Next Generation

Barcelona opta a 50 millones de euros de fondos europeos para mejorar el turismo

  • El ayuntamiento espera poder acelerar con las ayudas un total de 21 proyectos que favorecerán la descentralización y la calidad del visitante, potenciando nuevos focos de atracción

Unas turistas se fotografían desde Montjuïc, uno de los puntos que se quiere potenciar.

Unas turistas se fotografían desde Montjuïc, uno de los puntos que se quiere potenciar. / ZOWY VOETEN

4
Se lee en minutos
Patricia Castán
Patricia Castán

Periodista

Especialista en Economía local, comercio, turismo, vivienda, ocio, gastronomía y tendencias urbanas.

Escribe desde Barcelona

ver +

El modelo turístico que Barcelona quiere mejorar aprovechando el 'reset' de la pandemia encontrará un buen aliado en los fondos europeos Next Generation, de cara a acelerar algunos de los planes que (en un 90%) ya tenía previstos el Ayuntamiento de Barcelona. Con ese reto ha presentado este viernes la Estrategia de Sostenibilidad Turística en Destinos, un extenso programa de 21 actuaciones que abarca de las playas a Collserola que puede suponer inversiones de hasta 50 millones de euros. La capital catalana opta así a la convocatoria del Ministerio de Industria y Turismo para otorgar las ayudas a grandes destinos urbanos, en concreto en el marco de la Modernitzación y Competitividad del Sector Turístico. El objetivo local es claro: descentralizar el turismo y mejorar su calidad.

La iniciativa se ha presentado en el Monasterio de Pedralbes, como "ejemplo de lo que ha de formar parte del cambio de modelo turístico", ha subrayado el primer teniente de alcalde, Jaume Collboni, buscando nuevos focos de atracción. El tema es de candente actualidad, en un momento en que los viajeros han vuelto a la ciudad y con ellos algunas quejas sobre su excesiva presión en Ciutat Vella y los clásicos iconos visitables.

El edil ha enfatizado, sin embargo, que los espacios que se reaprovecharán o rehabilitarán no apuntan solo al turista, sino también al disfrute ciudadano. "Según expliquemos el modelo al exterior obtendremos un turismo u otro", ha insistido, poniendo el foco en la cartera cultural que Barcelona aún tiene por explorar en este sentido y fuera del epicentro urbano.

Territorio e innovación

Los proyectos presentados por Barcelona en el Plan de Sostenibilidad Turística en destinos (PSTD) a la convocatoria del 2022 "encajan con los ejes estratégicos" definidos en la convocatoria, que son la transición verde y sostenible, la eficiencia energética, la transición digital y la competitividad. De los 1.900 millones de partida, a Catalunya le corresponden 194 millones, y la ciudad intentará hacerse con 50, que es el máximo previsto en ese ámbito, ha detallado el concejal de Turismo, Xavier Marcé. La secretaría de Estado de Turismo y la Generalitat valorarán la estrategia y decidirán el alcance de las ayudas.

Casi todas las actuaciones seguirán adelante con o sin fondos, aunque su obtención los aceleraría y ampliaría, ha destacado Collboni. De hecho algunos están ya en marcha o listos para licitar, mientras que otros solo están plasmados en el papel. Todos pueden cumplir el requisito de estar listos antes de final de 2025, tras su asignación el próximo otoño.

El PSTD persigue impulsar la recuperación económica y la resiliencia del destino a través de la desconcentración, la creación de nuevos imaginarios y la innovación, poniendo el acento en asegurar el retorno social del turismo y la sostenibilidad de la actividad.

Entre los seis grandes objetivos figura consolidar la sostenibilidad del modelo turístico, integrándolo en la ciudad; fomentar la desconcentración territorial de la actividad turística en base a nuevos imaginarios; promover el reconocimiento y creación de nuevos contenidos basados en la cultura, la creatividad y en los valores diferenciales de la ciudad; fomentar la movilidad turística sostenible; impulsar procesos de mejora de la eficiencia energética y mitigación del cambio climático en la actividad; y potenciar la digitalización integral de la actividad y promoción turística.

Llevándolo al territorio, se pondrá el foco sobre todo en el Besòs y Collserola, el litoral y Montjuic, ha desgranado Marcé.

En las playas se prevén actuaciones para renaturalizarlas, mejorar su accesibilidad y adaptarlas al cambio climático, con 4 millones de euros. En el apartado Besòs/Collserola se estipula una inversión de 5,48 millones para dinamizar el parque natural de Collserola y la orilla del río Besòs, restaurando elementos que se consideran atractivos turísticos. Se incluyen intervenciones en el Rec Comtal-Cases de l'Aigua, con un itinerario verde para peatones y bicis, entre otros. En cambio, en Montjuïc se gastarán 10,3 millones para potenciar el parque, mejorar su accesibilidad y atractivo tanto cultural (con medidas como mejorar sus escaleras mecánicas para visitar el MNAC) como deportivo.

Movilidad reforzada

Por temáticas, otros casi 8,5 millones se han presupuestado para "integración de usos y dinámicas de la movilidad turística en el modelo de movilidad de ciudad". Abarcan potenciar el rol de la Estació del Nord como nodo de autocares turísticos, con una profunda reforma que recupere sus elementos modernistas; vehículos eléctricos para la red de Bus Turístic y una nueva regulación de la Zona Bus 4.0, sobre espacios de estacionamiento y parada, y a través de la digitalización.

Noticias relacionadas

En cuanto a desconcentración, la idea del reequilibrio urbano se amplía a otros ejes locales, que se verán beneficiados con 9,78 millones: la restauración del Parc del Laberint de Horta; el de la Ciutadella, la adecuación del Museu del Treball y la Ciutat en Fabra i Coats (ya en marcha) y una sala inmersiva para potenciar los murales del siglo XIV de la capilla Sant Miquel del Monasterio de Pedralbes, entre otros.

El ámbito de la innovación aglutina 10,46 millones, centrados en la digitalización de sector para conocer exactamente los intereses del viajero y sus movimientos gracias al Big Data, ha añadido Marcé. Estas actuaciones serán lideradas por Turismo de Barcelona.