Inmueble ocupado

El incendio de un bajo ocupado en Sant Adrià obliga a evacuar a 58 vecinos y 21 ancianos de una residencia

La gran cantidad de desechos acumulados en el local, cuya ocupación denunciaron los vecinos, ha complicado las labores de extinción del fuego

El incendio de un bajo ocupado en Sant Adrià obliga a evacuar a 58 vecinos y 21 ancianos de una residencia

Bombers de la Generalitat

2
Se lee en minutos
El Periódico

Un incendio en Sant Adrià de Besòs ha obligado este domingo por la mañana a evacuar a 58 vecinos y 21 internos de una residencia de ancianos. El fuego se ha declarado a las 8.58 horas en los bajos de un local ocupado de la calle de Sant Joaquim y hasta el lugar de los hechos se han desplazado 10 dotaciones de los Bombers de la Generalitat y ocho unidades del Servei d'Emergències Mèdiques (SEM). De las personas atendidas por los equipos de rescate, seis han tenido que ser trasladadas a centros hospitalarios por inhalación de humo, aunque no revisten gravedad.

Los Bombers, tras extinguir el fuego, explicaron que podría haber perjudicado al forjado del edificio. En este sentido, la primera planta del bloque es la más afectada y se están revisando unos sótanos que comunican locales de distintos portales.

El ayuntamiento instó a la propiedad a iniciar el desahucio

Los vecinos aseguran que el local ocupado estaba lleno de objetos, plásticos y maderas. El ayuntamiento ha replicado que ya había tomado cartas en el asunto: había instado a la propiedad a iniciar el proceso de desahucio, pero no había obtenido respuesta. "Hacía tiempo que los vecinos nos quejábamos de las molestias", ha explicado uno de ellos, Antonio Domingo, que también ha concretado que allí vivía un hombre "desde hacía tiempo".

La gran cantidad de desechos acumulados en el local ha complicado las labores de extinción del fuego, ha indicado el jefe de guardia de la Región Metropolitana Norte, Albert Cervera.

Por otro lado, el humo ha afectado a varios bloques de pisos. Todos los vecinos, excepto los del edificio afectado, ya han podido volver a sus vivencias. Los ancianos de la residencia Mossèn Anton han podido volver al centro después del mediodía. También el resto de vecinos de los bloques adyacentes han regresado a sus casas. Los habitantes del bloque donde se ha declarado el incendio son los únicos que por ahora no pueden volver al edificio hasta que los bomberos hagan un estudio de los daños.

Filo Cañete, alcaldesa de Sant Adrià ha declarado que todavía se desconocen las causas del incendio y que la policía local está intentando localizar a algunos de los vecinos del edificio afectado pues no todos estaban en casa cuando se ha producido el incendio. Algunos están de vacaciones.

Denuncia interpuesta

Noticias relacionadas

En declaraciones a Catalunya Ràdio ha señalado que "la policía local abrió diligencias en plena pandemia, hace aproximadamente un par de años". Se hizo una denuncia de la ocupación que trasladó al juzgado de Badalona. Según ha explicado el Ayuntamiento insistió varias veces a los propietarios del local ocupado para que se sumaran a la denuncia, la última vez hace un par de meses, pero no ha obtenido respuesta.

La alcaldesa ha reconocido que la situación del local ocupado en los bajos del edificio generaba problemas. "La convivencia no era la más adecuada", ha dicho, debido a los ruidos en el local que molestaban al local colindante y a la residencia de ancianos.