Urbanismo

El nuevo entorno de la plaza de les Glòries es más saludable y silencioso

  • La Agencia de Salud Pública de Barcelona detalla que el soterramiento del tráfico ha reducido el 39% la presencia del contaminante NO2 en la zona

  • El ruido también ha bajado nueve decibelios en todas las franjas horarias en el nuevo tramo de Gran Via abierto al completo el pasado mes de abril

La entrada del túnel, en dirección Besòs, a la altura de Gran Via con Padilla

La entrada del túnel, en dirección Besòs, a la altura de Gran Via con Padilla / Ferran Nadeu

3
Se lee en minutos
El Periódico

El pasado mes de abril se completó, después de siete años de obras, la apertura del túnel de Glòries. El soterramiento ha afectado tanto a la movilidad del tráfico rodado en una zona tan relevante de la capital catalana como a los niveles de contaminación atmosféricos y acústicos. Cuatro meses y medio después de que se abriera el espacio de entrada de la ciudad (el de salida se habilitó en noviembre) el ayuntamiento ha puesto cifras concretas a esa mejora, algo que resultaba más que previsible. El análisis de la Agencia de Salud Pública de Barcelona concluye que desde la apertura de los dos túneles se ha producido una reducción de 39% de la presencia de NO2 (dióxido de nitrógeno) entre el periodo de obras y el funcionamiento completo del túnel. El NO2 es un contaminante muy relacionado con las emisiones del tránsito.

El estudio de la agencia municipal compara también el dato con con la estación fija del Eixample, situada en el cruce de la avenida de Roma con la calle de Urgell. Las emisiones actuales del ámbito de Glòries son un 40,8% más bajas que en ese cruce del centro de la ciudad. Nada que sorprenda tampoco. El análisis de la contaminación se realizó en tres periodos: durante una etapa de la fase de obras (entre el 6 de enero de 2018 y el 5 de noviembre de 2021), durante la apertura de túnel en sentido Besòs (entre el 6 de noviembre de 2021 y el 23 de diciembre de 2021) y ya con la apertura de los dos sentidos (entre el 25 de mayo y el 7 de junio). Obviamente los datos durante el periodo de alarma por la pandemia no se han considerado.

El soterramiento del tráfico también ha tenido consecuencias en el ruido que soportan los vecinos en una arteria tan importante para la entrada a Barcelona. En el tramo de Gran Via, según las mediciones municipales, se ha registrado una reducción de nueve decibelios en todas las franjas horarias, pasando de valores situados en torno a los 74 decibelios a los 65 actuales. Esta cifra equivale a nivel acústico a estar en un ámbito peatonalizado de la ciudad, valora el comunicado del ayuntamiento.

Más de 100.000 personas en la Clariana

Noticias relacionadas

La transformación del área de las Glòries no solo ha afectado a la circulación de vehículos, siendo esta la modificación más importante en cuanto al ìmpacto en la ciudad. Al margen del túnel, la apertura del espacio verde de la Clariana, que ocupa en buena parte la zona donde se hallaba el tradicional mercado de los Encants hasta su nueva y espectacular ubicación, ha supuesto la incorporación de un nuevo espacio al aire libre en Barcelona. Según las cifras municipales, desde septiembre del pasado año hasta este mes de julio, más de 100.000 personas han participado en las actividades que se han celebrado en la gran explanada verde, con una hectárea de césped. La oferta ha abarcado desde actos abiertos, gratuitas y familiares, a sencillamente el uso de hamacas, mesas, sillas y sombrillas.


/ ÀNGEL GARCÍA

El pasado mes de marzo se fijó una programación estable, organizadas por el ayuntamiento junto a entidades y equipamientos del entorno de la Clariana de les Glòries. Por ejemplo, actividades familares con cuentacuentos organizadas por la biblioteca del Clot, y propuestas de fin de semana como talleres de circo o de teatro. Además se han ofrecido actividades ambientales, talleres de dibujo y pintura o de yoga en familia organizados por el centro cívico de la Farinera del Clot. En total, esta programación de actividades ha contado con más de 2.500 participantes desde el pasado mes de marzo hasta finales de julio.