Medioambiente

Barcelona opta al certificado de ciudad Residuo Cero

Se trata de un estándar europeo desarrollado por la organización no gubernamental Mission Zero Academy con el apoyo de Zero Waste Europe que premia la buena gestión del reciclaje

Contenedores de recogida de residuos en Barcelona. EFE/Enric Fontcuberta

Contenedores de recogida de residuos en Barcelona. EFE/Enric Fontcuberta

1
Se lee en minutos
Efe

Barcelona y Múnich han formado este jueves un compromiso con medidas para ser urbes "candidatas residuo cero" convirtiéndose en las ciudades europeas más importante en dar ese paso, según ha informado hoy organización no gubernamental Residuo Cero Europa. La certificación es un estándar europeo de certificación evaluado por terceros, desarrollado por la organización no gubernamental Mission Zero Academy (MiZA) y con el apoyo de Zero Waste Europe (ZWE).

Cinco pasos

Este estándar consta de cinco pasos (expresión de interés, compromiso, implementación, certificación y mejoras anuales). Barcelona "cuenta con un amplio abanico de medidas de prevención, reutilización y reciclaje de residuos" y "ha creado un plan estratégico dedicado a mejorar sus actuaciones en gestión y prevención de residuos, implicando ampliamente tanto a la comunidad local como a los distintos grupos de interés para facilitar la transición hacia el residuo cero", han agregado desde la organización.

Objetivos

Noticias relacionadas

Entre los objetivos que se ha fijado Barcelona para convertirse en una ciudad con residuo cero destacan una tasa de recogida selectiva del 67 % en 2027 (por encima del 48 % de media europea) y reducir los residuos municipales en ese horizonte a 427 kilos por habitante, frente a los 447 actuales. "Las grandes ciudades están endeudadas con su territorio, producimos una gran cantidad de residuos y ya es hora de que nos hagamos responsables. El compromiso de Barcelona con la estrategia Residuo Cero demuestra que nos importa y que actuamos: queremos ser una ciudad climáticamente neutra e inspirar a otras muchas", ha afirmado la alcaldesa Ada Colau.

Buena dirección

El director ejecutivo de Residuo Cero Europa, Joan Marc Simon, ha destacado que la ciudad natal se comprometa para "lograr la virtuosidad de la gestión de los recursos". "Barcelona todavía tiene muchos retos por delante, pero la apuesta por la certificación residuo cero es un paso en la buena dirección", ha agregado.