Barceloneando

La piscina de Rahola

  • En Cadaqués no todo pasa en casa de la periodista

Jordi Ciuxart y Vicenç Altaió en la piscina de Pilar Rahola en Cadaqués

Jordi Ciuxart y Vicenç Altaió en la piscina de Pilar Rahola en Cadaqués / Instagram

3
Se lee en minutos
Joan Vehils
Joan Vehils

Periodista

ver +

La belleza del pueblo de Cadaqués no surgió de la nada. Seguro que los primeros albañiles encargados de construir las casas de pescadores ya debían de ser gentes con una especial sensibilidad estética. No obstante, los que resultaron decisivos para que sea la población catalana con menos disparates arquitectónicos fueron los arquitectos Peter Harden y Lanfranco Bombelli. Ellos son los verdaderos responsables de que en los años 60 personalidades del mundo del arte, la literatura y la arquitectura se citaran en esta bella población daliniana. Y cuento esto porque Marc Arnal, director académico de los grados de arquitectura de La Salle URL, ha rendido un homenaje a estos dos referentes en su libro 'L'art de viure' (editorial Comanegra).

Unos días después de su presentación, el propio Arnal, junto a Vicenç Altaió, Isona Passola y Jordi Cuixart quedaron para comer. El calor era sofocante y cuentan que surgió la idea de llamar a Pilar Rahola para darse un baño en su piscina. Pues eso, ya saben cómo acabó el asunto. Hubo baño, guerras de pistolas de agua, risas y cantos en favor de la independencia. Y hubo video, claro, y Rahola lo colgó, claro, y se volvió a liar en las redes sociales, claro. Visitar la casa de Rahola tiene esos riesgos. Puedes quedar retratado mientras la gente se monta imaginarias películas de lo sucedido. En fin, que ni en Cadaqués pasa todo en casa de Rahola ni todo lo que sucede en esa casa es tan escandaloso como algunos lo quieren ver.

Por cierto, en Cadaqués también pude saludar a Albert Batet, el presidente de Junts en el Parlament. Un tipo agradable que este año ha elegido este pueblo del Empordà para descansar unos días con su esposa y sus dos hijos pequeños. Por cierto, le irá bien coger fuerzas si quiere intentar resolver el caos interno de Junts. Lo primero que se espera es que nombren a Xavier Trias candidato a la alcaldía de Barcelona. Veremos si logran ponerse de acuerdo. Al día siguiente vi al abogado Gonzalo Boye y más tarde a Joaquim Forn, aunque este último es uno de los fijos de Cadaqués. Eso sí, a los tres, luego, también los vi en una foto junto a Rahola…

Algo más que un restaurante

Hablando de Cadaqués, el lunes recibo una llamada de Pere Vehí. Me propone acompañarle a comer al restaurante Miramar de su amigo Paco Pérez en Llançà. Pere Vehí, nada que ver con Vehils, es uno de los tipos que más sabe de Dalí en todo el mundo. Conoce la obra del pintor ampurdanés como nadie y solo él puede descubrir detalles en sus pinturas inapreciables para el resto de los humanos. Cadaqués le debe mucho y debería cuidar más a personajes como Vehí que, además de historia con Dalí, regenta el popular bar Boia desde toda la vida.

 Pere Vehí i Guillem Pérez en el restaurante Miramar

/ Joan Vehils

Noticias relacionadas

Por su parte, el Miramar es el mejor restaurante de toda la costa española. Sus dos estrellas parecen pocas tras degustar el menú del mar. Lo cierto es que tiene un mérito extraordinario mantener ese nivel estratosférico a 160 km de Barcelona. Paco Pérez es el chef y propietario junto a su mujer, Montse Serra. Entre los dos miman al cliente y encima ahora ya cuenta con la ayuda y profesionalidad de su hijo Guillem y de su hija Zaira. Esta última combina su profesión de actriz con el de restauradora. En fin, todos unos 'cracks'.

De Sans a Corbacho

Hablando de 'cracks', esta semana he sabido de otros dos. De paso por Barcelona coincidí con Carles Sans. Me cuenta que ha interrumpido sus vacaciones porque el viernes actuaba en Huesca y este sábado en Sitges. Tras Tricicle, ahora, su espectáculo 'Por fin solo', está siendo un éxito y recibe peticiones de toda España. Tanto es así que a mitad de septiembre volverá al teatro Borràs. A Sans le pillé hablando con Jose Corbacho. Otro actor que tampoco descansa en verano. El fin de semana actuó en el Festival Pedra Viva de Ciutadella. Lo hizo junto a Ramon Gener en el espectáculo musical ‘Love, love, love’. Corbacho y Gener, cada uno a su manera, van introduciendo temas de Elvis Presley o Coldplay mezclados con obras de Bach, Mozart o Beethoven. Hay momentos tan surrealistas como apoteósicos. Vale mucho la pena. La semana antes de La Mercè repiten en el Tívoli. Por cierto, en Menorca no se lo perdió el expresidente del Barça, Josep Maria Bartomeu.