A partir de julio

¿Cuál será la multa por fumar en las playas de Barcelona?

El ayuntamiento ha aprobado convertir en espacios libres de humo todos los arenales de la ciudad

Una mujer fumando en una playa de Barcelona.

Una mujer fumando en una playa de Barcelona. / Ferran Nadeu

1
Se lee en minutos

El Ayuntamiento de Barcelona ampliará la prohibición de fumar en todas sus playas este verano. La medida, que se ha aprobado tras la prueba piloto que se llevó a cabo el año pasado en cuatro arenales, entrará en vigor en julio.

Tras dos años con restricciones y limitaciones de aforo por la pandemia del covid, las playas de Barcelona volverán a la normalidad este verano, pero lo harán convertidas en espacios libres de humo. Entre las novedades de la temporada estival que comienza este sábado, también está la decisión de no multar a los surfistas si entran en el mar con bandera roja.

En una primera fase, entre abril y el junio, se hará una campaña informativa para dar a conocer la nueva medida y concienciar sobre sus ventajas. Pero a partir de julio entrará en vigor la nueva regulación, con el correspondiente seguimiento de la Dirección de Playas y la Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB) para "optimizar la implantación".

A su favor, argumenta el ayuntamiento, juegan los "buenos resultados" de la prueba del verano del año pasado, que habría reducido colillas y logrado el beneplácito de la ciudadanía, aduce el consistorio.

¿Cuál será a multa por fumar en las playas?

Para implantar la prohibición será necesario modificar la ordenanza municipal sobre el uso de las vías y los espacios públicos de Barcelona (OUVEP), que estará lista en verano y se ampara en lo previsto por la nueva ley estatal aprobada en el Congreso de los Diputados el 31 de marzo de 2022 sobre residuos y suelos contaminados (como la playa). Esta da margen a los consistorios para regular la limitación de fumar y sancionar su vulneración, de acuerdo con las directivas europeas.

Noticias relacionadas

Aun así, el concejal de Emergencia Climática, Eloi Badia ha indicado que las sanciones previstas son de 30 euros y se asimilan a las multas que se ponen cuando una persona fuma al lado de un parque infantil.

Además, Badia ha indicado que el estado español está estudiando una nueva legislación que contemplará esta medida, en la que Barcelona es una ciudad pionera.