Previsión meteorológica

¿Qué tiempo hará para la Maratón de Barcelona 2022?

El calor será un elemento determinante a lo largo de la carrera y en el rendimiento de los corredores

¿Qué tiempo hará para la Maratón de Barcelona 2022?

Zurich Marató de Barcelona

4
Se lee en minutos
El Periódico

En la cultura del atletismo popular al aire libre, el que un corredor llegue a punto a la línea de salida y pueda disputar con todas las garantías una carrera para sacar su máximo rendimiento no es una cuestión que esté al 100% en sus manos. No nos equivoquemos, es básico y trascendental un buen plan de entrenamiento, saber cuándo toca descansar, autoimponerse una dieta que repercuta a nuestra favor, probar previamente y hasta mil veces todo el material que usaremos a la hora de competir y mentalizarse de que en este tipo de distancias no hay mejor estrategia que la que reza una sabia sentencia: "El Maratón es el arte de saber esperar".

Todo ello es clave para acabar con éxito la distancia de Filípides que es la que evoca la Maratón de Barcelona, pero no es menos cierto que todo ello queda condicionado por algunos elementos externos que son incontrolables por el ser humano, como es la posibilidad de lesionarse durante el transcurso de la carrera o, el que nos toca ahora, la benevolencia de la meteorología.

Contras: un domingo caluroso

El cambio de fecha de la Maratón de Barcelona respecto a pasadas ediciones -se suele celebrar en marzo a excepción de la edición de 2021 que, a causa de la pandemia, se trasladó a noviembre- marcará completamente el devenir en cuanto al rendimiento de los corredores. Y es que un 8 de mayo es sinónimo de temperaturas altas y gran porcentaje de humedad, algo que suele ser la kriptonita de los corredores.

No es ninguna leyenda urbana sobrevenida por ese aura, a veces real y a menudo exagerada hasta la comicidad, de que los corredores son el perfil de deportista que más se queja en el mundo. Hay estudios que inciden en cómo afecta el calor en el rendimiento de los atletas y en ellos se indica que la temperatura ideal para rendir al máximo compitiendo es de 7ºC. A partir de ahí el rendimiento se va resintiendo a medida que el termómetro se enfila.

Pues bien, este domingo se espera a la hora de salida, a las 8.00, de la Maratón de Barcelona una temperatura mínima de entre 16 y 17ºC , y una máxima antes de que se de por finiquitada la carrera a las 14.00 horas que podría podría alcanzar los 23ºC. La sensación de bochorno estará presente ya desde primera hora de la prueba.

En definitiva, será un día genial para que la gente salga a animar en las calles, pero para los corredores supone un suplicio añadido al ya aporta inherente el enfrascarse en la gesta de completar una Maratón.


/ Zurich Marató de Barcelona

A favor: el viento no será tan incordiante

Por otro lado, en un domingo de cielo semi despejado, el viento, otro de los grandes enemigos de los corredores, parece que no será tan protagonista como en anteriores ediciones. En Barcelona estamos expuestos a él en varios de los momentos más críticos de la Maratón como son en el largo ida y vuelta de Meridiana, el de Diagonal Mar y, muy especialmente, cuando afrontamos el temible tramo del Litoral, espacio abierto donde apenas hay sombra y donde se juntan los dos factores que opositan para trabar las evoluciones de los corredores como es el calor y el viento.

La previsión para este año indica que el viento será entre moderado y flojo y en dirección oeste, solo molesto en el tramo de de vuelta de Diagonal Mar que va del kilómetro 28 al 31.

Algunas recomendaciones

Teniendo una carrera que se disputará en un día de calor, y teniendo en cuenta que la mayoría de corredores han hecho su preparación en meses más frescos, el cambio a correr en un día de calor puede resultar problemático y, dependiendo de como se afronte, hasta peligroso. Por eso es necesario cumplir con unas pautas para asegurar que vamos a disfrutar de un Maratón sin más incidencia que al de acumular miles de zancadas sobre el asfalto.

Noticias relacionadas

La primera recomendación es la de evitar cualquier sobreesfuerzo, si vemos ya de buen principio que el calor aprieta, la mejor estrategia es la de bajar un poco el ritmo de carrera que teníamos previsto -hay hasta aplicaciones que te permiten calcular cuál sería la equivalencia de tu ritmo según la temperatura en el exterior- y buscar otro que nos resulte más cómodo aunque eso signifique tener que sacrificar un crono preestablecido. Y es que una Maratón no se calcula tanto en el tiempo a cubrir los 42,195 kilómetros como en el esfuerzo percibido.

Será primordial también no saltarse ninguno de los 15 avituallamientos de carrera que hay repartidos por el recorrido a partir del kilómetro 5. En todos ellos encontraremos agua e isotónica, y a partir de mitad de carrera algunos repartirán geles y fruta. Pero tan importante es estar bien hidratado durante la carrera como hacer ese mismo ejercicio los días previos a la carrera. Y es que en una maratón es tanto la aventura del día de la carrera como el camino hasta situarse en la línea de salida.