Transporte público

TMB despliega los primeros agentes violeta contra la LGTBI-fobia y el acoso sexual en la red de metro

Las siete estaciones de Santa Coloma serán las primeras que dispondrán de esta figura encargada de prevenir y atender cualquier incidencia vinculada con la violencia sexista

Dos agentes violeta de TMB, en la parada de metro de Fondo de la L9, este miércoles

Dos agentes violeta de TMB, en la parada de metro de Fondo de la L9, este miércoles / Ferran Nadeu

2
Se lee en minutos
Carlos Márquez Daniel
Carlos Márquez Daniel

Periodista

Especialista en Movilidad, infraestructuras, política municipal, educación, medio ambiente, área metropolitana

Escribe desde Barcelona

ver +

Admitir el problema, darle visibilidad, es seguramente el primer paso en el largo camino hacia su erradicación. La LGTBI-fobia, un nombre tan complicado como difícil de asimilar, es un fenómeno sin orden alguno, aleatorio, caótico, inadmisible. Como también lo es el acoso sexual. Por eso es tan importante exponerlo, arrojar luz como la que desde el 2 de mayo pretende iluminar las siete estaciones de metro de Santa Coloma de Gramenet, donde TMB, en colaboración con el consistorio colomense, inicia una prueba piloto con una brigada de agentes violeta que atenderán y estarán pendientes de cualquier expresión de violencia sexista.

Los datos facilitados semanas atrás por el Observatorio contra la Homofobia (OBH) evidencian la urgencia de intervenir en espacios públicos, sobre todo aquellos con más rincones sin vigilar o con más lugares vulnerables. Como sucede con el suburbano. Según este organismo, en el primer trimestre de 2022 se han producido en Catalunya 70 incidencias vinculadas con la LGTBI-fobia, un 105,9% más que en el mismo periodo del año anterior. Si se analiza solo la transfobia, el incremento es de 136%. Eugeni Rodríguez, presidente del observatorio, defendía el 13 de abril la necesidad de "detener esta violencia y de revertir estos datos de manera urgente e inmediata".

Protocolo propio

TMB dispone de su propio protocolo desde mayo de 2021, un documento que plantea una serie de medidas para implementar en el metro, en el bus y también dentro de la propia empresa. En este caso, el impulso de los agentes violeta nace de la iniciativa del Ayuntamiento de Santa Coloma de Gramenet, que ya ha desplegado esta figura por otros puntos del municipio. Se empezará por las siete estaciones de la ciudad y la idea es ir extendiéndolos por toda la red de metro. Estos profesionales, que previamente habrán superado un proceso de formación, darán atención a las personas que hayan sufrido cualquier tipo de acoso o que hayan sido víctimas de violencia machista. También se encargarán de derivarlas hacia las autoridades competentes.

Noticias relacionadas

Serán, tal y como ha explicado este miércoles Laia Bonet, presidenta de TMB y concejala de Movilidad, "el primer punto de apoyo a las víctimas" en un transporte público que debe ser, ha sostenido, "un lugar seguro para todos los viajeros, con independencia de su orientación sexual o género". Esta red de agentes violeta se suma a otras iniciativas que tienen el año 2025 como horizonte, como es la instalación de cámaras (a día de hoy ya hay más de 8.000 en trenes y estaciones) con transmisión en tiempo real, revisar y mejorar la iluminación de las instalaciones, e incluir la videovigilancia en los autobuses, un proyecto ya iniciado que según TMB finalizará en el primer trimestre de 2023.

La alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet, Núria Parlon, ha hecho referencia, durante la presentación en la parada de Fondo de la L9, a las otras iniciativas ya en marcha en el municipio y ha celebrado que la ciudad sea "población de referencia en la lucha contra las violencias machistas y LGTBI-fóbicas" a través de la red 'Santa Coloma, Xarxa Violeta' en la que colaboran más de 300 establecimientos y entidades. La Unión Internacional del Transporte distinguió a TMB el pasado mes de febrero por su trabajo en la lucha contra la discriminación, el acoso sexual y la LGTBI-fobia. Este organismo otorgó su máximo galardón al operador metropolitano en la categoría de 'Diversidad, inclusión e igualdad de género'.