Área metropolitana

VÍDEO | Una veintena de sintecho malviven en el aparcamiento de la T-2 de El Prat

Las instalaciones se han convertido en el paupérrimo hogar de varias personas que viven rodeadas de montañas de basura

Personas sin techo malviven en el aparcamiento de la T2 del aeropuerto de El Prat. / VÍDEO: EFE

1
Se lee en minutos
Efe

Varias personas sintecho malviven en el aparcamiento exterior de seis plantas de la Terminal 2 del Aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona-El Prat, unas instalaciones abandonadas donde se acumula la suciedad y la miseria. El aparcamiento, en desuso desde que en 2009 se estrenó la Terminal 1, se ha convertido en el paupérrimo hogar de varios sintecho --una veintena, según algunas fuentes conocedoras-- que viven rodeados de montañas de basura.

Aunque ahora hay vigilantes de seguridad que custodian la entrada del aparcamiento, desde el exterior se pueden ver las prendas de ropa y sábanas colgadas por los precarios inquilinos, y por las rejas del enorme edificio se vislumbra la suciedad que se apila en la planta baja, según avanzó 'La Vanguardia' y ha comprobado Efe.

"Siempre que se detectan personas sin hogar en instalaciones del aeropuerto se activan los protocolos con los servicios sociales. Aena tiene convenio con los Servicios Sociales que tienen profesionales asignados al aeropuerto para ayudar a nivel local y, en el caso de personas extranjeras, facilitar el retorno", han explicado fuentes del gestor aeroportuario.

Atención a las personas

Este convenio está suscrito por Aena, la Generalitat y los ayuntamientos de Barcelona y de El Prat de Llobregat, aunque las administraciones no se ponen de acuerdo en quién se encarga de la atención a estas personas.

Noticias relacionadas

Según fuentes de la Conselleria de Drets Socials, el consistorio barcelonés recibe financiación de la Generalitat para poder intervenir "en la detección y atención social de las personas en situación de vulnerabilidad que se instalan durante el día o pernoctan en el Aeropuerto de Barcelona-El Prat y en sus alrededores y que no tienen ninguna vinculación con otros servicios sociales".

Sin embargo, desde el Ayuntamiento de Barcelona matizan que el convenio está pendiente de renovación -"una labor complicada -han señalado- dada la inestabilidad en la Generalitat en los últimos años"- y que el acuerdo no incluye "la ocupación permanente de un espacio fuera del término municipal de la ciudad de Barcelona, sea en el aeropuerto o no".