'Urban trail'

Salomon Run Barcelona 2022: horario y recorrido de la prueba

La prueba recorre los lugares más emblemáticos de la montaña de Montjuïc y este año recupera el paso por dentro del Estadio Olímpico

Salomon Run Barcelona 2022: horario y recorrido de la prueba
4
Se lee en minutos
El Periódico

Los corredores populares, y más concretamente aquellos que son aficionados a las pruebas del estilo 'Urban Trail' -apelativo que sirve para denominar ese tipo de carreras que se celebran dentro de el entorno urbano de una ciudad, pero que guarda cierto espíritu análogo a las pruebas de montaña-, tienen una cita ineludible el próximo domingo en la Salomon Run Barcelona.

Noticias relacionadas

Con un recorrido de poco más de 10 km, pero con más de 300 metros de desnivel positivo, el principal atractivo de la prueba al que la ex marca patrocinadora de Kilian Jornet da su nombre, es el de ir conectando los lugares más emblemáticos de la montaña de Montjuïc sin escatimar por ello el tener que pisar cualquier tipo de terreno y dificultad técnica: habrá asfalto como en cualquier carrera urbana, cierto, pero también tocará superar casi mil escalones de subida y bajada, caminos de tierra trotando por parques municipales y hasta se recupera el paso por dentro del Estadio Olímpico Lluís Companys donde daremos una vuelta pisando el celebre tartán que tantos momentos para el recuerdo dejaron en los Juegos Olímpicos de 1992.

¿Cuándo se celebra la Salomon Run?

Tras trasladarse al mes de junio en la edición de 2021, la Salomon Run Barcelona, ya con la pandemia remitiendo, recupera en 2022 su fecha habitual y se celebrará el domingo 15 de mayo a partir de las 9 de la mañana. Estos son los horarios:

  • Salomon Run Barcelona 10k: 9.00

  • Salomon Run Vertical: 10.30

¿Cuál es el recorrido de la Salomon Run Barcelona 10k?

De la Font Màgica al Poble Español (salida a km1)

Con inicio y final en la Font Màgica de Montjuïc, la dificultad del reto que los participantes tienen por delante quedará perfectamente plasmado cuando alcen la mirada. Y es que nada más darse el disparo de salida tocará afrontar un primer kilómetro realmente exigente, comenzando con un subida vertical en varios tramos de escaleras hasta alcanzar el Museu Nacional d'Art de Catalunya (MNAC). Desde ahí, los corredores tendrán un pequeño respiro en forma de bajada corta y revirada que les dejará al frente de otro buen atracón de escaleras en subida hasta la entrada al Poble Espanyol, cuyo recinto acogerá a los participantes en una breve incursión por varias de sus calles engalanadas con motivos regionales.

Foixarda y Anella Olímpica (km 1 a 4)

Tras salir del recinto ferial, el siguiente cometido de los corredores será el de dar una vuelta por la zona de la Foixarda en el que, por supuesto, no faltarán los tramos de escaleras marca de la casa que aquí no son ni tan largos ni tan agónicos como los del primer km, combinado con tramos más tranquilos por camino de tierra y la calzada del la avenida del Estadi. En este sector las pendientes no son tan acusadas y se puede correr manteniendo un ritmo más o menos cómodo.

De ahí los corredores de la Salomon Run Barcelona se adentrarán por una de las zonas más icónicas de Montjuïc como es la Anella Olímpica, primero en dirección al Estadio Olímpico, en subida, y luego volviendo por la banda más cercana al espectacular Palau Sant Jordi, aquí con algunas escalones bastante fáciles que sortear.

De la Anella al paseo Olímpic (km 3,5 a 6,5)

Dejando atrás la zona pacificada y peatonal de la Anella, y tras rodear el Institut Nacional d'Educación Física de Catalunya (INEFC), será el momento de tomar el camino de tierra que rodea el campo de beisbol municipal Carlos Pérez de Rozas. Justo en esta zona podremos disfrutar del avituallamiento de la carrera que no deberíamos dejar pasar ya que la temperatura en estas fechas nos obliga a estar bien hidratados, más si toca realizar esfuerzos de gran intensidad.

Subiendo al Estadio Olímpico Lluís Companys (km 6,5 a8)

También será necesario ese pequeño descanso del avituallamiento porque luego los participantes deberán afrontar uno de los huesos de la jornada: la subida extenuante por el paseo Olímpic, que este año se dividirá en dos tramos gracias a que a mitad de camino nos brindará el privilegio de poder dar una vuelta entera sobre el tartán del Estadio Lluís Companys como si fuéramos el mismísimo Fermín Cacho.

Del Estadio Olímpico a meta (km 8 a 10)

Tras coronar el Estadio Olímpico bajaremos de nuevo en dirección al MNAC para rodearlo por detrás y, desde allí, bajar a la fuente de Santa Madrona e ir a buscar el Institut Cartogràfic, en un tramo que se adentra por los tupidos parques municipales y cuya principal dificultad estará a la hora de afrontar las irregulares escaleras en bajada que los corredores deberán tomar con suma preocupación por el peligro de resbalones o caídas.

Como fin de fiesta, un último sector de escaleras, primero de subida y luego de bajada, desde el paseo de Jean Forester hasta meta pasando justo por al lado de la Escultura Feníxia, será la última dificultad a afrontar de un circuito pensado para exprimir al corredor al máximo mientras disfruta de los múltiples joyas que nos aguarda la montaña mágica de Montjuïc.

Temas

Atletismo