Restricciones por la sequía

Barcelona prohíbe regar los jardines privados más de dos días por semana

  • El ayuntamiento activa la fase de alerta del protocolo por sequía en la capital catalana a causa de la falta de agua

  • Agbar incrementará la frecuencia de la lectura de contadores para comprobar que no hay excesos de consumo

3
Se lee en minutos
El Periódico

El Ayuntamiento de Barcelona ha anunciado este martes que ha activado la fase de alerta del protocolo por sequía en la ciudad para limitar el gasto de agua potable ante la escasez de recursos actual que ha provocado la sequía. La idea es lograr un ahorro del 5% del consumo habitual de agua potable.

La alerta barcelonesa se debe a que la Agència Catalana de l’Aigua ha decretado a su vez la alerta hidrológica de la Cuenca del Ter-Llobregat que alimenta a la capital catalana. El consistorio ha precisado que la red de aguas freáticas permite afrontar esta fase con afectaciones “mínimas” para el día a día de la población, ya ha subrayado que por ahora el abastecimiento está garantizado, pero ha anunciado algunas medidas obligatorias.

Solo se puede lavar el coche en un establecimiento profesional, que cuenta con sistemas de ahorro hídrico

Entre ellas destaca la prohibición de regar jardines privados más de dos días por semana. Según la norma, las viviendas con número par podrán regar los miércoles y los sábados, y las que tengan número impar, los jueves y los domingos.

Riego de 20.00 a 8.00h

Las plantaciones de césped, plantas de temporada, arbustos y arbolado se detiene, con la excepción de los elementos vegetales de reposición que ya estén en viveros y que estén destinados a zonas con riego automático.

En cifras, el consumo para riego de superficie verde, pública o privada, no puede superar los 450 metros cúbicos por hectárea al mes. El riego debe hacerse de 20.00 a 8.00, excepto en algunos espacios públicos cuando el cambio de hora está justificado para un mejor aprovechamiento del agua.

Limpiacoches o esponja y cubo

Se acabó por ahora limpiar el coche en la calle: la limpieza de los vehículos privados se tendrá que hacer en los establecimientos comerciales que se dedican a esta actividad, y que cuentan con sistemas de recirculación de agua que permite ahorrarla. Fuera de estos locales, los barceloneses solo pueden lavar los cristales, los espejos, los retrovisores, las luces y las matrículas empleado esponja y un cubo. Nada de a manguerazo limpio.

La norma deja fuera de la prohibición a los vehículos con usos municipales y los de los centros de proveedores que no usen agua potable. Solo se puede lavar un coche con agua potable fuera de uno de los establecimientos citados si es imprescindible para mantener la seguridad y la salud “de las personas y de los animales”, según precisa un comunicado del ayuntamiento. En este apartado se incluyen los vehículos de transporte de comida, animales (vivos o muertos), ambulancias, vehículos médicos, transportes de medicamentos y de residuos. Y en todos esos casos, intentando dar prioridad al uso de agua no potable.

La lectura de los contadores por parte de Agbar verá incrementada su frecuencia, especialmente en los casos de grandes consumidores, como hoteles, instalaciones deportivas, para prevenir que se incumplan las restricciones dictadas.

Piscinas

Las piscinas solo se llenaran si es la primera vez, es decir, si son de nueva construcción, y también parcialmente en las que dispongan de un sistema de recirculación pero solo en las cantidades indispensables para reponer la pérdida de agua por evaporación  y para garantizar la calidad sanitaria. En centros educativos, se podrá llenar piscinas desmontables con una capacidad inferior a 500 litros

Fuentes cerradas

Se prohíbe llenar con agua potable fuentes ornamentales y lagos artificiales, con la excepción de los que alberguen vida animal. En la ciudad hay 325 fuentes decorativa y cerca de la mitad usan aún agua potable. La Font Màgica no se verá afectada porque funciona con agua freática. La limpieza urbana se hará con el mínimo gasto posible de agua y evitando la potable cuando sea posible. Queda prohibido a los particulares limpiar calles, pavimentos, fachadas y terrazas con mangueras. Sí pueden hacer con fregona, cubo y esponja.

Noticias relacionadas

El ayuntamiento recomienda comprobar que se ha cerrado bien los grifos, emplear reguladores para limitar el gasto de agua, instalar grifos monomando, vigilar que no haya fugas y limitar el gasto de agua en el wáter, por ejemplo poniendo en la cisterna botellas llenas de arena para que ocupen volumen.

Barcelona consume el 49% del agua que usa el Área Metropolitana, con un consumo total de 147 litros por habitante y día que si se observa solo el gasto doméstico baja a 106 litros por habitante y día.