Denuncia ante el juzgado

Imputados miembros de Salut y del Ayuntamiento de Barcelona por irregularidades en la guardería del Vall d'Hebron

  • Ha cerrado en septiembre y se investiga a 12 cargos del hospital y del ICS y funcionarios municipales

Imputados miembros de Salut y del Ayuntamiento de Barcelona por irregularidades en la guardería del Vall d'Hebron
1
Se lee en minutos
Europa Press

El Juzgado de Instrucción 9 de Barcelona investiga por presunta malversación y prevaricación en la guardería del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona a 12 personas, que incluyen directivos del Institut Català de la Salut (ICS), gerentes del hospital y funcionarios del ayuntamiento que han estado en el cargo desde 2013 hasta ahora.

La causa parte de la denuncia de una enfermera del hospital, representada por los abogados Miguel y Miguel Ángel Durán (Durán & Durán), que en rueda de prensa este viernes han valorado que la guardería, dirigida a hijos de trabajadores del hospital, ha "incumplido todo tipo de requisitos legales y no ha habido ningún tipo de control por parte del hospital, del ICS ni del Ayuntamiento".

Entre los investigados está la responsable de la asociación que gestionaba la guardería, que según la acusación particular funcionaba en instalaciones públicas "sin ningún tipo de licencia" desde 2013 hasta este mes, cuando cerró porque el Ayuntamiento comprobó que no tenía licencia. La jueza abrió la causa en octubre de 2018 a raíz de esta denuncia y, tras recibir un informe de la Guardia Civil sobre el caso, en julio de este año dictó las imputaciones de las 12 personas a las que interrogará como investigados a finales de octubre.

Según los abogados de la acusación, los suministros y el material de la guardería "eran pagados por el ICS o directamente por el hospital" a pesar de que operaba sin la licencia necesaria y, según ellos, sin respetar la normativa sobre cesión de patrimonio a particulares.

Expediente en 2017

Noticias relacionadas

Miguel Ángel Durán ha concretado que en 2017, tras darlo a conocer la enfermera, el consistorio -competente para conceder la licencia- abrió un expediente para comprobar si la guardería tenía licencia. Fuentes municipales explicaron a Europa Press a principios de septiembre que en 2017 el Distrito de Horta-Guinardó ya había requerido a la asociación que gestiona la guardería que regularizara la situación, y finalmente este mes se ha precintado el centro al constatar que no se ha hecho esta regularización.

La denunciante del caso, enfermera del hospital y exmiembro de UGT, ha criticado que cuando advirtió de estas irregularidades a la cúpula del sindicato recibió "descalificaciones y una campaña de desprestigio".