Municipales 2023

El PSC ganaría Barcelona por la mínima, según un sondeo de Foment

  • El sondeo predice un resultado electoral con un escaso margen de diferencia entre socialistas, ERC y 'comuns', con Junts siguiéndoles a no mucha distancia

Ernest Maragall, Ada Colau y Ernest Maragall, en una comparecencia conjunta en el Ayuntamiento de Barcelona. 

Ernest Maragall, Ada Colau y Ernest Maragall, en una comparecencia conjunta en el Ayuntamiento de Barcelona.  / Ricard Cugat

4
Se lee en minutos
Jordi Ribalaygue
Jordi Ribalaygue

Redactor

Especialista en Barcelona y área metropolitana

Escribe desde Barcelona

ver +

Una encuesta encargada por Foment del Treball otorga al PSC una estrecha victoria en las próximas elecciones municipales en Barcelona, que se disputarán en mayo de 2023. El sondeo -basado en 1.000 entrevistas efectuadas en la última semana de septiembre- augura una contienda electoral reñida, en que los socialistas, ERC y Barcelona en Comú se disputarían las tres primeras plazas con un escaso margen de diferencia, con Junts siguiéndoles a no gran distancia. Aparte, el estudio elaborado por el Institut Opinòmetre concede un suspenso a la gestión del gobierno de la alcaldesa Ada Colau. El bipartito de ‘comuns’ y socialistas merece una nota media de 3,75 puntos por parte de los encuestados.

De cumplirse el vaticinio, los comicios alumbrarían un escenario de nuevo fragmentado en el ayuntamiento e incierto en cuanto a la gobernabilidad, que quedaría condicionada a los pactos entre fuerzas políticas para asegurarse la mayoría en el pleno, que ningún partido parece tener al alcance por sí solo. La encuesta asigna un 10,8% de intención de voto al PSC, acechado por ERC, que recabaría el 10,1% de los sufragios. Barcelona en Comú caería a la tercera plaza, con una estimación del 9,5%. 

Por detrás de los tres partidos con más opciones de triunfo, Junts obtendría el 8,1% de los apoyos. En el furgón de cola, figuran el PP con el respaldo del 4,4% de los votantes; Cs, con el 2,7%; la CUP, con el 2,1%, y Vox, con el 1,2%, mientras que otras fuerzas cosecharían el 2,5% de los sufragios. Los indecisos son mayoría y engloban al 35,8% de los consultados.

La traslación de los porcentajes a concejales corrobora que la división perduraría en el pleno municipal, sin ninguna formación que se destaque al frente del consistorio. El PSC subiría de los ocho ediles que cuenta ahora a una horquilla entre 11 y 12. ERC mantendría los 10 representantes o podría ganar uno más, mientras que los ‘comuns’ estarían en condiciones de igualar los 10 ediles que suman ahora, con riesgo de perder uno. Junts crecería de cinco a ocho o nueve ediles y el PP conservaría dos actas o, en el mejor de los casos, cobraría una más. El resto de fuerzas no igresarían en el consistorio, a tenor de la misma proyección.    

Trias y Maragall, los más valorados

Los posconvergentes no han escogido aún a su candidato, si bien la encuesta plantea la hipótesis que Xavier Trias sea el elegido. El exalcalde recibe la valoración más alta, empatado con el republicano Ernest Maragall. Ambos se anotan 4,4 puntos. Les persigue el socialista Jaume Collboni, con un 4,1. El expresidente del Barça y eventual candidato de una posible lista independiente, Sandro Rosell, logra un 3,3, una décima más que Colau, que empata con un 3,2 con la conservadora Eva Parera (Valents). Peor valorada es la eurodiputada Dolors Montserrat, que ha sonado como alcaldable del PP. Recaba un 2,5, mientras que Joan Garriga (Vox) se queda en un 2,1.

De la encuesta trasluce un juicio crítico con el mandato de Colau. El 20,3% de los entrevistados castigan la acción del ayuntamiento con un cero. El 74,6% de los entrevistados para el estudio de Foment del Treball creen que un cambio al frente de la alcaldía es necesario. 

Los electores del PSC adjudican solo un 3,86 de nota a la actuación del consistorio, en que los socialistas son socios en el ejecutivo liderado por los ‘comuns’. Los simpatizantes de ERC desaprueban al bipartito con un 3,95, una puntuación algo más benévola que los socialistas. Igual que en los recientes barómetros municipales, las demandas de más seguridad (31,3%) y más limpieza (15,7%) prevalecen sobre el resto.

Consulta sobre el Prat y las 'superilles'

Noticias relacionadas

El sondeo promovido por la patronal inquiere también por dos cuestiones en las que la organización empresarial presidida por Josep Sánchez Llibre ha discrepado con Colau: la ampliación del aeropuerto del Prat y la extensión de las supermanzanas en Barcelona. La pretensión de incrementar la capacidad del aeropuerto, frustrado ahora hace un año, genera opiniones enfrentadas: el 36,3% se manifiesta partidario del proyecto, un 35,6% se opone y un 23,2% se muestra indiferente. La mayoría de los votantes del PP (69,2%), Junts (64%), Cs (55%), PSC (46,7%) y ERC (38,1%) son favorables a la ampliación, mientras que predominan los detractores entre los seguidores de la CUP (65,2%), Barcelona en Comú (64,8%) y Vox (45,5%).   

En cambio, las críticas a las supermanzanas se imponen con algo más de claridad, a tenor del estudio. El 46,9% rechaza la expansión de zonas peatonales, en que se reduce espacio para el tráfico de vehículos, ahora en fase de obras en algunas vías del Eixample. En cambio, un 27,3% de los consultados se pronuncia a favor y un 21,7% evita posicionarse. Los electores de los ‘comuns’ son los únicos que bendicen las ‘superilles’, mientras que prevalecen los que las rechazan entre los simpatizantes de las demás opciones políticas. El 74,9% de los encuestados identificados con Junts se expresan contra el modelo que el equipo de Colau ha impulsado. También se declaran en contra el 71,4% de los votantes del PP, el 62,1% de los de Cs, el 50,2% de los de la CUP, el 47,4% de los de ERC y el 42,1% de los del PSC.