Nuevo enfoque

Así serán los nuevos patios de los colegios en Barcelona

  • Alumnos, profesores y familias de 17 centros participan en el proyecto, que se ejecutará en verano

  • Los nuevos espacios tendrán más verde, serán más coeducativos y el deporte "no condicionará" los juegos

Ferran Nadeu

6
Se lee en minutos
Montse Baraza
Montse Baraza

Periodista

ver +

Patios más verdes, más diversos, más coeducativos y abiertos al barrio. Con esta filosofía, Barcelona avanza en su objetivo de rediseñar los patios de sus escuelas. Un total de 17 centros públicos participan en el programa 'Transformem els patis' por el que alumnos, profesores y familias se han implicado en el proceso de decidir cómo quieren que sea el patio. Con ellos serán ya 40 las escuelas de la ciudad que han modificado estos espacios vitales para los alumnos.  

La alcaldesa, Ada Colau, ha presentado este miércoles, desde el patio de la escuela de La Concepció, una de las participantes en el proyecto, las novedades de este programa. Acompañada del concejal de Educación, Pau Gonzàlez, y del director del colegio, Francesc Grau, ha sido testigo de cómo alumnos de 5º de primaria han explicado cómo han trabajado en el rediseño de su patio. "Todos los alumnos hemos hecho aportaciones. Recogimos todas las ideas en un documento y se lo enviamos a los arquitectos", ha explicado Gina, una de las encargadas de ir tomando nota de las propuestas de los estudiantes. Propuestas que reclamaban, según ha detallado su compañero Marcel, "mucho verde", "juegos" y una zona de arena. "También pidieron un rocódromo y columpios, pero no podía entrar todo. Pero lo que se ha hecho, está bastante adaptado a nuestra opinión", ha añadido Gina, todo sentido común. "Será un cambio muy grande y será mejor para todos, desde P-3 hasta 6º de primaria. Quedará muy chulo", ha añadido convencida.

Colau ha hecho hincapié en el valor de la participación de los niños. "Es un ejemplo de la ciudad que queremos. No queremos adultocentrismo. Queremos que los niños sean protagonistas. Son ciudadanos de pleno derecho y tienen mucho a decir para hacer la ciudad más humana y más sostenible". Para la alcaldesa, teniendo en cuenta que los alumnos pasan mucho tiempo de su vida escolar en el patio, "es lógico invertir para que estos espacios sean más plurales, más saludables y que permitan otras maneras de interaccionar, no solo la deportiva".

Por su parte, el director de la escuela ha asegurado que tras las obras el nuevo patio "no tendrá nada que ver" con el viejo. "Será más jugable, más coeducativo, más diversos y con más posibilidades". Y ha apuntado que este cambio físico obligará al centro a introducir cambios metodológicos para aprovechar los nuevos espacios.

Propuesta dibujada por los alumnos y familias de la escuela de la Concepción para rediseñar el patio del centro.

/ El Periódico

Criterios comunes

La transformación del patio de La Concepció se ha hecho recogiendo las opiniones de su comunidad educativa pero también siguiendo unos criterios que deberán ser comunes a todos los centros y que han definido el ayuntamiento junto al Consorci y el apoyo del Instituto Infancia y Adolescencia. Criterios que velan para que estos espacios tengan una perspectiva educativa, lúdica, feminista y ambiental.

Y ¿cómo serán los nuevos patios? Pues, en primer lugar, deberán favorecer relaciones igualitarias con la diversidad de géneros, orígenes culturales, capacidades y edades y posibilitar una "gestión positiva" de los conflictos.

Los niños se deberán corresponsabilizar en su cuidado.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, conversa con alumnos y alumnas de quinto de primaria de la Escola Concepció esta mañana.

/ Ferran Nadeu

Asimismo, estos espacios deberán ofrecer diversidad de actividades lúdicas, creativas y de juego al aire libre y compartido. Deberán garantizar el contacto de los niños con la naturaleza, el verde, la tierra, la arena y el agua, por lo que tendrán el máximo número de elementos naturales.

Deberán ser confortables, funcionales y accesibles. También tener una distribución de espacios equitativa y con ambientes diversos. En cuanto a su conexión con el barrio, estos espacios deberán favorecer usos diversos para "hacer comunidad" fuera del horario escolar.

Un espacio novedoso en el rediseño de los patios es el ágora; una zona donde los niños pueden sentarse, hablar y realizar actividades juntos. "Es un cambio que está teniendo mucho éxito en las escuelas que lo han incorporado. Favocere la comunicación", ha apuntado la alcaldesa.

En base a estos criterios, los patios deberán incluir materiales naturales, fuentes y juegos de agua. También árboles y vegetación en número suficiente para crear un espacio natural, con volumen de verde. Asimismo, este espacio deberá tener espacios de sombra. Los diseños deberán contemplar espacios de pavimento blando y al tiempo asegurar espacios para la educación física y deporte.

El condicionante del fútbol

Precisamente uno de los aspectos que llama más la atención de los nuevos patios es la desaparición o reducción del tradicional espacio central destinado a la práctica de fútbol o baloncesto. En el caso de La Concepció, este espacio desaparece porque el centro cuenta con otro patio dedicado, este si, a la práctica deportiva. "Mantenemos el deporte pero no hipotecamos espacio. Y no habrá un espacio donde solo unos pocos puedan participar", ha señalado Grau, que ha defendido que esta idea va en línea con "la mirada más inclusiva y más educativa que hace tiempo trabajamos en la escuela".

Le han dado la razón las familias, a quienes les "preocupaba" el dominio del fútbol a la hora del patio. "Nos preocupaba porque el deporte hipoteca el espacio y condiciona a los niños que no participan en este deporte. Jugar no ha de estar condicionado al deporte. Jugar es una actividad abierta", ha argumentado Ester Segarra, representante de la AFA del centro. "Que el espacio no condicione los juegos es una premisa muy compartida por las familias", ha asegurado. También Colau se ha manifestado en la misma línea: "Nos gusta que los niños hagan deporte. No queremos eliminarlo, pero los patios han de ser más plurales".

Así, teniendo en cuenta los criterios generales y los deseos puntuales de la escuela, el nuevo patio de La Concepció tendrá vegetación, un huerto urbano, una isla central de tierra, un ágora de madera y una parte de pista pavimentada para juegos como la 'xarranca'. "Nuevos elementos que darán oportunidad de realizar otras actividades", ha subrayado Segarra, madre de dos alumnos de la escuela.

40 patios renovados

El programa 'Transformem els patis', impulsado por el Ayuntamiento de Barcelona y ejecutado por el Consorci d'Educació de Barcelona, cuenta este curso con un presupuesto de 3,5 millones de euros. Durante el curso lectivo, los centros elaboran sus diseños. Será en verano, aprovechando el parón escolar, cuando se realizarán las obras que convertirán esos proyectos en realidad.

Noticias relacionadas

Las 17 escuelas implicadas este curso en la renovación de los patios son, además de la Concepció, la Castella, Tibidabo, Mercè Rodoreda, Rubén Darío, Mas Casanovas, Enric Granados, Mirades, Aldana, Gayarre, Mossèn Jacint Verdaguer, Sant Joan de la Creu, Elisenda de Montcada, Molí de Finestrelles, Turó Blau, el Sagrer y la Farigola del Clot. Además de estas 17, en verano las escuelas de Les Aigües y Pau Casals también ejecutarán una segunda fase de obras en sus patios.

El plan de transformación de los patios de las escuelas de Barcelona empezó en 2019 en el marco de un proyecto europeo para crear patios refugio en las escuelas. Entre 2019 y 2020, un total de 11 centros participaron en ese programa. En el curso 2020-21, ese proyecto se amplió y se transformó en un plan para incorporar progresivamente a todas las escuelas públicas de la ciudad. Se sumaron entonces otros 12 centros.