Mascotas

El abandono de perros y gatos en BCN baja un 20% en el primer semestre de 2022

  • A pesar del descenso de ingresos, según el consistorio, en este momento cerca de 200 perros y 100 gatos esperan en el centro de acogida municipal a que una familia les adopte

Unos perros corretean por la playa.

Unos perros corretean por la playa. / Zeta_intramedia

1
Se lee en minutos
El Periódico

El Centro de Acogida de Animales de Compañía de Barcelona (CAACB) ha registrado en el primer semestre de este año un 20% menos entradas de perros y gatos abandonados que en el mismo período del año pasado. Según ha informado este jueves el Ayuntamiento de Barcelona, de enero a junio en el CAACB han entrado 294 perros (frente a los 315 del mismo período del año pasado) y 227 gatos (el año pasado fueron 319).

"Aunque todavía no se pueden sacar conclusiones sobre cuál será la tendencia en los próximos años, se ve un bajón de cerca del 20 % en los primeros seis meses del año", ha señalado el consistorio en un comunicado ante estos registros favorables. La primera causa de abandono de animales ha sido las camadas no deseadas y, en el caso de perros, además, la mayoría lo son de las llamadas razas consideradas potencialmente peligrosas. A pesar del descenso de ingresos, según el consistorio, en este momento cerca de 200 perros y 100 gatos esperan en el CAACB a que una familia les adopte.

Campaña 'Adopta un invisible'

Noticias relacionadas

En este sentido, la tercera teniente de alcaldía, Laia Bonet, ha animado a todas las personas que estén pensando en convivir con un animal a que "piensen en la adopción antes que en la compra". "Barcelona es una ciudad comprometida con el bienestar de los animales y la mejor manera de demostrarlo es apostando por adoptar de forma responsable a aquellos animales que más lo necesitan", ha añadido.

El Ayuntamiento de Barcelona mantiene activa la campaña 'Adopta un invisible' para impulsar la adopción responsable y encontrar una familia a animales de compañía que llevan tiempo en el centro porque por su edad, su tamaño, tener alguna enfermedad crónica, mestizaje o su condición legal de perros potencialmente peligrosos nadie se interesa en ellos.  Se calcula que el 14% de los animales que se abandonan viven de forma permanente en los centros de acogida.