Encontronazo en la UPF

Colau justifica que se negara a responder a la estudiante que le preguntó por su vestimenta

  • "Me supo mal contestar con contundencia a quien menos lo merecía", confiesa la alcaldesa, que alega que no se pregunta a sus antecesores sobre cómo visten

Ada Colau junto a la estudiante de la UPF con la que protagonizó un encontronazo.

Ada Colau junto a la estudiante de la UPF con la que protagonizó un encontronazo. / RICARD CUGAT

2
Se lee en minutos
El Periódico

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, se ha referido al encontronazo que protagonizó el mes pasado en un acto con estudiantes de Periodismo de la Universitat Pompeu Fabra, cuando hizo llorar a una joven que le preguntó sobre su forma de vestir. En una entrevista en Catalunya Ràdio, Colau ha asegurado que le "supo mal contestar con contundencia a quien menos lo merecía". No obstante, la edil ha justificado que espetase a la alumna que no le iba a contestar porque le ha molestado que le hayan preguntado al respecto en otras ocasiones.

"Son tantos años que me han dicho que si visto bien o mal, que si debería de cambiar de ropa, que si me compro ropa o no, que cómo me peino, que si engordo… Esto no pasa con los alcaldes anteriores", ha enfatizado Colau. La edil de los 'comuns' ha dicho entender que entiende que se examine su atuendo por el hecho de ocupar un cargo público relevante. "Represento a toda una ciudad, y que haya un cierto peso estético entra dentro de los temas legítimos. Pero una cosa es que se plantee desde la sororidad y desde el análisis colectivo y otra es tener señores que utilicen esto para que te sientas insegura e intrusa", ha opuesto.

En la misma entrevista, Colau ha asegurado que se ha sentido cuestionada "desde el primer momento" por el mero hecho de ser mujer y ocupar la Alcaldía de Barcelona. Ha señalado que lo ha notado "a veces de forma explícita, por comentarios groseros, sobre todo de políticos de derecha, como que tendría que ser azafata o vendedora de pescado, y otras de forma implícita, en gestos entre líneas".

La alcaldesa ha afirmado haber sentido "la incomodidad de señores de la Fira, el Consorci de la Zona Franca o el Puerto". "No están acostumbrados a ver que en la alcaldía no hubiese alguien que no conocieran, de quien no tuvieran el teléfono y le pudieran llamar a todas horas", ha recalcado. "El machismo lo tengo más normalizado. En la alcaldía, he notado más la cuestión de clase", ha puntualizado.

Vida privada y bisexualidad

Colau ha opinado que, en su caso, se ha "fiscalizado absolutamente todo de la esfera privada". La alcaldesa ha defendido que, años atrás, revelara que es bisexual en una entrevista en el programa 'Sálvame', de Telecinco. "¿Por qué carajo no puedo hablar de mis novias?", se ha preguntado Colau, que ha considerado "relevante" que exponga su condición sexual a las claras.

Noticias relacionadas

"Lo había vivido con mucha naturalidad con mi entorno, pero después de explicarlo vi cómo de importante era hacerlo: muchas mujeres me han parado por la calle y me han dado las gracias por decirlo. Que una referente política lo explique con naturalidad les da fuerza", ha comentado.

Por otro lado, Colau ha abogado por impartir "formación específica" para combatir las agresiones sexuales. En paralelo, ha destacado que, en las primeras juntas de seguridad a las que asistió como alcaldesa, "todo eran hombres" excepto ella. "Al cabo de unas cuantas reuniones, vi que no había ningún dato de violencia machista en los indicadores de seguridad de la ciudad. Ahora hay indicadores y protocolos específicos. Queda mucho por hacer, pero ahora se están produciendo cosas que antes eran impensables", ha observado.