Contaminación acústica

La lucha de Barcelona contra el ruido: estos son los nuevos horarios en terrazas, supermercados y restaurantes

El Ayuntamiento modifica los horarios de cierre en Ciutat Vella, Enric Granados y el conocido como el Triángulo Golfo

Jóvenes de botellón frente al MACBA, de madrugada, el pasado enero.

Jóvenes de botellón frente al MACBA, de madrugada, el pasado enero. / MANU MITRU

2
Se lee en minutos
El Periódico

El Ayuntamiento de Barcelona continúa con su cruzada para reducir el impacto del ruido que se genera en locales de restauración y comercios y que tiene un impacto directo en el descanso y la calidad de vida de los vecinos. Hasta el momento, el consistorio de la capital catalana ha modificado los horarios de cierre en tres zonas de la ciudad: Ciutat Vella, el Eixample y el popularmente conocido como el Triángulo Golfo, en el Poblenou. 

Eixample

En el Eixample, la acción se centrará las terrazas de la calle de Enric Granados deberán cerrar una hora antes de lo que venían haciendo: de domingo a jueves deberán cesar la actividad a las 23.00 horas, mientras que el viernes y el sábado se prolonga una hora más, hasta la medianoche. En principio, la medida no se va a poder poner en práctica hasta pasado agosto. 

En el resto del Eixample las terrazas seguirán cerrando con el horario habitual dada la manifiesta desigualdad entre Enric Granados y el resto del barrio, donde un 60% de los locales de planta baja tienen terraza, según datos del consistorio.

En Enric Granados hay 115 licencias de las que 81 son ordinarias, mientras que las 34 restantes se anularán, según detalló el concejal de Emergencia Climática y Transición Ecológica, Eloi Badia. El ayuntamiento retirará asimismo algunas de las mesas que hay en la calle que se añadieron durante la pandemia, las conocidas como ‘terrazas covid’, toleradas entonces para ayudar a la restauración a reducir el impacto económico del coronavirus.

Ciutat Vella

En Ciutat Vella se añade la medida y se suma la problemática del botellón, de ahí que se avanzará el cierre de diferentes locales en las calles de Joaquim Costa y Escudellers y en las plazas de Georges Orwell y de los Àngels para reducir el impacto del ruido en el vecindario. 

Noticias relacionadas

En este distrito, la restauración cerrará a las 2 de la madrugada, una hora antes que ahora, si bien las terrazas deberán acabar a las 23.00 horas, mientras que las tiendas de alimentación lo harán a las 22.00 horas, en todos los casos durante toda la semana. La medida se aplicará en 53 locales de restauración, a 90 comercios alimentarios y a 13 terrazas. La previsión es que se empiece aplicar en septiembre porque, como ocurre en el Eixample, hay que dar cabida a las notificaciones y el consiguiente periodo de alegaciones. 

Poblenou

También el impacto del botellón es el principal objetivo que trata de regular el Ayuntamiento de Barcelona con el decreto que obligará a las tiendas de alimentación de lo que el consistorio denomina Triángulo Lúdico y popularmente se conoce como Triángulo Golfo, el comprendido en la franja del barrio del Parc i la Llacuna de Poblenou. Allí, deberán bajar la persiana de 22.00 horas a 7.00 horas de miércoles a domingo en 18 comercios que hasta ahora abrían a las 24 horas. La medida se aplicará asimismo los festivos y sus vísperas.