los imperdibles de la fiesta mayor

Los imperdibles de la Mercè, si la lluvia lo permite

Una selección del qué, quién, cuándo, dónde y por qué del programa de la Mercè Arts de Carrer, con la vista puesta en el cielo

Yldor Llach, domador de bicicletas, ensaya una parte de su número ’L’ànsia de volar’,

Yldor Llach, domador de bicicletas, ensaya una parte de su número ’L’ànsia de volar’, / MANU MITRU

7
Se lee en minutos
Carles Cols
Carles Cols

Periodista

Especialista en Barcelona, en sus cuatro dimensiones periodísticas, las tres físicas, a lo largo, ancho y alto, y la cuarta, la temporal. Vamos, una gran macedonia de temas.

ver +

Habrá un domador de bicicletas, que falta le hace (dice, cómo no, el RACC) a esta ciudad. Se hace llamar Yldor Llach y a fe que lo consigue. Tampoco faltarán polichinelas de cachiporra, que todo niño debería ver al menos un par de veces en su infancia, para que así lleguen menos bisoños, ya de adultos, por ejemplo al ring de Twitter. Esa lección correrá a cargo de unos maestros del género, romanos, la compañía del Teatro San Carlino. De parodiar el turismo, si es que la ficción puede aún superar a la realidad, se encargará una compañía vasca, Trapu Zaharra. Pues eso. Vuelve la Mercè o, mejor dicho, en plural, las ‘Mercès’, porque está la musical, la de las tradiciones y, en tercer lugar, la que en esta crónica a modo de menú se intentará reseñar, algo nada fácil porque el MAC, o sea, la Mercè Arts de Carrer, llega este 2022 con un centenar de compañías en escena.

En el periodismo de antes se recomendaba a los aprendices del oficio que nunca se olvidaran de responder a las cinco W, primera letra en inglés del qué, quién, cuándo, dónde y por qué, pero un más difícil todavía merece la pena añadir una W más, la de ‘weather’, el tiempo meteorológico, porque un año más parece que las dos patronas destronadas por la Mercè, Santa Eulàlia y la Santa Madrona, unirán sus fuerzas en cruel venganza. A la Santa Madrona, que también fue patrona, se acudía, recuérdese, cuando había sequía, o sea, que tiene experiencia en concitar cumulonimbos. Por si sirve para algo, cada mañana de la fiesta mayor se bailarán en las puertas de acceso al castillo de Montjuïc danzas de la no lluvia. Veremos. Pero por si es posible, he aquí algunos imperdibles del programa.

PARC DE LA CIUTADELLA

Aquí nació el MAC hace 15 y aquí se han gozado desde entonces espectáculos inolvidables. La compañía ‘Puppets with guts’, fiel a esa tradición de sorprender y enamorar, sacara a las 10 de la noche del viernes, sábado y domingo sus labios gigantes a cantar y, con ello, a incitar al baile al público. Hasta podría decirse que son el mejor homenaje que este año, 60 aniversario de su muerte, se le hará a Marilyn Monroe.

Segunda recomendación ‘ciutadeliana’, ‘Future Cargo’, todo lo contrario de la sencillez de medios de los labios cantantes. La compañía inglesa Requardt and Rosenberg echa mano de un camión con tráiler que parece venido del futuro. Danza y ciencia ficción en perfecto equilibrio. Son tan un plato fuerte de la fiesta que actuarán dos veces cada noche de viernes a domingo.

Tercera, que dicen que deja boquiabierto. Lo llaman danza inclusiva. Lo protagonizan los miembros de Yurdance, que a su espectáculo le han puesto en la pila bautismal el nombre de 'The sounf of the void'. Salir al escenario con lo que en principio parece una limitación (la falta de una pierna, de dos, la necesidad de moverse sobre las ruedas de una silla) no lo es en realidad para mostrar al público una danza de seductora plasticidad.

Yldor Lach, en un momento de la nunca fácil doma de las endiabladas bicicletas.

/ ICUB

CASTELL DE MONTJUÏC

De nuevo estará dedicado a los espectáculos circenses, una fórmula, vistas las ediciones anteriores, con un público fiel, pero el plus este 2022 es que según la organización estarán presentes prácticamente todas las disciplinas posibles que caben bajo la carpa de un circo (animales no, por supuesto), pero al aire libre. Será en el castillo donde actuará el domador de bicicletas, Yldor Llach, con ese número que ha bautizado como ‘L’ànsia de volar’. A su número se le define como un cóctel de Brossa y Duchamp, que no es poco, pero visto un aperitivo de lo que hace, lo menos que se puede decir es que hace con una bicicleta cosas que no se ven ni en las calles de Barcelona, que ya es difícil.

A la Mercè circense de Montjuïc han sido invitados también varios artistas ucranianos que participarán dentro de un espectáculo coral que ha sido bautizado como ‘Cabaret de Circ’. De ellos dice Marta Almirall, máxima responsable del MAC, que no estarán ahí por ucraniano, sino por su exquisita técnica de ejecución.

Uno de los integrantes de la compañía romana Teatro San Carlino..., bueno, en realidad, tres.

/ ICUB

PARC DE JOAN MIRÓ

Lo que antaño fue el gran solar del matadero municipal de Barcelona entró a formar parte de los grandes escenarios de la Mercè en 2020, o sea, en el peor momento. Se pretendía que fuera un imán de público como la Ciutadella, por aquello de esponjar, pero la pandemia lo impidió. Si la lluvia no lo impide, la Mercè 2022 es su examen de selectividad para comprobar si entra o no a formar parte de la universidad de la fiesta mayor.

La programación del parque de Joan Miró está concebida para las familias con ‘peques’, importante etapa de la vida para iniciarse en el gusto por las artes escénicas. De Roma, ciudad invitada este año, llega este año el Teatro San Carlino, sábado, domingo y lunes, nada menos que con tres pases, 12.45, 14 y 16.30 horas. Lo suyo son las polichinelas y, dentro de ese género, las de cachiporra, perfectas porque obran la magia de la implicación del público.

Al juego de realidad aumentada que propone Adrien M & Claire B y Brest Brest Brest en el Palauet Albèniz hay que ir equipado, eso sí, con un teléfono.

/ ICUB

PALAUET ALBÈNIZ

No es una espacio este accesible cotidianamente, y eso ya es un aliciente para ir. Se han programado ahí espectáculos de calle que no necesitan grandes escenarios ni instalaciones y que, pese a ello, prometen no decepcionar. Igual que en el resto de espacios, lo mejor es sumergirse en el programa (la ‘app’ de la Mercès es una excelente brújula para ello), pero puestos a destacar un espectáculo, y sin querer así desdeñar al resto, los organizadores recomiendan ‘Faune’, una aventura de realidad aumentada por los bosques del palacete que ha sido alumbrado por la compañía Adrien M & Claire B y Brest Brest Brest.

Trapu Zaharra en pleno número de su parodia turística, con su gran lema crucerista, 'Viajes San Fernando, ni a pie ni andando'.

/ ICUB

PARC DE LA TRINITAT

Marta Almirall asegura que el mínimo denominador común de todos los espacios de la Mercè es que no falte nunca el humor, que falta le hace a esta ciudad y el resto del mundo si se echa la vista atrás. En ese insólito lugar que es el parque de la Trinitat (un oasis rodeado por un desierto de asfalto) actuarán el sábado y el domingo, a las 12.15 y a las 17 horas, la parece que muy loca compañía vasca Trapu Zaharra, con un título que ni niquelado para esta ciudad, ‘Turisteando’.

La protagonista, sin que aquí se revele nada inoportuno, es la afortunada ganadora de unas vacaciones a bordo de un crucero, aunque, eso sí, virtual. No está de más anotar esa idea.

PARC DE L’AQÜEDUCTE

Noticias relacionadas

Barcelona son apenas 99 kilómetros cuadrados, una cifra que no impresiona, vamos, mucho menos que Teruel (440), que se supone que ni siquiera existe. Lo extraño es cuán poco conocen muchos barceloneses algunos barrios de su propia ciudad y eso ha conseguido la Mercè en ediciones anteriores subsanarlo ni que sea parcialmente. A esa política de enmiendas se suma este año el Parc de l’Aqüeducte, en Ciutat Meridiana, donde el Institut de Cultura de Barcelona ha decidido trasladar este año la programación que apadrina Pallassos sense Fronteres. Será solo el domingo, una lástima, porque entre las compañías participantes está un referente local, como el Circ Cric, hablamos de Tortell Poltrona, risa garantizada.

También será el Parc de l'Aqüeducte el lugar en el que audicionar un himno bien inusual, la canción que han compuesto los miembros de Els Xiula con niños de seis escuelas de los barrios con más desahucios de Barcelona. 'Stop desnonaments'. Ese es el título del tema. La Mercè nunca es neutra.