Cierre sin vuelta atrás

El concejal de Ciutat Vella: “Torrons Vicens no tenía licencia y no podrá estar nunca más en la Rambla”

  • Jordi Rabassa sentencia al comercio y advierte de que los ‘ocellaires’ ya sabían que tenían que dejar la avenida y que retrasan la salida “para hacer caja”

BARCELONA 03/10/2022 Barcelona. Torrons Vicens, botiga precintada per l’ajuntament la setmana passada FOTO de ELISENDA PONS

BARCELONA 03/10/2022 Barcelona. Torrons Vicens, botiga precintada per l’ajuntament la setmana passada FOTO de ELISENDA PONS / ELISENDA PONS (EPC)

1
Se lee en minutos
Toni Sust
Toni Sust

Periodista

ver +

El concejal de Ciutat Vella, Jordi Rabassa, se ha mostrado este lunes, durante el acto de inicio de las obras de la Rambla, muy contundente al respecto del futuro de Torrons Vicens, comercio clausurado por los servicios municipales la semana pasada por carecer de licencia. El comercio no podrá reabrir en ningún caso, no solo por no tener permiso, sino porque el plan de usos de la Rambla no permite la apertura de comercios de su género.

“Anécdota”

Rabassa ha calificado el caso de “anécdota”: “Una tienda que abrió sin pedir licencia, cuyo propietario afirmó que esa es su manera habitual de trabajar. La respuesta es bien clara: todo el que quiera abrir debe tener una licencia municipal y en los casos en los que no exista los inspectores intervendrán”.

“Desde el pasado 14 de septiembre sabían que tenían que estaban obligados a cerrar y tuvimos que hacerlo nosotros. Eso satura los servicios jurídicos, los de inspección, a la Guardia Urbana”, ha añadido, antes de sentenciar al comercio: “El plan de usos no permite abrir un comercio así. Es una tienda en la que se vende alimentación. No podrá estar nunca más en la Rambla”.

'Ocellaires'

Noticias relacionadas

No ha sido más suave con los ‘ocellaires’: “Ya no son concesionarios del ayuntamiento, hace tiempo que tendrían que haberse ido, pero decidieron judicializar la cuestión. La única opción es que se vayan. Todas las sentencias nos dan la razón. No queremos más oferta turística”.

Rabassa ha afirmado que el consistorio está a la espera de que se diriman los últimos flecos judiciales para acabar con una actividad que ha criticado duramente: “Saben que se tiene de ir, y ahora que no pagan alquiler aprovechan que están en la Rambla para hacer caja. Queremos bancos, espacios de encuentro, donde están ellos”.