Visitas distintas

Open House Barcelona 2022: Los 7 lugares ocultos de la capital catalana

Estos espacios singulares suelen estar cerrados al público

Open House Barcelona 2022: Los 7 lugares ocultos de la capital catalana
3
Se lee en minutos
Gisela Macedo

Entre el 9 y el 15 de mayo, se puede visitar con la guía de un experto siete espacios singulares de la ciudad de Barcelona, que normalmente no están abiertos al público. Las organiza el 48H Open House Barcelona, en el marco de su programa ‘Espais Ocults’, con motivo del ‘Festival d’Arquitectures 2022’.

La inscripción a las visitas es gratuita, y se puede realizar a través de la página web oficial desde el día 6 de mayo. Así, los visitantes podrán conocer el patrimonio histórico más desconocido de la capital catalana.

Estos son los siete lugares secretos que figuran en el programa:

Sanatorio Antituberculoso de Collserola

Se trata de un edificio modernista del antiguo sanatorio antituberculoso, situado en el barrio de Can Rectoret, en Collserola. Fue diseñado por el arquitecto Joan Rubió i Bellver, y construido entre 1903 y 1905.

Este brillante ejemplo arquitectónico ha quedado en estado de abandono y, a pesar de ser una pieza patrimonial de gran valor en Vallvidrera, es muy desconocido para la mayoría de la población.


/

Casa Tosquella, en Sarrià

Fue un encargo del comerciante Antoni Tosquella al maestro de obras Juan Caballé, para construir su casa de verano en 1889. Es un edificio modernista considerado Monumento Histórico y Bien Cultural de Interés Nacional (1974). Tras ser desocupado, en 2021lo compró el Ayuntamiento de Barcelona. 

La Casa Tosquella se la encargó en 1889 el comerciante Antoni Tosquella al maestro de obras Juan Caballé como casa de verano

/ EP

Taller Masriera, en el Eixample

Es uno de los edificios emblemáticos que esconde la ciudad. De estilo neoclásico, es obra del arquitecto Josep Vilaseca i Casanovas, y se construyó en 1882 para que funcionara como taller de pintores y escultores. 

El Taller Masriera, en la calle Bailen.


/ JOAN PUIG

Interior de la presa de Vallvidrera

La construcción de este pantano se inició en 1850 con el objetivo de recoger las lluvias de un territorio de más de 135 hectáreas de bosque. Obra del arquitecto Elies Rogent, es un ejemplo de presa de arco de gravedad, con 50 metros de longitud, tres de ancho y 15 de alto.

El pantano de Vallvidrera


/ JOAN CORTADELLAS

Centro de colecciones del Museo de Historia de Barcelona, en la Zona Franca

El Centre de Col·leccions de la Zona Franca es el espacio donde el Museo de Historia de Barcelona (MUHBA) clasifica y conserva miles de objetos de interés históricoartístico relacionados con el pasado de Barcelona y hallazgos arqueológicos procedentes de las excavaciones de toda la ciudad. Situado en un edificio de 5.000 metros cuadrados, el centro incluye el archivo arqueológico y el espacio de reservas, que comprenden hasta 26 salas de conservación con unos niveles térmicos, de humedad y de ventilación diferenciados de acuerdo con los materiales que contienen.

Centro de colecciones del MUHBA, en la Zona Franca.

/ Ajuntament de Badalona

Almacén municipal de Canyelles

Noticias relacionadas

Aquí se conservan algunas de las piezas más icónicas del paisaje urbano de Barcelona, fragmentos de edificios históricos, esculturas retiradas o pendientes de colocación y varios elementos singulares pendientes de restauración.


/

La Casa de la Premsa, en Montjuïc

Es uno de los palacios se construyó con motivo de la exposición Universal de 1929, para alojar el centro de prensa de la misma. Fue obra del arquitecto Pere Domènech i Roura, quien mezcló diversos estilos, aunque el prenominante es el neomudéjar. El edificio presenta similitudes con respecto al Hospital de Sant Pau, que ideó el padre d Pere Domènech, Lluís Domènech i Montaner. Posteriormente fue la sede de la Guardia Urbana de Barcelona, pero actualmente está en desuso.

Fachada de la Casa de la Premsa, en Rius i Taulet, 5.

/