Barceloneando

Tours cómicos y otras rutas insólitas por Barcelona

Ahora hay guías turísticos con tanta vis cómica como Mariano Rajoy. El turismo se reinventa. Ya se hacen tours entre chistes, cócteles, magos, fantasmas y vampiros

Charlie Simón ejerce de guía-humorista por el Gòtic durante su ‘History and legends comedy tour’.

Charlie Simón ejerce de guía-humorista por el Gòtic durante su ‘History and legends comedy tour’. / JOAN CORTADELLAS

4
Se lee en minutos
Ana Sánchez
Ana Sánchez

Periodista

Especialista en Barcelona. Busca historias increíbles y coordina las páginas de ocio de ‘On Barcelona’.

ver +

Plaza de Garriga i Bachs (Gòtic). Epicentro de chanclas con calcetines. Hay que abrirse paso entre un hormigueo de turistas con la misma cara de estupefacción que el emérito al enterarse de que Corinna lanza un pódcast. Ahí está: te paras ante un hombre con el paraguas abierto en plena solana. Parece un guía, pero habla de historia con tono de ‘stand up’ y suelta chistes como si estuviera en ‘No te rías, que es peor’. "Esto no es un free walking tour –avisa su camiseta-. Es un tour cómico muy rico en historia". Sí, ahora hay guías con tanta vis cómica como Mariano Rajoy. 

‘History and legends comedy tours’. Hace un año que se hacen rutas cómicas por el Gòtic. “Las historias y leyendas más desconocidas de Barcelona –resume Charlie- mezcladas con gags, con punch cómicos, con mucha comedia”. Lo mismo te cuenta un chiste del Gótico que compara a Colón con Maluma, te enseña el ‘Playboy’ del siglo XVI o te descubre a Darth Vader en la fachada de la Catedral. El tour incluye desde paradas escatológicas hasta leyendas que ponen la sonrisa de punta.

"Esto no es un free walking tour -se lee en la camiseta de Charlie Simón-. Es un tour cómico muy rico en historia".  

/ JOAN CORTADELLAS

Charlie Simón es el guía-humorista de hoy. Cómico valenciano, 28 años. Se vino a Barcelona hace 11. Antes de descubrir el ‘stand-up comedy’, trabajaba en márketing. En sus monólogos ya solía incluir muchos ‘sketches’ de historia, recuerda. Y con la pandemia se reinventó. “Hice una simbiosis: me encanta la historia, me encanta la comedia –explica-, y dije: ‘Voy a hacer ‘free tours’ como si fuesen monólogos cómicos’. 

“Me he reído como un enano”, confiesa Gabriel, uno de los turistas con risa floja de hoy. “Es una forma diferente de hacer un tour”, asiente al lado Violeta. “Padrísimo”, exclama una pareja de mexicanos, Karla y David. “Es otra manera de contar la historia –resume Natalia, ella es de Colombia-. Uno recuerda más cuando es algo que le causa gracia”.  

Ya hay otro cómico que suelta gags a discreción por las calles del Born: Néstor Florez, @Superneoliberal en Tiktok. Es quien está detrás del Barcelona Comedy Club y del Cinemasacre (proyectan las mejores peores películas y las despellejan en vivo con el nivel de bilis de 'Sálvame'). Hay un tercer ‘tour’ en camino en el Raval. “La idea –adelanta Charlie - es poco a poco escalarlo a nivel nacional”. ¿El objetivo? “Ayudar a los cómicos”, asegura. “Darles una propuesta de valor”. Otra salida artística. “Yo les proporciono el guion de historias y leyendas –detalla el humorista- y ellos les dan su personalidad cómica”. 

Vampirismo en Barcelona

No es lo más insólito que puede descubrirte un guía turístico con un paraguas en alto. “Barcelona está más unida con el vampirismo que Rumanía”, te sorprenderá Thor Jurodovich. Sí, es su nombre auténtico. Tiene colmillos tamaño estándar y no rehúye cruces, pero tras dos horas con él te irás corriendo a envolverte con una ristra de ajos. Es el guía de la 'Ruta vampírica' de GoBcn. Se recomienda tomar antes un par de tapas al ajillo para ir más tranquilo. 

Uno de los detalles con colmillos de la catedral que se descubre en la Ruta vampírica. 

/

¿Su última novedad? Hace apenas dos meses que GoBcn ha estrenado la Cocktail Tour. Una ruta agitada y bien mezclada: combina historia y los mejores cócteles, con parada en Stravinsky, Somnia y el nuevo mejor bar del mundo: Paradiso. Otra actividad reciente que hace salivar a los turistas son sus Gastro-Rutas por negocios centenarios. Los de toda la vida. “Para apoyar el negocio local”, puntualizan sus ideólogos. 

Esta pared es la versión barcelonesa de las caras de Bélmez. Flor de Lliri es una de las paradas de la ruta 'Fantasmas de Barcelona'.

/ JOAN PUIG

Hay otro 'tour' nocturno con el que sentirse el niño de 'El sexto sentido’: Fantasmas de Barcelona (Icono Serveis Culturals). Es una ruta por Sant Pere, Santa Caterina y la Ribera en la que se presienten más espíritus que en el armario de ‘Poltergeist’. Está basada en la guía de hechos sobrenaturales de Sylvia Lagarda-Mata. Un paseo por rincones encantados y hasta paredes con caras a lo Bélmez. Se pueden intuir en la calle de la Flor de Lliri. «Serían la proyección de la gente a la que han matado aquí», te dirá la guía con más temple que Iker Jiménez. “Los fantasmas vivos –susurra- son los peores”.

Icono Serveis Culturals también ofrece ‘tours’ por comercios centenarios, la Barcelona de cine e incluso por los rincones que retrata Ruiz Zafón en ‘La sombra del viento’. Este último duplica reservas cada sábado, aseguran los responsables. De hecho, ya están preparando una nueva ruta en bici eléctrica para poder añadir la zona del Tibidabo.  

Noticias relacionadas

Se han llegado a avistar turistas persiguiendo por el Gòtic a dos tipos con capa, gorro de mago y cara de convertirte en insecto en cualquier momento. Es el Tour Mágico de Reino de Juguetes, inspirado en el universo de J. K. Rowling: tres horas de ruta callejera con varita. Se estrenó este verano y lo retomarán próximamente. Será la primera, anuncian, de sus “rutas frikis”.  

En 2023 también se volverá a hacer la ruta de la felicidad: aquí te enseñan a ser feliz sin necesidad de comer perdices mientras haces turismo por Ciutat Vella.