitiva de la Generalitat. Además, se ha involucrado en un proyecto europeo, que lo ha elegido con otras cuatro construcciones pendientes para poner a prueba la reutilización de residuos de obra.

El propietario de la antigua parcela industrial y promotor del 'ecodistrito', la constructora Conren Tramway, explica que el proyecto piloto durará cuatro años e involucra a centros de investigación de ocho países, liderados por la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC). El plan contempla que se derriben edificios a los que no se etiqueta de históricos en los terrenos que ocupó la desaparecida fábrica de la marca automovilística Mercedes. La pretensión es que los desechos sirvan como parte del material para alzar el nuevo barrio, de nueve hectáreas y al que se estima que se muden 3.250 vecinos, así como 3.500 empleados. También albergará a 2.000 estudiantes y 500 profesores de la escuela universitaria de diseño Elisava.

Noticias relacionadas

Conren Tramway explica que, en el caso de la Mercedes, se desarrollarán "bancos de datos de materiales y otros elementos constructivos para su posterior reciclaje". A su vez, "se analizarán nuevas técnicas para la descontaminación y reutilización del suelo", señala la promotora. El grupo de investigación de ingeniería de la construcción de la UPC se encarga de la prueba en el vecindario que se erigirá en la capital catalana, concebido sin tráfico de vehículos en su interior y con sistemas de ahorro de agua, electricidad y equipos de refrigeración.

El mismo ensayo se efectuará en París, en el marco de la construcción de infraestructuras por los Juegos Olímpicos de 2024 en la capital francesa. En Belgrado, se levantará una casa piloto con acero, hormigón y caucho reciclado, mientras que en Vesterålen (Noruega), se usarán materiales procedentes de la demolición de dos edificios y el acero de contenedores de la industria pesquera para alzar un museo. A su vez, se erigirá un edificio residencial en una antigua fábrica abandonada en Praga, también con materiales reciclados y reutilizados.