Entrevista

Ada Colau: "Yolanda Díaz es lo que se necesita en tiempos de crisis y sufrimiento"

  • "En 2019, nunca tuve la sensación de que alguien supiera algo que tuviera influencia en lo que estábamos hablando"

  • "He renunciado a más de 350.000 euros que me tocaban aparte del sueldo por dietas que todos los alcaldes anteriores han cobrado"

Ada Colau: "Yolanda Díaz es lo que se necesita en tiempos de crisis y sufrimiento"

FERRAN NADEU

7
Se lee en minutos
Albert Sáez
Albert Sáez

Director de EL PERIÓDICO

ver +
Toni Sust
Toni Sust

Periodista

ver +

El anuncio de su candidatura coincide con el anuncio de la nueva plataforma Sumar de Yolanda Díaz, ¿se sumarán ustedes? La sintonía es absoluta y total. El tipo de liderazgo que está impulsando Yolanda Díaz es lo que se necesita en tiempos de crisis y sufrimiento. Creo que es la mejor ministra del Gobierno y la mejor ministra de Trabajo de la historia de España. Ha logrado diálogo social hasta un punto que nunca nadie había conseguido, poner de acuerdo sindicatos y patronal para realizar la reforma laboral que se había comprometido a hacer, tiene un estilo de hacer política que es muy dialogante, muy transversal, que es lo que nos inspiró a nosotros cuando creamos Barcelona en Comú y entronca totalmente con el planteamiento de Yolanda y creo que será un proyecto de éxito y evidentemente nos tendrá a su lado.

Podemos debe actualizarse para sumar más gente

¿Podemos ha dejado de ser un instrumento útil? Los proyectos políticos deben ir actualizándose. No existe un proyecto político estático. Si es estático, fracasa. Claramente, el proyecto debe actualizarse y además actualizarse para sumar mucha más gente, no sólo unir Podemos sino también otras fuerzas y otras personas que ahora piensen que ésta puede ser una propuesta necesaria.

Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, posa durante la sesión fotográfica en la Clariana de las Glòries. / FERRAN NADEU

¿Cómo han sido sus relaciones con el gobierno de Pedro Sánchez? Se han arrancado algunos compromisos no sin dificultad. Por ejemplo, la famosa ley que nosotros pusimos como condición del pacto de gobierno para regular los alquileres y garantizar el derecho a la vivienda, está costando más de lo que nos gustaría. Pero, finalmente, está llegando el trámite final y debemos estar muy vigilantes para que efectivamente regule el precio del alquiler, sabemos que el partido socialista es muy sensible a las presiones del sector inmobiliario. Con los fondos europeos, estamos trabajando bien. Es un contexto de oportunidad en todas las administraciones. Hay un tema pendiente que es el Besòs, que es la zona de Catalunya con indicadores de vulnerabilidad más elevados y la zona más densa que lleva demasiados años esperando y que ahora es el momento.

Debemos estar muy vigilantes para que efectivamente regule el precio del alquiler, sabemos que el partido socialista es muy sensible a las presiones del sector inmobiliario

¿Y con el gobierno de Aragonés que se formó hace justo un año? Respecto a mandatos anteriores, la cordialidad ha crecido notablemente, cosa que agradecemos y permite una relación más estable y respetuosa con el presidente de la Generalitat y con el conjunto del gobierno. Ha descendido la tensión. Hay muchos deberes pendientes que no se están afrontando y eso me preocupa. Como alcaldesa, lo que me toca es llevar los temas pendientes de la Generalitat en Barcelona que son muchos. Aragonès aceptó algunos, pero no se han cumplido. En vivienda no se ha hecho nada, ni siquiera los mínimos que se nos dijo. Es evidente que el tema del sinhogarismo, de los desahucios, de la creación del parque público, no es un problema de Barcelona. A mí me decepciona también en emergencia climática. Veo que no se acaba de asumir el tema de las renovables. En Barcelona hemos creado una comercializadora pública de electricidad. La Generalitat tiene mucha más fuerza para crear una empresa pública de energía y se está viendo lo necesario que es con la geopolítica actual. En el tema educativo también, 9 de cada 10 euros para mejorar las escuelas de Barcelona los está poniendo el Ayuntamiento de Barcelona cuando la competencia principal en educación es de la Generalitat de Cataluña y llevamos años y años de recortes. Veo que hay demasiados temas pendientes que son fundamentales.

La Generalitat tiene mucha más fuerza para crear una empresa pública de energía

Visto el desenlace de las elecciones de 2019, ¿no le sorprendió que Ernest Maragall no se enrocara en el enfado y colaborara desde el primer momento pactando los grandes temas? Lo agradezco. Se lo he dicho a Ernest Maragall en público y en privado. Yo le ofrecí directamente que entrara en el gobierno, quería un gobierno amplio de izquierda, él dio prioridad a gobernar con Junts per Catalunya. Creo que es un veterano de la política, lleva décadas dedicado a la política profesional, y es posible que sea muy consciente de que para tener relevancia tienes que participar del gobierno de alguna manera, que desde la oposición es más difícil.

¿Que entrara siendo alcalde quién? Le dije que teniendo 10 concejales ambos habláramos de las fórmulas posibles. No entraré en cuáles. Pero él no lo quiso considerar en ninguna opción porque quería pactar con Junts, y solo sumaba 15 concejales. Yo con el PSC, 18.

Nunca tuve la sensación de que alguien supiera algo que tuviera influencia en lo que estábamos hablando

En esos días, ¿tuvo la sensación de que alguien sabía algo que no debía? Nunca. Estas informaciones del caso Pegasus: nunca tuve la sensación de que alguien supiera algo que tuviera influencia en lo que estábamos hablando. Ya hemos anunciado que el ayuntamiento se personará (en la causa sobre espionaje), somos los primeros interesados en que se aclare.

¿En algún momento pensó en renunciar a los votos de Valls? Fueron días complicados, tensos. Nunca imaginé esa situación, han pasado tres años y algunos siguen en eso y no han pasado página, yo tengo mucho trabajo como alcaldesa, debo pensar en la ciudad y en el futuro. Nunca dudé de que tuviera todo el derecho y la legitimidad para optar a la alcaldía con 10 concejales, los mismos que Maragall.

Si esta vez no logra ser alcaldesa, ¿abandonará la política? Me presentaré a las elecciones con la voluntad de ser alcaldesa y de ganar, pero no sólo con la voluntad y el deseo, sino que creo firmemente que tenemos muchos elementos para ganar y ganar con muchos más apoyos. Sinceramente, aparte de que los últimos barómetros así lo dicen, el único modelo de lo que se está hablando en la ciudad es el que hemos propuesto nosotros. Me presento para ganar, no me estoy planteando en absoluto ir a perder. Me planteo ganar las elecciones y ser alcaldesa de la ciudad.

No estoy pensando después en hacer carrera política en otras instituciones

Noticias relacionadas

Y después, ¿abandonar la política o ir a otras administraciones? La política en términos generales no la abandonaré nunca. Voy a participar siempre de la política, pero no estoy pensando en qué será de mi vida dentro de cinco años. Mi compromiso es ser alcaldesa de Barcelona dos mandatos que ahora he decidido alargar uno más para consolidar un proyecto de ciudad en el que creo y no voy a repetir. Tres mandatos son suficientes para consolidar este proyecto y esto es lo que ahora tengo pensado. No estoy pensando después en hacer carrera política en otras instituciones. Yo, de momento, no me planteo nada más.

He renunciado a más de 350.000 euros que me tocaban aparte del sueldo por dietas que todos los alcaldes anteriores han cobrado

El código ético de Barcelona en Comú decía que si alguien es imputado debía cesar su cargo. ¿Tenía sentido que fuera tan exigente? Hicimos un código ético de lo que estoy orgullosa y creo que era necesario porque veníamos de años y años de casos de corrupción gravísimos, especialmente en Convergència i Unió y en el Partido Popular. Este código ético ha sido útil y quiero reivindicarlo porque, por ejemplo, como alcaldesa he renunciado a más de 350.000 euros que me tocaban aparte del sueldo por dietas que todos los alcaldes anteriores han cobrado. Y yo no los he cobrado. Y creo que esto está bien en la medida en que, efectivamente, la labor pública debe estar bien pagada y debe permitir tener las condiciones de vida cubiertas. Pero también era importante en un momento en el que había habido tanta corrupción demostrar que no estás aquí para enriquecerte, sino que estás aquí por compromiso público. Aquel código ético estaba pensado para los casos de corrupción por enriquecimiento personal o por financiación ilegal de partidos que son los escándalos que hemos tenido tanto en Catalunya como en España. En ninguna de las querellas se nos acusa ni de enriquecimiento personal ni de financiación ilegal de partidos. En ese momento no se hablaba tanto de esta tendencia de utilizar la justicia para proteger intereses económicos y deben generarse nuevas herramientas para tipificar qué es el lawfare, ese mal uso de la justicia.