Cruce de informes

Una playa con bandera azul de Barcelona es la que tiene más microplásticos de Catalunya

La calidad del agua de los arenales que reciben el distintivo internacional debe ser "excelente", pero uno de la ciudad multiplica por tres la media de materiales que se encuentran en la costa catalana

La playa de Sant Sebastià de Barcelona.

La playa de Sant Sebastià de Barcelona. / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

2
Se lee en minutos
Alexandra Costa

Una de cal y... otra de arena. Hace dos semanas, cuatro de las nueve playas de Barcelona recibieron banderas azules por parte de la Fundación Europea de Educación Ambiental (FEE). Esta distinción reconoce el buen estado de las aguas y una seguridad óptima para los bañistas, así como las que tienen un alto nivel de servicios. En este sentido, Catalunya tendrá este verano 94 arenales con bandera azul y las costas españolas, 621, seis más que el año pasado. Sin embargo, ahora es cuando viene el jarro de agua fría: una de las playas con este distintivo internacional es también una de las más contaminadas por residuos plásticos de Catalunya.

Los criterios para obtener una bandera azul se revisan y consensúan anualmente a nivel internacional. Respecto a la calidad del agua, la FEE explica que toma muestras de forma periódica. Todas ellas "deben ser excelentes durante la temporada de baño anterior y deben cumplir la Directiva de Tratamiento de Aguas Residuales Urbanas", explica la organización.

Esta es la playa con más microplásticos de Catalunya

Una de las cuatro playas de Barcelona que este verano gozan de este reconocimiento es la de Sant Sebastià, la más antigua y la más grande de la ciudad, con 660 metros de longitud. Sin embargo, un estudio afirma que es una de las más contaminadas con plásticos flotantes. En concreto, registra entre 1,4 y 2 residuos por metro cuadrado, mientras que la media catalana oscila entre los 0,44 y 0,87.

Así lo reflejan los resultados del estudio Cargas de microplásticos flotantes en la costa reveladas a través de la ciencia ciudadana, publicado en la revista científica 'Environmental Research Letters'. El estudio fue realizado por miembros del Grupo de Investigación Consolidado (GRC) en Geociencias Marinas de la Facultad de Ciencias de la Tierra de la UB, con la colaboración de la ONG Surfrider Foundation Europea. En concreto, recogieron materiales de más de 0,3 milímetros flotantes entre octubre de 2020 y junio de 2021 en 12 playas catalanas, cinco de las cuales en Barcelona.

12 playas analizadas: la más limpia está en Girona

Un grupo de voluntarios salía a navegar con embarcaciones a remo por la costa y, con diferentes redes de varios grosores, recogía los residuos que encontraba. La gran mayoría de los plásticos que se acumularon fueron fragmentos y láminas originados por la ruptura de piezas de plástico de mayor tamaño, precisa el estudio. Después, el 11% fueron espumas y filamentos, de envases de plástico y de la actividad pesquera.

Noticias relacionadas

El estudio muestra como la playa Nova Icària de Barcelona es la segunda más contaminada con residuos plásticos, con 1,08 materiales por metro cuadrado. Los expertos también evaluaron la calidad del agua de los arenales de la Barceloneta y Mar Bella, pero el podio lo completa la playa de Llevant, donde la cantidad de plásticos es de 0,60 en la misma superficie del agua.

Por otro lado, las aguas más limpias están en la Costa Brava. Concretamente en la playa de Llançà, en Girona: solo tiene entre 0,07 y 0,08 microplásticos por metro cuadrado.