Encuentro internacional

El primer Circuit Festival tras la pandemia revolucionará Barcelona

  • Tras dos años de ausencia, la cita LGBTI+ de música y ocio ofrecerá desde el sábado nueve días de días de diversión. Se celebra en el Gayxample y otras zonas de la ciudad

Dos hombres recogen sus correspondientes pulseras para participar en los eventos del festival gay Circuit que inicia sus actividades este sábado.

Dos hombres recogen sus correspondientes pulseras para participar en los eventos del festival gay Circuit que inicia sus actividades este sábado. / JORDI COTRINA

5
Se lee en minutos
Patricia Castán
Patricia Castán

Periodista

Especialista en Economía local, comercio, turismo, vivienda, ocio, gastronomía y tendencias urbanas.

Escribe desde Barcelona

ver +

Dos años de letargo por la pandemia han multiplicado las ganas y las expectativas de los miles de asistentes que año tras año viajaban a Barcelona para sumergirse en el Circuit Festival, como punto de encuentro del colectivo LGBTIQ+. La cita, que desde 2008 se ha convertido en referente mundial, atraerá esta vez a viajeros de más de 80 países dispuestos a entregarse a nueve días y nueve noches (del 6 al 14 de agosto) de música y ocio, con un alto impacto económico en la hostelería y otros servicios, sobre todo el llamado Gayxample, el barrio de la Antiga Esquerra del Eixample.

El Circuit llega a su 13ª edición tras un parón forzoso que se revertirá con una de sus ediciones más concurridas, dado que la organización (el catalán Matinée Group) avanza que tiene vendidas todas las entradas para alguna de las fiestas, que han sido adquiridas desde los cinco continentes. De hecho, destacan que en el ‘top’ de las procedencias de los participantes figuran China y países árabes “donde la homosexualidad está penada y perseguida”. En el festival de Barcelona encontrarán “un espacio de apertura, tolerancia y respeto donde poder expresarse con libertad en un entorno inclusivo y de acogida, sin represión ni complejos”, subrayan.

De hecho, ocho de cada diez asistentes serán extranjeros, como es habitual, lo que quiere decir que el evento recupera la normalidad viajera. El reencuentro festivo para la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales será especialmente destacada la presencia de estadounidenses, australianos, brasileños, israelís, italianos, franceses, alemanes, colombianos y británicos, que aprovechan la convocatoria para pasar sus vacaciones en la ciudad.

Imagen de archivo de la última fiesta Water Park Day en 2019.

/ Tarek Del Moreno

El festival lúdico, que otros años ha superado los 70.000 asistentes al conjunto de celebraciones, se reivindica como "gran celebración del amor y la amistad más allá del género". Tras algunas críticas desde entidades activistas porque no dibuja la realidad social ni problemáticas del colectivo y se enfatiza mucho el impacto económico, en esta ocasión no se han proporcionado estimaciones. Sin embargo, informes internacionales del sector turístico señalan que el gasto del turista LGBTI es hasta tres veces superior. De hecho es uno de los segmentos de mercado por los que más está apostando Turismo de Barcelona.

Hoteles y comercio

Matinée Group calculó en anteriores ediciones un gasto medio de 250 euros diarios. Un dispendio que más allá del festival y el alojamiento se distribuye en restauración, comercios de moda, transporte y diversos servicios. Peluquerías, gimnasios (DiR se ha convertido en la cadena oficial colaboradora a la que pueden acceder con entradas puntuales o de varios días) y demás acusan estos días la efervescencia de la cita gay más importante del verano.

El desembarco afectará a hoteles de distintas categorías, aunque entre los más reservados figuran dos de lujo, el W (hotel vela) y el Mandarin Oriental. También el hotel gay Axel vuelve a ser de los más demandados, así como apartamentos turísticos especialmente en el Eixample, pero también en otros ejes céntricos. En todos ellos, las estancias son más largas que la media.

El capítulo de fiestas volverá a estar capitaneado por la multitudinaria Water Park Day en la Illa Fantasia (día 9), que se alarga toda la jornada y pone a chapotear al ritmo de la música en una piscina de olas a miles de asistentes en bañador y luciendo torso. Otra supercita en cuanto a gran afluencia a la fresca será (como novedad) en la Fira Gran Via 2, en L’Hospitalet, el sábado 13. Pero muchas salas se integrarán estos días en el circuito de diversión que abarca desde Razzmatazz, en Poblenou, hasta Input en el Poble Espanyol, o GO! Beach Club, en el barrio del Besòs i el Maresme.

Noticias relacionadas

El despliegue humano para hacer posible el montaje incluye más de 500 contrataciones directas y otras muchas indirectas, señalan fuentes del grupo,  en especial un centenar de personas para atender al público del día del parque acuático. En materia artística, las 12 fiestas dan cabida también a otros promotores internacionales de la escena ‘clubbing’ gay, como Forever Tel Aviv (Israel), TNW (Brasil) o Megawoof (Reino Unido). La banda sonora, esencialmente house, tribal y tech house, alieará a 42 discjokeys, y tendrá el color de un gran equipo de bailarines y animadores.   

Ciudad premiada, estudios especializados y segmento rentable

A finales de 2021 Barcelona fue galardonada con el premio Gay Travel Awards como mejor destino no norteamericano, en reconocimiento por su labor en la promoción del turismo LGTBI+, el espíritu inclusivo y la excelencia hospitalaria para este segmento de viajeros. Se considera el 'Oscar' del turismo y supone un empujón más a la tarea que ya realiza Turismo de Barcelona, que tiene un programa específico de promoción para proyectar la ciudad como "ciudad de referencia en la defensa de la diversidad y las necesidades del colectivo". Un grupo de trabajo integrado por distintas administraciones, entidades y empresas (incluido el Circuit Festival) comparten estrategia común.

El interés empresarial en este 'target' se constata también con la creación de un programa de estudios pionero en el mundo para formar profesionales de cara a atender a este ámbito. Lo imparte el centro universitario CETT, adscrito a la Universitat de Barcelona.

El consorcio turístico subraya que España recibe anualmente seis millones de turistas LGTBI+ que gastan proporcionalmente un 40% más que el resto. Destacan además porque viajan todo el año, no solo en temporada alta, y tres veces por encima de la media; además realizan estancias más largas. Según la Organización Mundial del Turismo (OMT), estos viajeros representan un 3% del volumen de turistas a nivel mundial, pero desembolsan un 15% del gasto total. El colectivo sigue estigmatizado en 75 países, para los que es esencial elegir un destino vacacional donde se sientan seguros.