Faltan 225 vehículos

La oposición carga contra Colau por el retraso de los nuevos camiones de basura

  • Los rivales del bipartito hablan de imprevisión y descontrol, mientras el PP pedirá un informe para aclarar si cabe aplicar sanciones

Camiones de la basura en un depósito de la Zona Franca.

Camiones de la basura en un depósito de la Zona Franca. / FERRAN NADEU

2
Se lee en minutos
Jordi Ribalaygue
Jordi Ribalaygue

Redactor

Especialista en Barcelona y área metropolitana

Escribe desde Barcelona

ver +

Los partidos de la oposición en el Ayuntamiento de Barcelona han acusado al gobierno de la alcaldesa Ada Colau de no aplicarse para mejorar la limpieza de la ciudad con la nueva contrata de recogida de basura. Los rivales de ‘comuns’ y PSC han cargado contra el bipartito después de revelarse que un tercio de los vehículos no han llegado todavía a cinco distritos, casi nueve meses después de implantarse el nuevo servicio. Son 225 prototipos que, a mediados de noviembre, seguían pendientes de recibirse y 142 de ellos han incumplido el plazo de entrega, como ha publicado EL PERIÓDICO. 

“Esta contrata sufre de mala previsión desde el inicio”, observa el portavoz de ERC en el consistorio, Jordi Coronas. “Desde el mandato pasado, arrastra errores en el cálculo de material y cumplimientos de calendario. Eso quiere decir que en algunos distritos, que ya sufre las consecuencias de falta de supervisión del servicio e ineficiencia del mismo, se suman ahora un retraso importante en el cambio de contenedores y de sustitución de camiones”, advierte el republicano.

“Estamos pagando una contrata a precio de un servicio del siglo XXI pero, en cambio, se está dando un servicio con vehículos obsoletos”, cuestiona el concejal del PP Óscar Ramírez. El Ayuntamiento pagará un total de 2.582 millones de euros hasta 2030 a las cuatro empresas que se reparten el aseo de las calles de la ciudad. Los populares reclamarán un informe sobre los motivos de la demora en el aprovisionamiento de los camiones y otros vehículos de la contrata. 

“Si ha habido algún tipo de incumplimiento de los concesionarios o alguna negligencia, pediremos un expediente de penalización”, comenta Ramírez, que achaca “mala gestión” al ejecutivo municipal. En una línea semejante, Valents propone “una auditoría de los 10 primeros meses de servicio prestado para saber si realmente cumple con las expectativas generadas”. “No entendemos cómo una contrata que cuesta diariamente 800.000 euros sigue teniendo déficits en muchos aspectos”, confiesa.

Problemas de suministro

Noticias relacionadas

El gobierno local ha explicado que la demora en la recepción de los vehículos se debe a los problemas de suministro que han dejado a los proveedores sin suficientes michochips y otras piezas para fabricar los modelos. “Estamos ante una situación que no era previsible”, reconoce Francina Vila, concejal de Junts. No obstante, cuestiona algunos cambios que señala que se han introducido con el nuevo contrato de limpieza. “Por ejemplo, el gobierno Colau-Collboni ha decidido reducir los contenedores de restos en unas 250 unidades. Y han cambiado 1.000 de sitio. Es normal que veamos ahora en muchas calles y plazas contenedores desbordados y el espacio público sucio y degradado”, sostiene. 

Por su parte, Ciutadans habla de “descontrol” y “falta de gestión”. “A pesar de ser la contrata más alta de la historia, de momento no se aprecian resultados”, opinan los liberales, que abogan por actualizar la ordenanza de civismo para tratar de atajar la suciedad.