Amplia encuesta

Una nueva plataforma ciudadana señala limpieza, seguridad y vivienda como principales problemas de Barcelona

La entidad Construïm Barcelona y la empresa de software Osoigo Next divulgan los resultados de un estudio con casi 20.000 participantes

Residuos a la espera de ser recogidos en una calle del Eixample de Barcelona

Residuos a la espera de ser recogidos en una calle del Eixample de Barcelona / Zowy Voeten

3
Se lee en minutos
El Periódico

La seguridad (79%), la limpieza (70%) y el precio de la vivienda (54%) son las principales preocupaciones de los habitantes de Barcelona, según un estudio que ha llevado a cabo la asociación Construïm Barcelona. Esta nueva plataforma ciudadana se presenta como iniciativa privada, sin afán de lucro ni acuerdo con ningún partido político. La preside Xavier Vallhonrat, que es a su vez presidente de las patronales catalana y española de franquicias.

La encuesta, presentada este martes en el Col·legi de Periodistes, ha contado con la participación de 19.224 personas. La ha realizado en colaboración con la empresa de software informático y consultora de participación digital Osoigo Next. Ambas entidades han bautizado la consulta como Palabra de Barcelona y tildan de "histórica" la participación lograda. La encuesta pregunta por varios aspectos del día a día de la ciudadanía y sobresale el pesimismo de los vecinos sobre el grado de seguridad y de limpieza de la capital catalana, además del alto precio de la vivienda.

En el ámbito de la seguridad, el 82% de las personas consultadas considera que Barcelona es cada vez más insegura, mientras que un 3% percibe que la ciudad es cada vez más segura. Por distritos, Les Corts, Nou Barris y Sarrià-Sant Gervasi son los que consideran que la ciudad es cada vez más insegura (en un 84%). En cuanto a la limpieza, el 84% de los participantes cree que la capital catalana está sucia (35%) o muy sucia (49%) en relación al estado de los contenedores y de las calles. Por distritos, Sarrià-Sant Gervasi y Les Corts son los más críticos (en un 89%), seguidos de Horta-Guinardó (88%) y el Eixample (87%).

También interrogan a los encuestados sobre diseño urbanístico. En este sentido, un 76% muestra reticencias en las Superilles que impulsa el gobierno de Ada Colau. Un 48% las ve innecesarias y un 28% demasiado radicales. El 24% de los encuestados las considera adecuadas. Por otro lado, un 90% ve necesario mejorar las infraestructuras alrededor de la ciudad como el puerto, el aeropuerto o las conexiones en tren. Y el 64% lo considera urgente.

En cuanto al transporte, el 78% considera que el Ayuntamiento no facilita alternativas al vehículo privado o lo hace de forma insuficiente, aunque no detalla qué echan en falta concretamente para certificar que sea competencia municipal. En Sarrià-Sant Gervasi lo piensan un 45% de los encuestados, seguido de Les Corts, Gràcia y Horta-Guinardó, con un 38%. Por otro lado, el 71% piensa que actualmente la ciudad es menos atractiva para atraer a empresas punteras o inversiones de futuro que en los últimos años. Por distritos, esta opinión se impone en Sarrià-Sant Gervasi (81%), seguido de Les Corts (79%) y el Eixample (71%). Por último, un 79% de los participantes en la encuesta considera que los partidos políticos no serán capaces de resolver los problemas y retos de la ciudad.

"Elevado descontento"

Noticias relacionadas

El presidente de Construïm Barcelona, Xavier Vallhonrat, ha reconocido que la cifra de casi 20.000 participantes puede parecer pequeña en comparación con la ciudadanía de Barcelona pero ha puesto en valor que es la participación "mayor" conseguida en una consulta de estas características. En este sentido, ha criticado que el gobierno municipal haya aplicado medidas en base a consultas mucho más pequeñas. "Determinadas soluciones se han realizado en base a encuestas a 600 personas y se han aplicado a millón y medio de personas", ha defendido, en declaraciones recogidas por la agencia ACN.

Vallhonrat ha resumido que los resultados muestran un "elevado descontento" de la ciudadanía con el actual modelo de ciudad. Ha explicado que el objetivo es trasladar los resultados a todos los partidos políticos para que sean una herramienta de cara a la construcción de la Barcelona de la próxima legislatura. Desde Osoigo, Xabi Murua consideró "muy contundente" la respuesta de la ciudadanía y puso en duda que las diferencias entre barrios sean relevantes, sino que defendió que el mensaje es "unánime", aunque con matices.