ACTIVIDADES FAMILIARES

Tibidabo: las 10 atracciones imprescindibles del parque de atracciones de Barcelona

Ofrece rincones clásicos, otros con emociones fuertes, experiencias virtuales y terror

Aspecto general del Tibidabo con la noria, la atalaya, el carrusel y la basílica al fondo.

Aspecto general del Tibidabo con la noria, la atalaya, el carrusel y la basílica al fondo. / MÒNICA TUDELA

6
Se lee en minutos
Eduardo de Vicente
Eduardo de Vicente

Periodista

ver +

Uno de los mejores lugares de Barcelona para pasar el día en familia es el Parque de Atracciones del Tibidabo, que ofrece más de una treintena de atracciones para todas las edades, un festival de emociones para compartir entre adultos y niños. Hace unas semanas que ha reabierto sus puertas y, ahora que parece que el buen tiempo vuelve, es el momento ideal para visitarlo. Es aconsejable preparar previamente la visita y visitar su página web para diseñar nuestro paseo en función de lo que queramos experimentar. Bienvenidos a un mundo mágico repleto de sensaciones.

El Castell dels Contes es uno de los rincones más emblemáticos del parque.

/ RICARD CUGAT

HORARIOS Y PRECIOS

Hasta junio abre los fines de semana y, desde finales de ese mes hasta que llega septiembre, de miércoles a domingo. Siempre abre a las 11 de la mañana y el horario de cierre oscila entre las 20 y las 22 horas, según la época del año. Se puede acceder en coche particular (recomendamos reservar plaza en el aparcamiento, 13 euros todo el día), en los autobuses lanzadera (desde plaza Kennedy, Sant Genís o la estación Barcelona Nord) que te llevan hasta el funicular (la nueva Cuca de Llum, desde la plaza Doctor Andreu), ambos incluidos con la entrada. Los precios van desde los 10,50 (mayores de 60) a los 35 euros (adultos) pasando por los 14 (niños de menos de 120 cm.) y hay descuentos para familias monoparentales y numerosas, así como abonos. Descubramos las 10 atracciones que no nos podemos perder.

CLÁSICOS

EMBRUIXABRUIXES

Fue la primera gran atracción del parque donde permanece desde 1915 cuando nació con el nombre de Ferrocarril aéreo y consiste en una cesta que viaja suspendida en un carril en el aire. Desde entonces ha sido renovada en varias ocasiones y ahora contiene, en su recorrido interior, luces leds, hologramas y retroproyecciones ya que, durante nuestro itinerario, atravesaremos un par de túneles en los que se esconden diversos juegos de luces y alguna que otra sorpresa. Un tren de la bruja flotante. 

En esta atracción viajaremos en una vagoneta suspendida en el aire.

/ TIBIDABO

TALAIA

Acaba de cumplir su centenario, ya que fue inaugurada en 1921 y nos permite elevarnos a 550 metros por encima del nivel del mar. Desde allí contemplaremos unas vistas auténticamente alucinantes de Barcelona, quizás el punto más alto desde donde podemos verla. Nos dejan un rato arriba para que las disfrutemos. Eso sí, quienes padezcan vértigo es mejor que se abstengan de mirar hacia abajo porque impresiona mucho.

Aquí podremos contemplar espectaculares vistas de Barcelona.

/ TIBIDABO

AVIÓ

Una legendaria réplica del primer avión que hizo el trayecto Barcelona-Madrid en 1927 y el simulador de vuelo más antiguo de la historia. Es propulsado por su propia hélice y nos hace sentir como si retrocediéramos un siglo en el tiempo. Tiene una capacidad muy reducida y es de las atracciones más solicitadas por lo que recomendamos visitarla a primera hora ya que, en caso contrario, deberemos esperar mucho tiempo.

El avión es uno de los elementos más representativos del parque.

/ TIBIDABO

MIRAMIRALLS

La sala de los espejos es otro de los espacios históricos renovados. En la entrada nos ofrecen unos guantes de plástico para que podamos tantear sin hacernos daño porque ahora empieza con un original laberinto en el que hallaremos una rana que, por arte de magia, se convierte en una corona o una envidiable habitación de los juguetes hasta llegar, entre transformaciones y caleidoscopios, a la sala central. Allí encontraremos un amplio repertorio de espejos para que nos veamos reflejados más gordos, más delgados, más altos o alargados como si fuéramos pingüinos.

Una niña en uno de los espacios del salón de los espejos.

/ MAITE CRUZ

EMOCIONES FUERTES

MUNTANYA RUSSA

No hay parque de atracciones que no la tenga, a cual más espectacular, y ésta no está nada mal. Te montas en la vagoneta y emprendes una larga subida por la rampa que ya te hace ponerte a temblar. Lo que sigue son unos intensos dos o tres minutos desafiando la gravedad con caídas vertiginosas, pendientes y curvas entre árboles. Si tras la experiencia nos tambaleamos un poco, no pasa nada, es normal.

El impresionante recorrido entre los árboles de esta vertiginosa atracción.

/ TIBIDABO

DIAVOLO

Todos de pequeños nos lo hemos pasado pipa en esos carruseles con columpios con cadenas que nos hacían girar sobre nosotros mismos. Pues es prácticamente igual, pero en vuelo libre a varios metros de altura. Giros, vértigo y velocidad en una de las atracciones más sorprendentes hasta el punto que la han utilizado incluso para un anuncio de televisión.

MINA D’OR

Es el más húmedo de todos, es aconsejable llevar un poncho impermeable porque acabaremos mojados. Un recorrido por el Oeste americano montados sobre unos troncos en medio del agua. Cada uno tiene una capacidad para cuatro personas y van por orden de altura, del mayor (el que va delante) al menor. Todo va bien y es plácido hasta que empezamos a subir y nos esperan dos descensos a lo bestia, el segundo es aún peor. Por si no hemos sido previsores, al lado hay un secador gigante de pago.

Tras pasar por este recorrido acabaremos todos mojados.

/ TIBIDABO

VIRTUALES

INTERACTIBI

Una de las últimas novedades es este juego, Dark Ride, en el que nuestra misión consistirá en eliminar zombis. Para ello nos dan unas gafas y una pistola y nos sentamos en unas butacas que se mueven. Nos pasarán una película en la que vamos en un coche y llegamos a una casa al estilo de La noche de los muertos vivientes. Tanto por el camino como en la mansión los zombis nos atacarán por todas partes, son poco infantiles pero los peques no se asustan porque duran poco. Al final, podremos ver la clasificación y si figuramos entre los de más puntuación del día.

Nuestra misión en este juego consistirá en disparar a los zombis.

/ TIBIDABO

VIRTUAL EXPRESS

Un paseo en tren que antes se llamaba Tibidabo Express pero que ahora es más emocionante gracias a unas gafas de realidad virtual. El recorrido es el mismo pero ahora lo vemos diferente. Nos sentiremos junto a un elefante y un ratón animados que llevan una carretilla en una mina con muchas curvas a lo Indiana Jones y el templo maldito. Los accidentes se sucederán y acabaremos saliendo despedidos y volando en dirección a la basílica. Muy impactante.

TERROR

HOTEL KRÜEGER

El pasaje del tibiterror con actores disfrazados de personajes terroríficos que nos asustarán cada dos por tres. El botones nos explica unas cuantas normas pero, al final, ni ellos ni nosotros las cumplimos. Está recomendada a partir de 8 años pero entran más pequeños (mejor que no) y, a mitad de la travesía puedes salir y evitar la segunda parte. Frankenstein, Hannibal Lecter o la niña de El exorcista son algunos de los personajes pero también hay una habitación con unos muñecos espeluznantes. Saldremos chillando.

Varios visitantes esperan en la entrada del espeluznante Hotel Krüeger.

/ TIBIDABO

Y ADEMÁS…

Noticias relacionadas

El Tibidabo también tiene otras interesantes propuestas como el Museo de los Autómatas (con piezas con más de un siglo de vida), el Giradabo (la noria), el clásico Castell dels Contes (repleto de sorpresas), los autos de choque, los Creatibi (espacios para el juego con una sección robótica), el Dididado (cine en cuatro dimensiones), las fuentes de agua interactivas (ideales para los días de calor), el oscilante barco Piratta o varias atracciones para los más pequeños.

La noria del parque recibe el nombre de Giradabo.

/ TIBIDABO