Ruptura

Ciutadans anuncia que ha expulsado al concejal en Barcelona Paco Sierra

  • El edil, que se alió con otra representante del grupo municipal para destituir a la expresidenta Luiz Guilarte, ha presentado alegaciones contra la decisión

  • El partido no descarta primarias para buscar alcaldable, algo que según el expulsado será obligatorio si el número de militantes en Barcelona llega a 400

Paco Sierra, a la derecha, junto con Celestino Corbacho cuando este todavía era concejal, en un pleno municipal de Barcelona.

Paco Sierra, a la derecha, junto con Celestino Corbacho cuando este todavía era concejal, en un pleno municipal de Barcelona. / Blanca Blay / ACN

2
Se lee en minutos
Toni Sust
Toni Sust

Periodista

ver +

Paco Sierra, concejal de Ciutadans en Barcelona, ha sido expulsado por el partido, según ha anunciado este lunes la diputada en el Parlament Anna Grau. La decisión se tomó el pasado jueves. Grau, informa ACN, ha explicado que Ciutadans ha concluido el expediente abierto al concejal a raíz del motín mediante el que descabalgó a la ya expresidenta del grupo municipal Luz Guilarte, que ha abandonado el consistorio y la política.

Sierra sostiene que no hay motivo para que el partido le eche y asegura que no tiene intención alguna de ser alcaldable en las municipales de mayo

La diputada ha considerado que lo normal sería que Sierra se convirtiera en concejal no adscrito, y renunciara a la denominación de Ciutadans. El concejal ha presentado alegaciones a la decisión de su partido de echarle, por lo que esta no es definitiva. Las presentó ante la comisión de garantía. La dirección considera que una vez sea oficial la expulsión, Sierra se convertirá en concejal no adscrito.

La expulsión, a debate

Sierra, a su vez, sostiene que sigue siendo presidente del grupo de Ciutadans aunque técnicamente no sea afiliado. Y cree que su expulsión no se sostiene. Llegado el caso, se reserva la opción de acudir a la justicia. El edil subraya que no tiene ninguna intención de ser alcaldable. Además de Sierra y Martín, ahora integra el grupo de Ciutadans Julia Barea, quien to.ó posesión al irse Guilarte.

El caso es que la ruptura entre las partes es total. La crisis municipal llega con el partido en una situación crítica, perdiendo representación en cada cita electoral y con amenaza de quiebra interna general. En la capital catalana, Sierra se alió con Noemí Martín cuando esta relevó a Celestino Corbacho, que dejó el consistorio barcelonés para jubilarse (por segunda vez). Martín llevaba entonces una semana como concejala. Con sus votos, dos de los tres que había en el grupo, destituyeron a su coordinador, José María González, y descabalgaron a Guilarte de la presidencia, que recayó en Sierra.

Acusaciones de fichaje

Noticias relacionadas

Guilarte optó por largarse y Sierra explicó que su objetivo es reorientar la situación para que el partido tenga opciones de mantener su representación en el consistorio. También relato que intentó negociar con el partido, que en seguida anunció la apertura del expediente de expulsión ya consumado tras acusarle de negociar con otros partidos para concurrir a las municipales de 2023, se entiende que con Valents. Estos dardos, afirma, podrían ser objeto también de alguna iniciativa judicial por su parte.

Ahora, el partido tiene que buscar a otro alcaldable. Según Sierra, si el número de militantes de Ciutadans en Barcelona llega a 400, será obligatorio hacer primarias. Preguntada por esta posibilidad, Grau no lo ha descartado: “La democracia interna no nos da miedo”. Sierra sostiene que no tienen intención de optar a esa plaza, que no quiere ser alcaldable.