Crisis del Govern

Trias congela su decisión de ser candidato: "Estoy estupefacto"

  • "Sería absolutamente sorprendente, erróneo y equivocado romper el Govern", considera

El exalcalde de Barcelona Xavier Trias durante una entrevista.

El exalcalde de Barcelona Xavier Trias durante una entrevista. / Joan Cortadellas

1
Se lee en minutos
Agencias

El exalcalde de Barcelona Xavier Trias ha asegurado que ha congelado su decisión de ser candidato de Junts a las municipales del 2023 en la capital catalana porque está "estupefacto" por las peleas dentro del partido y con ERC. "No tomo ninguna decisión porque estoy estupefacto", ha afirmado Trias en declaraciones a Catalunya Ràdio.

Así, ha lamentado el conflicto entre ERC y Junts en el gobierno de Catalunya y ha recordado su propia petición de orden para aceptar ser alcaldable de nuevo: "Una de las condiciones básicas que dije es que no nos peleemos, que haya acuerdo". Ha reclamado consenso interno y externo: "No solo acuerdo interno en Junts, tampoco quiero pelearme con ERC". "Estamos cometiendo un error y no creo que sea bueno lo que estamos haciendo", ha expresado en referencia a la posible ruptura del Govern.

Noticias relacionadas

Ha insistido que "sería absolutamente sorprendente, erróneo y equivocado romper el Govern" y ha considerado que se deben redefinir los objetivos para esta legislatura. "Es un error. Otra cosa es cómo lo haces para ver cómo se reconduce porque a base de reproches no se puede gobernar. Esta historia se tiene que acabar", ha dicho en la entrevista. Ha afirmado que "la imagen de desunión que da el independentismo es muy negativa" y ha lamentado que esta situación genere desconcierto a la ciudadanía, que según él no puede entender lo que sucede.

Como relataba este fin de semana EL PERIÓDICO, la crisis del Govern tiene una importante onda expansiva en la política municipal barcelonesa. Además del paso adelante de Trias, amenaza las negociaciones de presupuesto que deben empezar este otoño. Si hace dos semanas el gobierno de Ada Colau veía con optimismo una reedición del pacto cruzado con la aprobación de cuentas en el Parlament, la congelación de las conversaciones entre En Comú Podem y el Govern empujan a la capital a prorrogar los presupuestos vigentes.