Pacto de gobierno

Oriol Bossa (ERC) releva a Lídia Muñoz (Comunes) como alcalde de Sant Feliu

Bossa se convierte en el primer alcalde independentista de la capital del Baix Llobregat

Oriol Bossa (ERC) releva a Lídia Muñoz (Comunes) como alcalde de Sant Feliu

Oriol Bossa (ERC) releva a Lídia Muñoz (Comunes) como alcalde de Sant Feliu / TWITER

1
Se lee en minutos
EFE

El hasta ahora primer teniente de alcalde de Sant Feliu de Llobregat, el republicano Oriol Bossa, ha relevado este sábado a Lídia Muñoz, de Sant Feliu-En Comú Podem, como alcalde de la ciudad, tal y como estaba previsto en el pacto de gobierno alcanzado en 2019.

Bossa, que se ha convertido en el primer alcalde independentista de la capital del Baix Llobregat desde la recuperación de la democracia, ha sido investido en un pleno extraordinario gracias a los votos de los dos partidos de gobierno -ERC y Sant Feliu-En Comú Podem-, que no tienen mayoría absoluta, y Tots Som Sant Feliu, la marca local de Junts, que esta semana sellaron un acuerdo para facilitar el relevo.

Nacido en Barcelona en 1980 y vecino de Sant Feliu desde 1986, Bossa, es licenciado en Ciencias Políticas y de la Administración y milita en ERC desde 2003.

En su primer discurso como alcalde, Bossa ha agradecido a la alcaldesa saliente su dedicación en los últimos tres años, especialmente durante los momentos más duros y complicados de la pandemia, así como su talante personal, "que ha hecho posible en todo momento el entendimiento".

Noticias relacionadas

Asimismo, ha destacado que su nombramiento ha sido fruto de un "acuerdo político amplio" entre ERC, Sant Feliu-En Comú Podem y Tots Som Sant Feliu. "Quiero reivindicar que no es la primera vez que ERC ostenta la alcaldía de Sant Feliu, ya lo hizo entre 1936 y 1939 y fue un golpe de Estado fascista quien le usurpó la alcaldía", ha recalcado Bossa.

El nuevo alcalde, que se ha comprometido a representar a todos los vecinos del municipio "vengan de donde vengan, hablen la lengua que hablen y piensen como piensen", ha subrayado que Sant Feliu "vive un momento dulce" por el inicio de las esperadas obras de soterramiento de las vías del tren y ha señalado que ahora tiene el reto de construir la ciudad del futuro.