Relevo empresarial

Así es el nuevo hotel de lujo a pie de playa en Barcelona

  • El grupo francés Accor inaugura el 21 de octubre el nuevo Sofitel Barcelona Skipper, tras una larga reforma

Recreación del atardecer desde la terraza, con vistas al pez de Gehry.

Recreación del atardecer desde la terraza, con vistas al pez de Gehry.

3
Se lee en minutos
Patricia Castán
Patricia Castán

Periodista

Especialista en Economía local, comercio, turismo, vivienda, ocio, gastronomía y tendencias urbanas.

Escribe desde Barcelona

ver +

Las novedades hoteleras llegan con cuentagotas a Barcelona desde que el plan especial urbanístico de alojamientos turísticos (PEUAT) prohibió nuevas licencias en las zonas más céntricas. Durante los últimos tiempos se han ido inaugurando los últimos que lograron autorización previa al plan, y otros pocos hoteles se han reinaugurado tras cambiar de manos o marca. En este último grupo destaca por fin la inminente apertura el 21 de octubre del Sofitel Barcelona Skipper, junto a la playa del Somorrostro en la Barceloneta, y que significa el desembarco de esta marca francesa de lujo en la capital catalana. Las grandes cadenas de alta categoría solo pueden ahora sumarse a la oferta barcelonesa por esta vía, dado que las zonas donde aún se otorgan licencias son periféricas y no de su interés.

Vestíbulo del nuevo Sofitel.

/

En este caso, y dada la codiciada ubicación, el grupo Accor optó por convertir el que había sido el Pullman Barcelona Skipper (de nivel premium) en un establecimiento de lujo, bajo el cotizado sello Sofitel, también de su cartera. El establecimiento, situado al lado del Hotel Arts, ha estado largos meses en reformas para afrontar la nueva etapa, donde quiere transmitir el espíritu local y mediterráneo pero combinado con un ambiente chic.

Render de una habitación del nuevo Sofitel Barcelona Skipper.

/

Tendrá 225 habitaciones y categoría de 5 estrellas, con una personalidad marcada por la "elegancia francesa", avanza su director, Matthias Bernard, que asegura que se convertirá en el buque insignia de Sofitel en el sur de Europa. Entre ellas destacan 25 suites de diversas categorías, encabezadas por una gran suite presidencial. Tienen en común el lujo algo irreverente y nada ostentoso de la marca, donde el servicio es una de sus señas distintivas.

Fachada y sostenibilidad

De hecho, la larga transformación no ha afectado a todo el edificio, ya que las zonas de restauración se habían renovado hace pocos años. Pero sí se han reformado por completo las habitaciones y su terraza El Cielo en azotea tiene un look totalmente nuevo. Esta cuenta con una piscina abierta todo el año y podrá ser disfrutada desde el atardecer por los barceloneses, mientras que la otra terraza queda a pie de calle en un jardín. El nuevo Sofitel también estrena fachada, con un llamativo jardín vertical de más de 300 metros cuadrados.

Imagen virtual de una suite.

/

En los espacios comunes, Bernard destaca el peso que tendrá la cultura local. Bajo el lema de la "alegría de vivir" quieren programar regularmente actividades literarias, de arte, música, enología... Su pirámide de cristal central servirá como fondo para la proyección de los trabajos de artistas tanto locales como internacionales, explica.

Sin embargo, la inversión abarca otros espacios que no se ven, en las entrañas del edificio y enfocados a la sostenibilidad, como la climatización y gestión energética.

Render de la terraza El Cielo, del hotel Sofitel Barcelona Skipper.

/ Sofitel

Noticias relacionadas

Otro de los aspectos destacados de la nueva etapa será la gastronomía, que suma un bar restaurante de tapas muy barcelonesas y coctelería de autor, el Tendiez, y un restaurante más internacional, el Syrah, que también quiere acoger eventos corporativos o de ocio. "Queremos ser punto de referencia para el mercado local", añade su director.

Precisamente, el hotel quiere abarcar tanto al viajero más hedonista que espera disfrutar de Barcelona desde la primera línea de mar, como al de negocios que precisa de salas de convenciones de gran tamaño y que incorporan alta tecnología.