Decisión judicial

La jueza ordena el desalojo de la casa okupada La Ruïna de la Bonanova

Despliegue policial por las manifestaciones para el desalojo de los centros okupados El Kubo y La Ruïna

Despliegue policial por las manifestaciones para el desalojo de los centros okupados El Kubo y La Ruïna / Manu Mitru

2
Se lee en minutos
J. G. Albalat
J. G. Albalat

Redactor

Especialista en Judiciales

Escribe desde Barcelona

ver +

Una jueza de primera instancia de Barcelona ha acordado el desalojo del inmueble okupado La Rüina en la Bonanova al no quedar acreditado la vinculación de las personas que conviven en él con el edificio. La fecha en que se procederá al desahucio, instado por la propietaria de la finca, de la Sareb (el banco público de activos inmobiliario tóxico) todavía está por concretar y se fijará desde el Servicio Común de Actuaciones Civiles. La ocupación de este inmueble provocó movilizaciones ciudadanas a favor y en contra.

La Ruïna lleva años ocupado junto al edificio adjunto El Kubo. Ambas casas, por las que han pasado grupos itinerantes de 'squatters' desde el año 2016, se convirtieron en munición electoral en vísperas de la campaña, cuando los alcaldables de PP, Valents y Ciutadans acudieron a la plaza Bonanova a mostrar su apoyo a los vecinos. La empresa de desalojos extrajudiciales Desokupa ha anunciado que echaría a los okupas por la fuerza. La Sareb, propietaria de ambas casas ocupadas, ha solicitado a los juzgados de Barcelona el desahucio del inmueble: la justicia ordenó el pasado mes de marzo el desalojo de El Kubo, que se aplazó por falta de medidas de seguridad, y ahora deberá decidir si ejecuta el de La Ruïna.

Orden público y peligrosidad

La vista se celebró el pasado 24 de mayo en el Juzgado de Primera Instancia número 39 de Barcelona, Durante la vista, la representación legal de los okupas alegó que la Sareb no tiene legitimación para poder instar al desalojo, puesto que no es la propietaria de todo el inmueble: casi un 40 % pertenece a dos sociedades que no están personadas en el procedimiento. Por su parte, la Sareb, que ya ha reclamado el desalojo cautelar del edificio en tres ocasiones por considerar que acarrea problemas de orden público y peligrosidad, argumentó que no se está respetando el derecho de propiedad reconocido en el registro y ha instado de nuevo a desahuciar el edificio. Un Mosso d'Esquadra del distrito de Sant Gervasi explicó que la ocupación no tiene carácter "asistencial", sino ideológico, y que el edificio está tomado por grupos de "squatters" itinerantes que "se niegan a dialogar".

Noticias relacionadas

La sentencia condena a los ocupantes del edificio a "cesar inmediatamente" en "cualquier acto de perturbación de la posesión" de la funca titularidad de la Sareb, así como abandonar el edificio situado en la calle Sant Joan de la Salle 2-4, dejándolo "libre" a disposición del banco público. La jueza advierte que en el caso de que se haga caso omiso a esta decisión, se procederá al desalojo. La togada desestima la petición de la representación de los okupas a que se destinara el inmueble a ofrecer alquiler social, al considerar que no se cumplen los requisitos de la normativa de medidas urgentes para afrontar la emergencia en el ámbito de la vivienda.

La sentencia tiene en consideración no solo que la propiedad de la finca es de la Sareb, tal y como constan en el Registro de la Propiedad, sino también la declaración del inspector de los Mossos que corroboró que la situación actual de "perturbación" que no permite a los dueños del inmueble ni vender, ni alquilar ni el uso del mismo.