Barceloneando

La corbata (innecesaria) de Salvador Illa

  • El secretario general del PSC fue el único espectador encorbatado en el estreno de ‘Yerma’. Igual que uno no va al Liceu en vaqueros, quizá tampoco hace falta ir al Lliure ataviado con tal prenda

Salvador Illa, el jueves en el Lliure durante en el estreno de ’Yerma’.

Salvador Illa, el jueves en el Lliure durante en el estreno de ’Yerma’. / El Periódico

3
Se lee en minutos
Joan Vehils
Joan Vehils

Periodista

ver +

La actriz madrileña María Hervás, protagonista de ‘Yerma’, la obra de Juan Carlos Martel que estos días triunfa en el Lliure, colgó esta semana en Instagram una foto junto a la alcaldesa, Ada Colau, con la frase: “La Amo”. Un día antes, la embarazadísima, Elisenda Alemany, concejala del ayuntamiento, mostró en sus redes sociales una fotografía elogiando a Martel y explicando que se conocieron en una clase. No lo decía, pero fue realizando un máster de Dirección Pública en ESADE. Ese mismo día, el del estreno, asistió a la función el secretario general del PSC, Salvador Illa. Lo hizo junto a su esposa y se ubicó entre el presidente del Liceu, Salvador Alemany y el presidente de la Fundación Banco Sabadell, Miquel Molins. Illa pasó prácticamente inadvertido y eso que era el único espectador de todo el aforo del Lliure que llevaba corbata. Una corbata gris a rayas. Tengo un amigo que tiene la teoría que determinados hombres no saben vestir el fin de semana. Illa sería uno de ellos. Eso no lo hace ni mejor ni peor político. Es más, que se interese por la cultura es una buena señal y que ciertos políticos rivales le consideren una buena persona, todavía mejor. No obstante, igual que uno no va al Liceu en vaqueros, quizá tampoco hace falta ir al Lliure encorbatado.

Dicho esto, doy fe de que Illa y su esposa, Marta Estruch, están enamorados. O al menos así lo escenificaron en el Lliure. No se soltaron las manos ni un solo instante durante toda la obra. Por cierto, una obra que trata del desamor. De lo que no tengo pruebas es que se sonrojaran en el momento en que Bàrbara Mestanza y David Menéndez aparecen desnudos en un espléndido y furioso baile. En fin, que fue un acierto asistir a la magnífica y original versión de ‘Yerma’ de Martel. Dicen que es una de las obras más aplaudidas de Lorca. Lo desconozco, pero doy fe de que la ovación que se llevó Martel, Hervás, Mestanza y compañía fue para recordar.

¡Ah! Colau se equivocó contestando de manera agria a una estudiante de periodismo que le preguntó por su manera de vestir. No suele cometer ese tipo de errores la alcaldesa y le honra que pidiera disculpas. Ella, como Illa, tienen todo el derecho del mundo de ir vestidos como les dé la gana. Solo faltaría. Otra cosa es que la alcaldesa empiece a estar nerviosa ante la inminente decisión de Xavier Trías. Dirá sí antes de Navidad. En fin, pase lo que pase, a Colau siempre le que quedarán los corazones del Instagram de Hervás…

Josep Ametller (centro) con los chef Nandu Jubany (derecha) y Hideki Matsuhisa, en la cena solidaria de Ametller Origen.

/ El Periódico

Los Ametller más solidarios

Noticias relacionadas

Hay empresarios que solo piensan en ganar dinero y otros que, al margen de intentar hacer rentables sus empresas o de reinvertir sus beneficios en ellas, también tienen una vertiente solidaria. Josep Ametller es uno de ellos. El CEO y fundador de Ametller Origen organizó el jueves la primera cena solidaria de Navidad de la temporada y fue un éxito total. Seiscientas personas se apuntaron en tan solo cuatro días y se recaudaron 20.000 euros que van destinados directamente a la Marató de TV3. Los chefs Nandu Jubany y Hideki Matsuhisa junto al pastelero Oriol Balaguer elaboraron los platos navideños. Estaban mostrando su apoyo las chef Ada Parellada y Carme Ruscalleda y el chef del fantástico restaurante L'Antic Molí de Ulldecona, Vicent Guimerà. En fin, que Ametller Origen no es una empresa ejemplar porque sí, detrás hay un equipo encabezado por Josep y Jordi Ametller con valores, compromiso social y que no solo piensan en el dinero.

Anna Sorli (segunda por la izquierda), creadora de Somia, con Juan Carlos Utrilla, Marisa Callizo y Sofia Domingo, durante la inauguración de la tienda.

/ Somia

Anna Sorli

Anna Sorli es la nieta del fundador del grupo Sorli y la actual administradora. Vive entregada a su empresa, pero logró ganar unas horas para inaugurar el jueves una tienda de moda sostenible en la calle de Rosselló, en pleno Eixample. Es una apuesta personal de una mujer también comprometida, que estudió moda y que ahora cumple un sueño. Sorli me cuenta que podrá estar poco en la tienda, pero que tiene un equipo fantástico. La tienda se llama Somia y trabaja con tejidos orgánicos y reciclados, que se confeccionan en talleres catalanes y colabora con las Fundaciones Ared y Nou Xamfrà. Pues eso, otra persona con valores.