Arte

Una escultura denuncia contra Putin aparece en el parque Joan Miró de Barcelona

La figura, que muestra al dirigente ruso sobre un tanque de miniatura, ya se ha retirado

La escultura de denuncia contra Putin que ha aparecido en el parque Joan Miró.

La escultura de denuncia contra Putin que ha aparecido en el parque Joan Miró. / JAMES COLOMINA

1
Se lee en minutos
El Periódico

A los visitantes del parque Joan Miró de Barcelona les ha sorprendido la presencia de una imagen de impacto: la escultura de Vladímir Putin subido sobre un tanque de miniatura, casi de juguete, todo ello con una pátina de color rojo intenso que atrae las miradas de todos los transeúntes. La obra es una idea del artista francés James Colomina, que ha instalado algunas de sus transgresoras escultura en espacios públicos de Europa y de Estados Unidos.

El objetivo de la obra, que estuvo instalada previamente en los jardines de Luxemburgo de París, es el de establecer “un diálogo con los niños” y denunciar “lo absurdo de la guerra y la valentía de los niños ante situaciones violentas y catastróficas que no han escogido”, ha explicado Colomina. La obra ya se ha retirado este lunes por la mañana. "La escultura fue instalada el 23 de junio en los jardines de Luxemburgo de París. Pero Vladimir aún viajará", realata Colomina.

Captar la atención

Noticias relacionadas

El pasado enero, el escultor ya puso dos figuras, del mismo rojo intenso, de un oso de peluche y un niño donde estaba la estatua de Antonio López, marqués de Comillas, en la plaza que llevaba el mismo nombre hasta este marzo, ante la polémica suscitada por su pasado esclavista. A las 3 semanas, el Ayuntamiento de Barcelona retiró la obra, que no tenía permiso.

Colomina siempre exhibe sus obras en la vía pública, en zonas próximas a monumentos, y siempre bajo la apariencia cromática de un rojo intenso para atraer la atención de los viandantes.