Gràcia y Sant Gervasi

Segundo incidente en tres días por caída de grandes ramas de árbol junto a escuelas de Barcelona

PREOCUPACIÓN | Más allá de la crisis de las palmeras: los árboles, reivindicación vecinal emergente

EXPERTOS | La sequía amenaza con más caídas de árboles en Barcelona: “Puede volver a repetirse”

JUZGADOS | Abierta una causa penal por la caída de la palmera que mató a una joven en el Raval

PLAGA | Una plaga de escarabajos condena a 1.200 árboles a ser talados en Barcelona

Árbol caído justo delante de la escuela Jujol, en Riera de Sant Miquel 41

Árbol caído justo delante de la escuela Jujol, en Riera de Sant Miquel 41 / Maite Cruz

El Periódico

El Periódico

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Nuevo susto a las puertas de una escuela de Barcelona por el arbolado. Ramas de grandes dimensiones de un árbol de 5 metros de altura se han desplomado frente a la escuela Jujol de Gràcia, en la calle Riera de Sant Miquel número 41.

Según ha avanzado betevé y han confirmado fuentes municipales a EL PERIÓDICO, el incidente se ha producido justo en el momento en el que salía de clase el estudiantado, alrededor de las cinco de la tarde, pero no ha causado ninguna víctima.

Se trata de un ejemplar de melia o cinamomo, roto por causas aún desconocidas. Al haber caído las ramas sobre la acera, no han causado tampoco afectación al tráfico. Operarios de Parcs i Jardins las retirarán de la vía pública.

Árbol caído delante escuela Jujol, en el distrito de Gràcia, en Barcelona.

Árbol caído delante escuela Jujol, en el distrito de Gràcia, en Barcelona. / Maite Cruz

Se trata del segundo incidente en tres días frente a una puerta de colegio. El viernes pasado el susto se lo llevó la escuela Jesuïtes Sant Gervasi, en la calle Avenir número 19. Dos ramas de grandes dimensiones de un árbol del centro cayeron sobre un coche que circulaba en ese preciso momento por la calle. No causó heridos tampoco, aunque coincidió con la hora de finalización de clases.

Este verano la muerte de una joven en el Raval por la caída de una palmera encendió las alarmas sobre el estado y futuro del arbolado en Barcelona tras meses de sequía. La causa del incidente mortal no ha podido establecerse, según el Ayuntamiento, pero como medida preventiva ha ordenado talar medio millar de palmeras de la misma especie daliera que presenten afectaciones y todos los ejemplares de más de diez metros de altura. Sin embargo, la caída de árboles de otras especies ha ampliado el foco. Por ejemplo, el que cayó en la Superilla de Sant Antoni.