Entrevista

Gemma Tarafa: "Queríamos conquistar derechos en Barcelona, como el de la salud bucodental"

  • La concejala de Salud, que fue comisionada del ramo en el mandato anterior, repasa su gestión, marcada por la pandemia del coronavirus

Gemma Tarafa, concejala de Salud de Barcelona, en una de las consultas del servicio de dentista para personas vulnerables.

Gemma Tarafa, concejala de Salud de Barcelona, en una de las consultas del servicio de dentista para personas vulnerables. / ELISENDA PONS

7
Se lee en minutos
Toni Sust
Toni Sust

Periodista

ver +

¿Por qué ha elegido para la entrevista el número 127 de la calle de Viladomat?

Este edificio era la sede de la PAMEM, la mutua de los 9.000 funcionarios y exfuncionarios del ayuntamiento. Una de las primeras cosas que hicimos al llegar Barcelona en Comú al gobierno de la ciudad fue cerrar la mutua. Los funcionarios y los exfuncionarios entraron en el sistema público de salud. Y con el dinero que ahorramos, abrimos el servicio del dentista municipal para las personas más vulnerables. No tenía sentido tener a los funcionarios en la mutua.

¿Y cómo salió la reinversión?

Una de las cuestiones que más queríamos era conquistar derechos. Uno era el derecho a la salud bucodental. Aquí pusimos el primero de los cuatro servicios del dentista. Han hecho 31.000 visitas desde 2018. Cuando empezamos aquí vimos que un 20% de la gente venía de Nou Barris. Por eso abrimos un servicio en Torre Baró. Cuando conquistas un derecho así quieres que sea de proximidad.

¿Qué requisitos son necesarios para acceder a este servicio de dentista?

No superar, aproximadamente, unos ingresos de 8.000 euros por persona. Si la unidad familiar tiene más de una persona, el límite va subiendo (11.952 euros para dos personas; 13.152 para tres; 14.496 euros para cuatro, y 1.344 euros por persona a partir de ese número). El dentista tiene cuatro patas. Primero, la gente con umbral de renta muy bajo, también personas sintecho y niños de familias vulnerables. Para gente con renta limitada pero no tanto, hicimos un convenio con la asociación española de clínicas dentales, al que se han suscrito 100 clínicas, para derivarles usuarios que no pueden entrar en el otro servicio. Tienen un ahorro de entre un 35% y un 40% en la mayoría de tratamientos. Un tercer elemento, para mí el más importante: con estas ganas de conquistar este derecho logramos apretar a la Generalitat en el Parlament para que, mediante una ley, tenga que aumentar su cartera de servicios. Las incluye por la presión del dentista municipal para personas vulnerables.

"Un 12% de población no va nunca al dentista pero en total es un 60% el porcentaje que sabemos que tiene muchas dificultades para ir"

¿Hasta ahora qué incluía la cartera de servicios de la Generalitat?

Hasta ahora, solo sacarte una muela o un diente. Ahora, que hemos pactado 50 millones para un año, empastes, higiene y alguna cosa más. No es la cartera ideal pero es una mejora. La cuarta pata: tenemos un 12% de población que no va nunca al dentista porque no se lo puede permitir, pero en total es un 60% el porcentaje que sabemos que tiene muchas dificultades para ir. El dentista para todos, el que activaremos dentro de un tiempo, que no tendrá límite de renta, está destinado a este 48%.

¿Cómo funcionará el servicio de dentista sin límite de renta?

Crearemos un operador odontológico de mercado. Con una ventaja: como no queremos hacer beneficio, lo reinvertiremos en nuestra propia clínica dental. Pagarán, pero con un ahorro del 15% al 40%. Se abrirá en dos fases y acabará teniendo ocho butacas. Primero, cuatro, y luego otras cuatro. Todas en un mismo espacio. La idea es que no esté en un distrito muy vulnerable porque ya está el otro dentista para ese colectivo, pero tampoco en uno en el que los vecinos no necesitan el servicio. Estará en Ciutat Vella, aún no sabemos exactamente dónde.

Pero para este proyecto es necesaria una decisión judicial favorable.

Tenemos un contencioso abierto por el Colegio de Odontólogos, que supuso unas medida cautelares, que logramos que fueran levantadas después de que durante muchos meses detuvieran el proyecto. Ahora esperamos, para otoño, una resolución de la sala de lo contencioso administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya. No podemos abrir el servicio del dentista sin una sentencia firme. Los profesionales cobrarán los mismos salarios que los del Siscat (Sistema Sanitario Integral de Utilización Pública de Catalunya), como los profesionales que están en los CAP, normalmente por encima de los de las consultas privadas. Porque uno de los argumentos del colegio es que habría odontólogos con salarios muy bajos. Y es rotundamente falso.

"Si la resolución del TSJC es positiva, el dentista municipal sin límite de renta abrirá a principios de 2023"

Todo este proyecto es para usted especialmente relevante, vamos que ha sacado el tema usted.

Porque invertir en derechos sociales no es solo dar ayudas, es también innovar en conquista de derechos. Derecho a la salud bucodental y la salud mental: como ayuntamiento hemos hecho más de lo que nos tocaba.

Para cerrar lo anterior: si la resolución es favorable al consistorio, ¿cuándo abrirá el dentista municipal?

Si la resolución es positiva, que estoy convencida de que lo será, porque el 98% de la población nos dice que tiene que ser así, el dentista municipal abrirá a principios de 2023.

Pero la población no son los jueces. En el caso de la municipalización del agua la sentencia fue negativa. En el caso de la funeraria pública no hubo acuerdo político y tampoco se pudo hacer.

Es que creo que no puede ir mal. Y si va mal, recurriremos.

Usted es responsable de salud hace siete años, cuatro como comisionada y tres como concejal. ¿Cómo resume la experiencia?

El balance es muy positivo. Es una posición en la que tienes que creer. Pero hemos vivido una pandemia a medio mandato que tuve que pilotar y eso marca el balance, que sigue siendo bueno. Se han podido hacer cosas clave que nos propusimos, no sin dificultad.

 ¿Hemos olvidado demasiado rápido la pandemia? ¿La hemos dado por acabada antes de hora?

La pandemia ha ido muy a la baja y tenemos que encontrar un equilibrio. Me preocupa más el impacto en la salud mental en la pospandemia que la pandemia. Los números van muy a la baja.

"Me preocupa más el impacto en la salud mental en la pospandemia que la pandemia"

La gente ya no conoce los datos como antes, y eso que se hizo experta en la RT, la incidencia a 14 días, la positividad.

Ya no se recoge el número de contagios, sí el de hospitalizaciones y casos en ucis. Hubo un momento en el que más que informar sobreinformamos. Dar el dato de la velocidad de propagación cada día no tiene sentido. Seguimos teniendo casos y deberemos convivir con ellos muchos meses. Pero es importante el impacto de la pandemia en la gente. Siempre hablamos de la crisis sanitaria y económica, pero a mí me preocupa la de la salud mental.

¿Qué hace el ayuntamiento al respecto?

El de la salud mental es uno de esos temas en los que hemos podido ir más allá de lo que había en la ciudad, arrastrando a la Generalitat y al Estado. Como el teléfono de prevención del suicidio. NO había otro en ninguna ciudad de Catalunya. Suma ya 7.500 llamadas. Antes no se hablaba del suicidio, ahora está claro que hay que hacerlo para prevenir. Luego salió el 061 de la Generalitat y el 024 del Estado. Bienvenidos sean. El ayuntamiento ha sido punta de lanza. Y luego el chat de salud mental para gente joven, abierto, como el teléfono del suicidio, con la Fundació Ajuda i Esperança. En todos los distritos hay un servicio de acompañamiento psicológico para jóvenes de 12 a 22. Con 13 psicólogos.

¿Ve a la gente muy preocupada, intranquila? Pandemia, guerra, crisis económica.

Los números nos dicen que la gente ha pasado, al principio de la pandemia, miedo, angustia, incertidumbre. Ahora está cansada, más preocupada por el futuro. Me preocupan los jóvenes y la gente mayor.

Los pabellones para sintecho durante la pandemia, durante el confinamiento, fueron muy relevantes, pero el hecho es que hoy en la calle sigue durmiendo mucha gente, tanta o más que antes de que Barcelona en Comú llegara al gobierno local. ¿Se ha topado con la constatación de que hay cosas que no podía resolver?

Se aumentaron mucho las plazas y algunas se han consolidado: hay tres centros pioneros. Para menores, mujeres y sintecho que consumen drogas.

De acuerdo, pero ¿hay cosas que no se pueden combatir?

Hay que cosas que no podemos combatir solos. Pasamos de 1.900 a 2.800 plazas para sinhogar, más allá de la pandemia. Y si comparamos la ratio de plazas en Barcelona con las del resto de Catalunya se nos pondrían lo pelos de punta. Lo podemos aplicar a otras cuestiones. Yo no diría que estas cosas no se puedan resolver. No las puede resolver un ayuntamiento solo.

¿A qué se dedicaba antes de entrar en el ayuntamiento?

Soy doctora en Biología Molecular de formación y estaba trabajando en la Pompeu Fabra, en un departamento que trataba aspectos de desigualdades en salud, sobre todo asociadas al cáncer. Hacía docencia e investigación.

Noticias relacionadas

¿Y está preparada para dejar el consistorio?

Sí. Mi trabajo me gustaba mucho y era muy útil.